Foto: Prensa West HamEl West Ham -quinto plantel más caro de la Premier- se ubica en los puestos de descenso. Dimitri Payet, con un golazo, salvó una derrota ante el recién ascendido Middlesbrough. Parece que la inversión británica del club no alcanza para sacar las diferencias que capitales extranjeros sí pueden establecer.
Gustavo Adrianzén | @ElGusadro
Redactor

Pese a haber sido en la Premier League un equipo que se ubicó en la mitad de la tabla o peleó puestos menores, en el primer semestre de 2016 el West Ham cambió esa fama radicalmente. 'The Irons' terminaron en el sétimo lugar en la temporada 2015/2016; y para la siguiente, el equipo tuvo como meta mantener a los jugadores que ocupaban puestos claves del equipo, como Dimitri Payet. Ello se logró solo al ceder a Enner Valencia y fichar a figuras como Álvaro Arbeloa del Real Madrid o Simone Zaza de la Juventus, entre otros. Sin embargo, tras siete fechas disputadas, el cuadro londinense solo ha logrado 4 puntos (producto de una victoria, un empate y cinco derrotas), que lo ubican en el rezagado puesto 18.

Martillazo económico

Sumado a este desastre deportivo, se suma el hecho de que el West Ham efectuó una inversión significativa. Con un balance de fichajes de -50 millones de euros, 'The Hammers' compraron mucho más de lo que vendieron, con la idea de mejorar el plantel ya armado y pelear por un puesto a algún torneo internacional. Además, el West Ham es el sétimo club más caro de Inglaterra, con un presupuesto 241.5 millones de euros en la presente temporada, solo debajo de los multimillonarios Manchester United, Manchester City, Chelsea, Arsenal, Liverpool y Tottenham.

Se sabe que los clubes nombrados son propiedad de extranjeros multimillonarios como Roman Abramovich (Chelsea) o la familia Glazer (Manchester Utd.), entre otros. ¿Quiénes son dueños del West Ham? ¿De dónde viene su fortuna? Como se anticipó, es uno de los cinco clubes de la Premier con propietarios británicos, que tiene como máximos acreedores a David Sullivan (51.1%) y David Gold (35.1%), seguidos por accionistas minoritarios que poseen el 13.8% restante.

Naughty West

Sullivan y Gold, dos exempresarios de la industria porno y ahora propietarios del West Ham. 

David Sullivan es un empresario reconocido por haber iniciado su fortuna en la industria del porno. Empezó en la década del setenta vendiendo fotografías eróticas, para, luego, abrir una cadena de sex shops e incluso invertir en películas para adultos. A los 25 años ya era millonario y dueño de casi la mitad del mercado de cine para adultos en su país, razón por la que, además, se envolvió en distintos problemas y terminó en prisión, aunque luego reubicó su fortuna en una empresa de inversiones. Ella asciende a 1 billón de libras esterlinas.

En el plano deportivo, Sullivan fue dueño de Daily Sport y Sunday Report (1986-2007) hasta que vendió ambos medios por 40 millones de libras. Tras invertir por 16 años en el Birmingham City, en 2009 transfirió sus ahorros al club de sus amores: el West Ham United.

David Gold no se quedó atrás en las inversiones curiosas. Su compañía Group Gold International (GGI) posee una cadena de lencería femenina llamada Knickerbox. Además, es copropietario de la compañía de revistas para adultos Gold Star Publications (GSP). Luego de vender estas acciones, junto a Sullivan invirtió sus acciones en el fútbol también en el Birmingham City. Sin embargo, en enero del 2010, se hizo dueños del 50% del West Ham United, hasta vender parte de las acciones a David Sullivan.

¿Brexit deportivo?

 Mansour Bin Zayed Al-Nahyan es el dueño de Manchester City, el más poderoso de la Premier League. (Foto: AFP)

La razón por la que David Sullivan y David Gold compraron la mayoría de las acciones del West Ham fue la gran crisis que sufrió el club londinense entre 2009 y 2010. El mismo David Sullivan ha contado a la prensa inglesa que en septiembre del 2012, año en el que el club descendió a la Championship, la deuda ascendía a 120 millones de libras esterlinas, pero que pese a todo, ni él ni Gold invertían en procura de ganar dinero, sino por la pasión que sentían por el club y por el apoyo de la hinchada.

Dicho ello, todo quizá tome sentido. Hoy en día, el West Ham es club de la Premier League más poderoso económicamente con propietarios nacionales, pero está en zona de descenso. Pese a la gran voluntad de estos dos grandes empresarios y aficionados, el dinero no es suficiente para competir con clubes que cada año invierten más. Por otro lado, hay que entender que la meta de los clubes grandes de Inglaterra trasciende el fanatismo local: ellos buscan que su marca se haga famosa a nivel mundial, de modo de incrementar ganancias a niveles exorbitantes y, sobre todo, ganar fama a un ritmo exponencial.

Hazte fama...

La marca se hace más famosa y siempre habrá un magnate de alguna industria dispuesto a invertir millones para seguir expandiendo la fama y fortuna de sus clubes. Mientras tanto, instituciones como el West Ham, con propietarios locales con ganancias medias y proyecciones medias a comparación de los antes mencionados, aún tienen que bregar para competir en una Premier League que poco a poco será cada vez más epicentro de reunión de grandes magnates que tal vez poco o nada sepan de fútbol, pero que sí cuentan con una visión empresarial por encima de la media de los dirigentes deportivos.

Abramovich es uno de los magnates más exitosos de la Premier League. (Foto: Mirror) 

No obstante, ello no quita que muchos de ellos en el proceso entiendan la magnitud de un deporte que no siempre es un gran negocio. David Sullivan y David Gold no lo hacen por ello. Una frase de Roman Abramovich refleja por qué grandes empresarios ingresan al deporte más hermoso del mundo: "El objetivo es ganar. Esto no es por el dinero. Tengo maneras mucho menos arriesgadas de hacer dinero que esta (refiriéndose al Chelsea). Yo no quiero tirar mi dinero al viento, pero esto realmente es sobre divertirse, y eso significa trofeos y éxitos". Así también pasa.

Foto: Prensa West Ham, AFP, Mirror.co.uk


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy