Como Rumania hizo con Carlos Valderrama en el Mundial 1994, Cristal anuló a Fabio Ramos con un libreto sencillo: le taponeó todos los pases.

 

En Estadios Unidos 1994 'El Pibe' Valderrama la tuvo complicada para elaborar el juego colombiano por la disposición defensiva rumana (Foto: AFP)Para muchos estudiosos del fútbol, existe un antes y un después del sábado 18 de junio de 1994 respecto de la figura del '10' tradicional. Ese día, en el Rose Bowl de Pasadena, Rumania despintó a aquella Colombia de Francisco Maturana que tanto había maravillado al mundo meses antes, con cinco goles en la cancha de River Plate sobre Argentina. Y lo hizo con una estrategia paradigmática.

Hasta antes de ese día, a Colombia los rivales solían plantearle una marca personal a la gran figura: Carlos Valderrama. Como el 'Pibe' era lento por naturaleza, se solía colocarle un marcador rápido que lo encimara sobre la base de velocidad, por lo general con relativo éxito dada la calidad del rubicundo volante para el pase. Pero Anghel Iordanescu, DT rumano, optó por lo contrario: no marcó a Valderrama, sino que rodeó su posición y más bien se esmeró en evitar que sus pases llegaran limpios a Freddy Rincón, Faustino Asprilla y Adolfo Valencia. Y dado que el 'Pibe' no tenía mucho gol, acababa neutralizado.

Lo cantado que resulta el juego de Real Garcilaso acabó por beneficiar a Cristal que amarró bien el juego cusqueño ajustando las marcas sobre Fabio Ramos (Foto: José Salcedo / DeChalaca.com, enviado especial al Cusco)Algo similar, a escala local, ocurrió en el Cusco este domingo. Fabio Ramos, que es más rápido que Valderrama, es el indiscutido cerebro de Real Garcilaso y sus pases acaban siendo asistencias de gol. Por eso, Roberto Mosquera optó por plantearle una marca indirecta: no le envió encima a alguien específico -se hablaba de Lobatón en la previa, en forma similar a como el '27' rimense lo hizo en el último choque de Eliminatorias ante Argentina sobre Lionel Messi-, sino que más bien lo rodeó con un pentágono. Este lo formaban los tres backs cerveceros -Ayr, Delgado y Vílchez-, el propio Lobatón y Jorge Cazulo. Ninguno marcaba a Ramos, pero le impedían asistir con limpieza.

La diferencia con lo hecho por Iordanescu hace 18 años fue que Cristal no repartió equilibradamente la marca sobre los delanteros garcilasianos, sino que se concentró en Andy Pando y liberó a Ramón Rodríguez. Fue una apuesta arriesgadísima que se tradujo, en la praxis, en lo siguiente: 'RR' acabó cabeceando cuatro veces al arco de manera clarísima y Pando apenas tuvo una ocasión, sobre los 93'+, que le quedó muy incómoda y contra su perfil. El balance, por supuesto, fue favorable para el cuadro rimense.

Foto: AFP, José Salcedo / DeChalaca.com, enviado especial al Cusco

Comentarios (2)add
...
escrito por kamikaze , diciembre 02, 2012
lo unico que nos complico -como en gran parte del campeonato- fueron los pelotazos... ahi sufrimos mucho en altura... aparte de ello, muy buen esquema defensivo, sacrificando el "jogo bonito" y priorizando el resultado ante todo... es una final, no podia ser de otra manera...
...
escrito por Arnaldo , diciembre 05, 2012
Esas comparaciones descabelladas no me imagine alguna vez leerlas en Chalaca, donde las bien prima la mesura, objetividad e imparcialidad.

Qué pueden tener en comun un equipo como el cristal, con un seleccionado que dió sorpresas en un mundial de futbol?? nada.

Pienso que deben seguir en su linea de ser objetivos, y no exagerar al calificar el juego de un club. Cuando empiece la libertadores, tambien les pido que sean asi de exagerados, en caso algun club peruano reciba goleadas y pierda a domicilio.

Saludos
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy