Se jugó uno de los clásicos más antiguos del mundo en Londres. Arsenal empató 1-1 frente a Tottenham en el Emirates, poniendo un capítulo más a una rivalidad que empezó fuera de la cancha.
Gustavo Adrianzén | @ElGusadro
Redactor

Se vivió una nueva edición del clásico del norte de Londres entre Arsenal y Tottenham. En esta oportunidad, el equipo gunner no pasó del empate 1-1 ante los siempre difíciles 'gallos', con un autogol de Kevin Wimmer a favor de Arsenal, y un gol de penal de Harry Kane. Esta rivalidad es una de las más fuertes en toda Inglaterra, y continúa la tradición inglesa en este aspecto, que enfrenta a equipos del mismo sector de una ciudad.

A este encuentro, Arsenal llegó con muy buenos resultados en todas sus competiciones. En la Premier League, se ubicó en el segundo lugar con 23 puntos, los mismos que el líder Manchester City, pero con peor diferencia de goles. En la Champions League, aseguró una nueva clasificación a los octavos de final, siendo ahora su objetivo luchar contra el PSG por el primer lugar del grupo. Además, en la Copa de la Liga (EFL Cup) está clasificado a cuartos de final, y tendrá como rival al Southampton.

Tottenham empezó compitiendo en los mismos torneos que su rival, pero con resultados no tan auspiciosos. En la Premier League, está en el quinto lugar con 20 puntos y tres empates al hilo. En la Champions League, se ubica tercer lugar en el Grupo E con 4 puntos, aún con chances vivas de arrebatarle el puesto de clasificación al Bayern Leverkusen o al Mónaco, pero en un escenario inesperado. En la EFL Cup fue eliminado en octavos de final tras perder 2-1 ante el Liverpool.

Historic Table

Arsenal y Tottenham terminaron peleando el descenso. (Foto: afchistory.wordpress.com) 

La rivalidad entre Arsenal y Tottenham empezó como un clásico enfrentamiento sectorial. La primera vez que se se vieron las caras fue en un amistoso que se dio el 19 de noviembre de 1887, y fue suspendido cuando los 'Spurs' ganaban 2-1. La razón de la suspensión: oscureció y no había buena iluminación. El primer enfrentamiento de Liga fue el 4 de diciembre de 1909 cuando Arsenal -llamado entonces Woolwich Arsenal- derrotó por 1-0 al Tottenham en la anteriormente llamada First Division. En la vuelta, por la misma temporada, igualaron 1-1 en el White Hart Lane con ambos clubes disputando por alejarse del descenso.

Sin embargo. La rivalidad empieza formalmente con dos eventos. Primero, en 1913 con la mudanza gunner del Mannor Ground al histórico Arsenal Stadium, o mejor conocido como Highbury Park; estadio ubicado a cuatro millas de distancia del White Hart Lane. Esto empeoró cuando el Arsenal, en ese momento en la segunda división, se dio el lujo de derrotar por 5-1 al Tottenham, entonces en primera división, en un encuentro disputado al 14 de agosto de 1914. El segundo evento, entretanto, sucedió en mesa.

En 1919, luego de la Primera Guerra Mundial, se quiso expandir la liga, permitiendo la permanencia del Chelsea y del Tottenham, ambos últimos en la temporada 1918/19. La otra opción era subir a Burnley, tercer lugar en la segunda división. Sin embargo, Arsenal también estaba peleando por ese cupo en el ascenso al terminar quinto en el torneo. Ese puesto se puso a votación y Arsenal obtuvo una abismal mayoría, logrando así el ascenso en mesa y descendiendo a su rival. Se dice que el presidente del club, Sir Henry Norris, hizo acuerdos ilegales para conseguir los votos, aunque nunca fue probado. Esto enfureció a la hinchada de los 'gallos' y ´dio pie aun más a la rivalidad entre ambos.

Uno de los tantos enfrentamientos en que Campbell recibió un trato hostil en el White Hart Lane. (Foto: Daily Mail) 

Con el paso de los años, la rivalidad se intensificó: primero por las compras y ventas de jugadores de un equipo al otro. Un ejemplo muy conocido es el de Sol Campbell, histórico defensor de Tottenham quien, tras 10 años en el White Hart Lane, se mudó al Highbury. La reacción de los hinchas fue terrible: quemaron camisetas y, desde entonces, apodaron 'Judas' al defensor inglés. Además, la rivalidad tomó un poco de burla con el St. Totteringham y St. Hotspur day. El primero se celebra cada final de temporada cuando los hinchas gunners observan que es imposible para Tottenham alcanzar a su equipo en la Premier. El segundo solo conmemora el triunfo 3-1 sobre el Arsenal por la semifinal de la FA Cup de la temporada 1990/91.

Gallinazos desarmados

El capítulo que sumaron Arsenal y Tottenham terminó con un trámite inesperado. Pese a que ambos clubes tuvieron propuestas interesantes en los partidos previos, este se caracterizó por su lentitud y ñas paralizaciones que hubo. El cuadro dirigido por Arsene Wenger salió con su propuesta tradicional: tener dominio en la volante y extremos rápidos que se asocien con Mesut Özil para, luego, buscar a Alexis Sánchez. Pochettino, en cambio, propuso un juego largo, con centros y pases siempre en profundidad, que buscaron principalmente a Harry Kane. Ello, no obstante, se convirtió en una constante apuesta por los pases largos al área sin ninguna elaboración previa. Además, la defensa visitante sufrió los ataques constantes del Arsenal, quien fue el dominador pero no supo capitalizar al final del partido.

Con este resultado, el Arsenal pierde la punta compartida del torneo y baja al cuarto lugar con 24 unidades, pero se mantiene a 3 del quinto que es el Tottenham. Este encuentro, de igual manera, le deja un mal sabor al Arsenal por su condición de local y porque venía mucho mejor que su rival. El Tottenham, en cambio, se va satisfecho con el punto y espera así recuperar terreno para luchar por el campeonato.

Kane detuvo el buen andar de Arsenal y lo mandó al cuarto lugar. (Foto: AP) 

Este duelo, además, reflejó el origen de la rivalidad entre ambos: uno, el Arsenal, evitando que el otro, el Tottenham, logre la gloria cuando se encuentra en su mejor momento. Lo mismo qué ocurrió en la temporada pasada, cuando sobre el final una derrota del Tottenham permitió que el Leicester sea campeón, y sea, finalmente, pasado por el Arsenal. Esta rivalidad, por la misma fama internacional de ambos equipos, ha pasado a ser de talla mundial, y es y será considerada como la mayor de Londres y una de las más grandes de Inglaterra.

Fotos: AFP, AP, afchistory.wordpress.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy