Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl fútbol profesional de Estados Unidos contará en 2018 con presencia de seis futbolistas peruanos. ¿Qué le espera a cada uno de ellos esta temporada?

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

De las 323 millones de personas que viven en Estados Unidos, aproximadamente 645 mil son peruanos. De todo este gran número de peruanos, alrededor de 100 juegan fútbol de manera amateur o a nivel universitario. Son sólo seis de ellos los que, sin embargo, lo hacen de manera profesional, y cinco en la liga más importante: la MLS.

Quienes iniciarán la temporada en el país americano son Andy Polo, Yoshimar Yotún, Alexander Callens, Yordy Reyna, Pierre Da Silva y Collin Fernández. Con presentes y situaciones diferentes, este artículo se divide en función del rendimiento que han tenido y las expectativas a futuro que se pueden vilsumbrar, la situación de su equipo en la liga y sus chances de tener un lugar en la selección nacional de cara a la Copa del Mundo.

The eye of the tiger

Yoshimar Yotún llegó a mediados de año al Orlando City, club que no venía cumpliendo una buena campaña y que poco pudo mejorar con la incorporación del lateral izquierdo convertido en volante mixto. Si bien ya era un titular frecuente para el técnico Jason Kreis, ahora, con el reciente retiro de Kaká, es el primer generador de fútbol del plantel. A pesar de que podría tener chances como volante de avanzada, lo más probable es que juegue regularmente en la misma posición que en la selección.

 

Yotún es, de los peruanos que radican en Estados Unidos, el que más posibilidades tiene de ser titular para Ricardo Gareca, quien lo considera uno de los pilares y referentes del equipo. Es un hecho que –salvo un caso extraordinario– no tendrá problemas para estar en el Mundial.

Un caso similar es el de Andy Polo, quien llegó al Portland Timbers hace apenas unas semanas y debutó recientemente tras jugar 20’ en un amistoso ante Seattle Sounders. Alineará como extremo por derecha y seguro explotará su capacidad para el ida y vuelta y para la marca. El ex Universitario, sin embargo, no puede descuidarse, ya que él sí tiene chances de perder su puesto en la selección si no obtiene regularidad.

Se lo juegan todo

Yordy Reyna es uno de los peruanos mejor considerados en la MLS. Su equipo, el Vancouver Whitecaps, es uno de los mejores del torneo y seguramente peleará los primeros puestos esta temporada nuevamente. Reyna es, además, una de las figuras del club y la temporada pasada jugó casi todos los encuentros como delantero libre detrás del punta con un gran desempeño. Probablemente vuelva a hacerlo ahí en 2018.

 

Sus posibilidades de ganarse un puesto en la selección son, sin embargo, muy bajas. Con la inminente vuelta de Paolo Guerrero, el extraordinario momento de Jefferson Farfán y la regularidad de Raúl Ruidíaz, sólo parece que la lesión de alguno de ellos podría darle chances; ‘La Magia’ tendrá que destacar para estar al tanto.

Alexander Callens, por su parte, es también titular indiscutible en el New York City FC, otro club que pelea los primeros puestos de su conferencia en la MLS. El zaguero central vive un gran presente, ya que fue el único jugador de campo (no arquero) en disputar todos los partidos de la etapa regular de la liga. Pese a eso, sus posibilidades en la selección son muy escasas, ya que Gareca no lo ha tenido en consideración desde hace un buen tiempo y tiene hasta seis futbolistas en ese puesto que sí han sido convocados recientemente.

Qué se escuchen sus nombres

Hay dos jugadores que, si bien no forman parte del universo común de jugadores del que se suele hablar cuando se refiere a peruanos que juegan en el exterior, sí podrían ser seleccionables y, por tanto, son representantes. Ambos son muy jóvenes y aún tienen chances de ser captados por la FPF y mantener un contacto regularmente.

 

El primero de ellos es Pierre Da Silva, volante de 18 años que fue ascendido definitivamente al primer equipo de Orlando City, luego de jugar con su filial la temporada pasada en la USL. Juega tirado hacia la izquierda, tiene potencia y buen remate de lejos, pero le falta algo de gol. Dependerá de él ganarse un espacio en el equipo y poder seguir creciéndose. También sería interesante si aprovecha para ser aconsejado e informado por Yotún, con quien comparte vestuario.

Collin Fernández, por otro lado, no juega en la MLS, sino en la USL, liga que alberga a las filiales y que tiene convenios con los clubes y que, se entiende, es de un nivel inferior. Luego de unas temporadas en Chicago Fire, fue prestado al Phoenix Rising, equipo que recientemente contrató a Didier Drogba. Fernández es un volante mixto de buen pase y buena pegada, pero al que aún le falta ganar algo de físico. Con 21 años casi cumplidos, su objetivo tiene que ser despegar esta temporada y dar el salto hacia un equipo de la MLS.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: New Day Review, AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy