Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl gol de Gallas para Francia contra Irlanda, tras la recordada mano de Thierry Henry, originó varios debates en torno al uso de la tecnología en el fútbol para disminuir el error arbitral. Han pasado cinco años de esa jugada, y varias cosas cambiaron.

A diferencia del famoso gol de Diego Maradona a Inglaterra con 'La Mano de D10s’, la anotación que originó Thierry Henry ante Irlanda, en el repechaje para el Mundial de Sudáfrica 2010, despertó un rechazo e indignación casi unánime. El delantero francés, siempre reconocido por su elegancia para jugar, no se ruborizó en absoluto para meter de la manera más burda posible a su selección en la fiesta máxima del fútbol. El ‘Pelusa’, en cambio, siempre fue un personaje díscolo, atrevido y muchas veces testarudo.

El 18 de noviembre se cumplen cinco años de aquella jugada que, se puede decir, cambió la visión del fútbol:  Henry, llevándose el balón con la mano, dejó solito a William Gallas, que puso el 1-1 de Francia ante Irlanda en Saint Dennis. Iban 103 minutos, y parecía que la serie se definiría por penales. Pero no fue así. El tanto inicial de Robbie Keane no les alcanzaba a los irlandeses, que habían perdido 0-1 cuatro días antes, en Dublín, en la ida, con el solitario gol de Nicolas Anelka. El tiempo pasó, es verdad, pero esa jugada no se olvida. Y toda acción generalmente conlleva una reacción.

La mano de Thierry Henry que generó mucha polémica en el Irlanda - Francia (Foto: EFE)

Para verte mejor

La indignación del momento fue tal que el mismísimo Henry pidió que se repita el partido. “Sería la solución más equitativa, pero está fuera de mi control. No soy y nunca fui un tramposo: me siento avergonzado”, dijo el entonces delantero del Barcelona. “Nunca negué que controlé el balón con la mano. Se lo dije tras el partido a los jugadores irlandeses, al árbitro y a los periodistas”, añadió ‘Tití’, tratando de quitarse culpa.

Irlanda presentó formalmente su pedido de anular el encuentro ante los galos y volver a jugarlo, pero la FIFA se negó porque "las leyes no lo permiten". Y aunque no cambió su legislación, el máximo ente del fútbol mundial sí tomó cartas en el asunto (más aún porque en el Mundial de 2010 siguieron los papelones arbitrales, sobre todo con el gol fantasma de Frank Lampard a Alemania): implementó algunas cosas, como tener un árbitro detrás de cada arco, así como ponerle un dispositivo tecnológico en el balón para determinar si ingresó o no.

Además, en Brasil 2014 se implementó el uso de cámaras ubicadas en el techo de cada arco (que capta automáticamente la posición del balón en 3D), que estaban conectadas al reloj del árbitro, y le enviaba una señal en la pantalla con la frase ‘Goal’, o ‘No goal’.

La tecnología comenzó a implementarse a grandes escalas en Brasil 2014 (Foto: AFP)

Otra novedad reglamentaria, que no tiene tanto que ver con el tema, es la del uso del aerosol (espray) para marcar donde se debe poner la barrera previo al tiro libre. La idea, está claro, es disminuir la opción de error del árbitro. Y se esperan más novedades para el Mundial Sub 20 de Nueva Zelanda 2015. Pero, igual, queda la sensación que nunca será demasiado.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: EFE, AFP

 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy