Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comTras nueve años sin títulos, la Juventus volvió a alzar el Scudetto con un equipo sumamente regular en el que destacó el colectivo sobre lo individual. Milan, campeón la temporada anterior, luchó hasta el final en una campaña en la que el Inter decepcionó.

 

La Serie A de Italia concluyó con una imagen usual a inicios de siglo. La Juventus volvió a coronarse campeón, poniendo fin a 9 años de sequía. En una liga más pareja que en años anteriores, solo el Milan pudo competir contra los de Turín, mientras que el tercer cupo, el último que dio acceso a Champions, estuvo muy peleado por Udinese, Nápoli, Inter, Lazio y Roma. Por otro lado, el Chievo de Rinaldo Cruzado terminó en la décima posición mientras que la Fiorentina de Juan Manuel Vargas terminó decimotercera.

El campeón: Juventus

Sufrió en su momento con el descenso, pero ahora la Juventus celebra por un título del Calcio que se hizo esperar en Turín (Foto: Reuters)Tras nueve años, los bianconeri volvieron a alzarse con el título de la Serie A. La temporada fue el punto final a un calvario que vivió el equipo más importante de Italia tras el escándalo del 'Moggi gate' en el 2006, que terminó con la remoción de los dos títulos que habían ganado (2004/2005 y 2005/2006) y su descenso a la Serie B. La ‘Juve’ bregó por ascender, lo hizo al año siguiente, pero desde allí los proyectos para volver a campeonar no fueron exitosos. La llegada de Antonio Conte, un exjugador muy recordado, y la compra de jugadores importantes como Mirko Vucinic, Andrea Pirlo y Arturo Vidal, entre otros, terminó con el vigesimoctavo título de los turineses. Aparte de ello, fue una temporada para enmarcar al terminar siendo campeón invicto y con ello, un regreso por todo lo alto a la élite europea. Para destacar, sus dos victorias ante el Inter (1-2 en la fecha 10 y 2-0 en la 29), su victoria (2-0 en la fecha 6) y empate (1-1 en la fecha 26) ante el Milan y el haber sacado resultados positivos en ciudades difíciles como Nápoles, Udine y Roma. Ello hizo que los empates inesperados (como ante el Lecce en la antepenúltima jornada) no haya sido aprovechado por los demás equipos.

La revelación: Udinese

Si bien sus goles esta vez no le alcanzaron para estar al tope entre los goleadores, Antonio di Natale volvió a ser pieza clave para que el Udinese accediera otra vez a un torneo europeo (Foto: AFP)Otro equipo bianconero que hizo una buena temporada. Superó a rivales difíciles como Nápoli, Lazio e Inter para terminar con la última plaza que da acceso a la Champions. La base del equipo de Udine fue conformada por el seguro y ágil de reflejos portero Samir Handanovic, la velocidad del colombiano Pablo Armero por izquierda, la visión de Giampiero Pinzi en el medio y los goles del inacabable Antonio Di Natale. Fue muy regular durante el campeonato y más luego de su eliminación de la Europa League. Meritorio fue su empate en el San Siro 1-1 ante el Milan en la fecha 4, su racha de seis partidos invictos de la fecha 13 a la 18 que incluyó triunfos ante la Roma (2-0 en la jornada 13), el Inter en la fecha siguiente por 0-1 y empate en el Friuli 0-0 ante la Juve en la jornada 17. Su buena forma sobre el final, con cuatro victorias consecutivas (2-0 ante Lazio, 0-1 sobre Cesena, 2-0 sobre Genoa y 0-2 sobre Catania), terminaron por asegurar su regreso a la máxima competición continental pese a los pocos goles que marcó en la temporada, apenas 52.

La decepción: Inter

Mauro Zárate y una expresión que grafica la dura temporada que le tocó sufrir a un equipo que hasta hace poco fue el mejor de Europa (Foto: AFP)Lo mencionamos hace algunas semanas en un artículo cuando veíamos la irregularidad del Inter que viene desde la salida de Mourinho. Para este año, el equipo perdió a su mejor jugador, Samuel Eto'o, que decidió abandonar Milán para irse al Anzhi ruso. Pese a ello, hubo varias altas como las llegadas de los argentinos Ricardo Álvarez y Mauro Zárate y la del uruguayo Diego Forlán. Además, se mantuvo la base de años anteriores teniendo a Wesley Sneijder y Giampaolo Pazzini como usuales cartas ofensivas, aparte de al goleador Diego Milito. Con todo ello, la decepción fue tremenda desde el arranque. Para esta temporada no siguió Leonardo y en su lugar llegó Gian Piero Gasperini. El experimentado DT no llegó a tres meses en el cargo ya que las derrotas ante Palermo (4-3 en la fecha 2) y ante el Novara (3-1 en la fecha 4) dieron la voz de alarma que se terminó de consumar con el 0-3 que le endosó el Nápoli en la fecha 6. Como bombero llegó Claudio Ranieri, que duró hasta febrero de este año y que sumó unas de cal y otras de arena. Se dio el gusto de ganarle al Milan en la fecha 19, por 0-1, pero goleadas ante la Roma (4-0 en la fecha 23) y Bologna (0-3 en la fecha 25) además de la derrota 1-0 ante el Novara entre ellas, se sumó a la eliminación en Champions ante el Marseille. Como última esperanza asumió el cargo Andrea Stramaccioni, que dejó el cargo del equipo juvenil. El joven técnico italiano tuvo buenos resultados, el más memorable el 4-2 sobre el Milan en la fecha 37 que le quitó el título a los rossoneros y se lo dio a la ‘Juve’, aunque finalmente no pudo acceder a la Champions y se conformará con la Europa League la próxima temporada. La continuidad de Stramaccioni no está asegurada.

El goleador: Zlatan Ibrahimovic (Milan)

La vieja historia del Milan y los goleadores suecos encontró en Zlatan Ibrahimovic un nuevo episodio (Foto: AP)A donde va, rinde. El sueco fue por lejos el mejor jugador del Milan y en base a su coraje y entrega el equipo se mantuvo peleando por el título hasta el final. Sin dudas, la cantidad de partidos hizo mella en sus compañeros (además de las lesiones de hombres importantes como Alexandre Pato y Antonio Cassano) por lo que el sueco tuvo que vérselas casi solo, o peor aún, con un irregular Robinho. 'Ibra' terminó con 28 goles, la misma cantidad que necesitó Di Natale en la temporada anterior para ser el 'Capocannonieri'. Curiosamente, el '11' solo anotó un hattrick en toda la temporada, fue en la fecha 27 en el 0-4 del Milan sobre Palermo. Ésta fue la segunda vez que el sueco se hace con el trofeo de goleador, lo consiguió antes en la 2008/2009 con el Inter, convirtiéndose en el primer jugador que lo ganó con ambos gigantes de Lombardía.

La mejor contratación: Andrea Pirlo (Juventus)

Como todo jugador de amplia experiencia, Andrea Pirlo no tuvo mejor forma de darle la contra a las críticas sobre su edad con un buen juego y el título logrado con la Juventus (Foto: AFP)Cuando el veterano volante decidió irse de Milán con rumbo a Turín, más de uno se preguntó a qué se debía este cambio. La razón era sencilla, los rossoneros solo querían renovarle por un año mientras que la Juventus le ofreció dos. Y vaya que le salió redondo. El campeón terminó jugando a su ritmo. Pirlo no es muy veloz, pero su mente sí lo es. Fue el conductor total de su equipo, bien secundado por Arturo Vidal y Claudio Marchisio en la volante. Desde su posición de mediocentro comandó a los bianconeri y obtuvo un título más de Serie A, esta vez, no con la chompa rojinegra.

La promesa cumplida: Mattia Destro (Siena)

Esta temporada Mattia Destro dio motivo para que fuera señalado en el Calcio como una de las promesas de Italia para los próximos años (Foto: AFP)El jugador que hizo las menores en Ascoli e Inter cerró una gran temporada anotando 12 goles durante este año en que anduvo a préstamo en el recién ascendido. Cedido del Genoa, el delantero italiano fue clave para que su equipo mantenga la categoría y supo entenderse bien con Calaio en la delantera. Su buena actuación ha llevado a que esté incluido en la primera lista de convocados para la Euro por Italia. Si bien es poco probable que vaya a la cita continental, sin dudas fue el año de su despegue. Habrá que ver si el Genoa vuelve a prestarlo en la próxima temporada.

Los datos

- Cantidad de goles: 972 (2.56 por partido)

- Mejor equipo en condición de local: Juventus (13 triunfos, 6 empates y 0 derrotas)

- Peor equipo en condición de local: Cesena (2 triunfos, 7 empates y 10 derrotas)

- Mejor equipo en condición de visita: Milan (12 triunfos, 3 empates y 4 derrotas)

- Peor equipo en condición de visita: Cesena (2 triunfos, 3 empates y 14 derrotas)

- Mayores goleadas en condición de local: Nápoli 6 – Genoa 1 (fecha 17) / Inter 5 – Parma 0 (fecha 18)

- Mayor goleada en condición de visita: Fiorentina 0 - Juventus 5 (fecha 29)

- Partidos con mayor cantidad de goles: Nápoli 6 – Cagliari 3 (fecha 28) / Inter 5 – Genoa 4 (fecha 31) /

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: Reuters, AP, AFP

Comentarios (2)add
...
escrito por Ivan , mayo 15, 2012
Correccion: 8 años sin titulos. Milan, Vacío, Inter x 5, Milan.
...
escrito por Perleche , mayo 16, 2012
Se juegan 38 fechas de diez partidos. En total se juegan 380 partidos. Si se hicieron 972 goles, entonces el promedio es 2.56 no 1.28. ¿Quién hace sus cálculos para la parte estadística? ¿El enemigo?
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy