Foto: Antony CúperEn un partido de escasa emoción, Sport Rosario cedió un 1-1 ante Real Garcilaso. El equipo de Marcelo Grioni dejó la sensación de poder ganarlo sobre el final, pero el cabezazo de Michel Lucana apenas le permitió rescatar el punto.

Jaime Escribens | @jaime_escribens
Redactor

El duelo de dos protagonistas de altura no generó emociones resaltables. Los goles, en sí, incorporan por definición una cuota emocionante; pero de ese extra que suele encontrarse en algunos encuentros fruto de lo peleado o bien planteado, nada hubo en Huaraz. El Rosas Pampa fue testigo de un partido, sobre todo, para la estadística, a lo sumo animado por algunos arrebatos del local en los descuentos.

Muy temprano, el juvenil categoría 1996 Johan Madrid le ganó la disputa por el balón a Oswaldo Rivas y, partiendo desde la banda derecha, se introdujo dentro del área. Con un potente zurdazo, el jugador cedido por Sporting Cristal venció la portería de Ronald Ruiz, de aceptable partido. Luego de eso, y sin ahorrar caracteres, el juego ofensivo de parte del local se limitó a algunos acercamientos intrascendentes, esto incluso a pesar de cierta complicidad de la zaga central garcilasiana, formada por Lampros Kontogiannis y Oswaldo Rivas.

Así, el primer tiempo de Real Garcilaso había sido demasiado tibio. Mejoró lo de la 'Máquina' con el ingreso de Jhonny Vidales, con quien las transiciones en ataque visitantes fueron mucho más rápidas. Por fin, el juego comenzó a darse en función de cuánto aguantaba el marcador la localía. Y entre que se amontonaban los ataques sin protagonista ni riesgo, un buen centro -casi teledirigido- de Alfredo Ramúa a la salida de un córner permitió que Michel Lucana, de cabeza, implantara la igualdad que finalmente se mantendría.

Jhoel Herrera volvió a tener trabajo en el carril derecho garcilasiano. Acá le cierra el paso a Adrianzén, quien ingresó en la visita. (Foto: Prensa Sport Rosario)  

Luego de eso, incluso quedó la sensación de que Grioni y sus dirigidos podían llevarse los tres puntos. Sin embargo, todo esto fue diluyéndose con la propia irregularidad visitante y el buen ingreso de Christian Adrianzén, quien le complicó la marca a Iván Santillán.

En síntesis, no se ofreció más de lo mínimo en el Rosas Pampa y dos equipos sin ideas sumaron una unidad. Quizá lo más destacado tenga que ver con las apariciones de nombres nuevos para el fútbol: lo de Madrid y Arrasco es confirmatorio y más bien Lucana se llevó la novedad y los flashes con su cabezazo. Pero tres golondrinas no hacen un otoño, y menos al pie del Huascarán.

Fotos: Antony Cúper; Prensa Sport Rosario


Leer más...

La ficha del Rosario 1 - Real Garcilaso 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy