Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPese a hacer todos los méritos, Cristal fue incapaz de romper el cerco defensivo de Aurich y no pasó del 0-0 en el Gallardo. El partido tuvo dos situaciones ambivalentes: el gol mal anulado a Luis Abram y el penal errado por Irven Ávila.

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Las apariencias, a veces, suelen engañar. Y esa bien podría ser la etiqueta que se rotuló Cristal en su penúltimo partido del Apertura: recibió en el Gallardo a un Aurich magullado y que a priori era presa fácil, pero su rostro fue la de un equipo que más piensa en dar vuelta a la página. Con un libreto repetitivo y que se volvió predecible con el correr de los minutos, nunca frotó la lámpara y por eso le costó quebrar la paridad en el marcador.

Qué propuso y generó situaciones, que no quede ninguna duda. Desde el minuto 1, el once de Pablo Zegarrra  salió a matar a su adversario, acaso el de más bajo rendimiento en el Descentralizado. Ray Sandoval, Gabriel Costa y Joel Sánchez, fueron los que más espacios generaron y, a su vez, los que tuvieron la capacidad para asociarse con Irven Ávila, el hombre que más insistió en el arco de Jesús Cisneros. Eso sí, sobre todo en el primer tiempo, la fortuna no le sonrió a los bajopontinos.

Así como el buen rendimiento defensivo de Aurich se erigió a partir de la performance de Cisneros, actuaciones como las de Yordi Vílchez y Gianmarco Gambetta, dentro de lo rudimentario, se fueron afianzando con el correr de los minutos. Al punto que la balanza se inclinó más para la escuadra cervecera, pero siempre tuvo un obstáculo para anotar. En función ofensiva, eso sí, lo del 'Ciclón' fue muy liviano, por lo que lo escaso que generaron Jean Pierre Archimbaud, Ricardo Buitrago y Enzo Borges casi ni despeinó a Mauricio Viana.

Lobatón se eleva para ganar el balón ante la marca santa. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

A diferencia de la primera fracción, la etapa complementaria acrecentó en vértigo y se asomó más al gol para los de La Florida. De hecho, gozó de una ocasión bien elaborada que debió concluir en el tanto de Luis Abram, quien recibió un pase en posición totalmente lícita pero que el primer asistente, Jorge Yupanqui, lo vio en fuera de juego. Un error determinante que aguó la chance de inaugurar la cuenta y que, en cierto modo, desorientó a Cristal.
Lo último, de hecho, se vio plasmado en el accionar rimense tras una falta dentro del área a Ray Sandoval, discutible, que Ávila la ejecutó desde los doces pasos pero la mandó directamente al Río Rímac. De allí en más, cualquier opción de ganar los tres puntos para Sporting Cristal se fue desvaneciendo. Y por el contrario, la asociación colectiva de Aurich se fue solidificando.

Pablo Zegarra quiso jugársela con gente fresca y por eso mandó a la cancha a Horacio Calcaterra y a Christopher Olivares, el segundo hijo de Percy Olivares que debuta en Primera División (el primero fue Percy Jr. en 2012). No obstante, todo no pasó de las ganas. Para Aurich, el 0-0 terminó siendo trascendental en pos de emerger en la tabla de posiciones, más allá de que aun cueste convencer que su rendimiento va en mejoría. En Cristal, en tanto, la apuesta tiene nombre propio en el futuro: el Torneo Clausura. Por ahora, sigue dejando demasiadas dudas.

Las Fotos

 

 Fotos: Andina, prensa Sporting Cristal


Leer más...

La ficha del Cristal 0 - Aurich 0

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy