Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comCiro Ferrara cumple 50 años. Fue uno de los defensas italianos más importantes de su generación y fue uno de los líderes de la Juventus de finales de los noventa y la década pasada. Pero el zaguero nunca terminó de obtener el reconocimiento mundial que sí obtuvo otro defensa de su generación: Paolo Maldini.

 

Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

En Europa, el predominio en el nivel de clubes de los torneos internacionales se suele repartir entre décadas. Así, si la actual es dominada por los clubes españoles y la anterior por los ingleses, la década de los noventa tuvo a los equipos italianos como los dominadores de las competiciones continentales. Pero así como había jugadores emblemáticos como Roberto Baggio, Alessandro del Piero, Christian Vieri y Gianfranco Zola, la azzurri también contaba con los mejores defensas del Viejo Continente.

Así, tras el retiro de Franco Baresi, otros jugadores como Paolo Maldini o Alessandro Costacurta se encargaron de tomar la posta de dos de los mejores centrales de la historia. Pero pese a la importancia de Ciro Ferrara (Nápoles, Italia, 11 de febrero de 1967) en un club como la Juventus, nunca pareció ponerse a la altura de los mencionados y vio cómo jugadores menores como Fabio Cannavaro o Alessandro Nesta lo fueron reemplazando.

Los títulos que le sobraban

Ferrara debutó en el Nápoli de su ciudad natal. De hecho, obtuvo dos Scudettos con el club de su ciudad -en el que brillaba Diego Armando Maradona-, así como la Copa UEFA 1988/89. Fue titular en ambas finales ante el Sttutgart, como lateral derecho. Luego de estar casi diez años en el cuadro napolitano, fichó por la Juventus para la temporada 1994/95. Ya para ese momento había debutado con la azzurra y había formado parte del plantel que jugó la Euro 1988 y el Mundial 1990.
Ciro Ferrara brazos en alto y abrazado por Diego Maradona durante su exitosa etapa con Napoli (Foto: spazioj.it)
Luego de ello, el central napolitano se perdió las grandes citas con su selección. Semanas antes del Mundial Francia 1998, sufrió una lesión y fue reemplazado por Nesta, quien a la larga tomaría su lugar en el equipo nacional. Pese a ello, con su nuevo club comenzó a obtener éxitos de inmediato. En total, obtuvo con los bianconeri seis títulos de Serie A, una Coppa Italia, cuatro Supercoppas italianas, una Champions League, una Copa Intercontinental y una Supercopa de Europa. Sumó 253 partidos con la Juventus y fue titular en las dos finales de Champions que jugó su equipo en 1995/96 y 2002/03.

Fiebre Maldini

En paralelo, Maldini se fue volviendo símbolo del Milan. Se convirtió en pieza importante del mejor cuadro rossonero de la historia y terminó siendo su capitán. Llegó a obtener siete títulos de Serie A, cinco Champions League, dos Intercontinentales y un Mundial de Clubes. No falló a las grandes citas con su selección, aunque se retiró de ella antes del éxito en Alemania 2006. Sin dudas, se volvió el verdadero heredero de Baresi y su posta se la dejó a Cannavaro y Nesta, centrales bastante más jóvenes que él. ¿Y Ferrara?
Paolo Maldini y Ciro Ferrara -los dos primeros entre los parados- llegaron a coincidir en la selección italiana (Foto: revista Kicker)
Pese a sólo ser un año mayor que Maldini, Ciro nunca llegó a tener la misma trascendencia, aunque llegó a jugar 49 partidos con su selección. Ambos constituían las imágenes defensivas de sus clubes -Milan y Juventus- pero Ferrara fue opacado por Cannavaro -curiosamente también napolitano- y Nesta. Títulos nunca le faltaron, pero perderse el Mundial de Francia parece que terminó pasándole factura, ya que si bien fue a la Euro de Holanda y Bélgica en la que su selección llegó a la final, el central de la 'Juve' solo disputó un partido. El crecimiento de los demás centrales hizo que no participara ni en el Mundial 2002 ni en la Euro 2004.

Preseas que no alcanzan

Para el hincha bianconero, Ferrara es alguien a quien se le agradece una buena época del club. Sin duda, ese reconocimiento se extiende a toda Italia. Desde que el napolitano llegó a la Juventus, Maldini solo obtuvo tres títulos de Serie A frente a los seis de la 'Vecchia Signora'. Pese a ello, el capitán milanista se alzó como el símbolo de esa época, mientras que -está dicho- Ferrara fue postergado por defensas más jóvenes.
Celebrando uno de los varios títulos que ganó defendiendo a la Juventus (Foto: AP)
De hecho, Ferrara nunca llegó a tener alta relevancia global, incluso cuando se convirtió en DT. Fue parte del staff técnico de Marcelo Lippi durante el Mundial 2006 y luego pasó a ser jefe de la unidad de menores de la Juventus. Llegó a ser técnico del primer equipo y en su momento se hablaba de él como el 'Guardiola de la Juventus', aunque su estadía como DT fue corta y poco exitosa. Recaló luego en la Sub-21 italiana y la Sampdoria -sin mayores éxitos- y en la actualidad dirige al Wuhan Zall chino.

Lo cierto es que Ferrara es de esos jugadores a los en que, un momento dado, la suerte no les sonrió y terminó sin alcanzar su máximo potencial y reconocimiento. Su carrera podría haber sido distinta de haber disputado Francia 1998, Mundial que dio reconocimiento a otros buenos centrales italianos que eran menores que él. No recuperó su trascendencia internacional, aunque a nivel local se volvió en líder del equipo más importante de su país. Puede que no tenga el reconocimiento de Maldini, Cannavaro o Nesta, pero fue sin dudas uno de los mejores centrales italianos de finales del siglo XX e inicios del XXI. De hecho, más de un hincha italiano lamenta que en este momento su selección no tenga un Ferrara al que poder convocar.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: spazioj.it, revista Kicker, AP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy