Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comLa penúltima fecha de cada torneo en el Perú se juega de manera simultánea y ello no es casualidad. Tuvo un punto de partida en 1991, cuando Yurimaguas y Huaral no disputaron sus partidos a la misma hora, como debían, y cosas extrañas acabaron ocurriendo.

 

Las definiciones simultáneas en el fútbol tienen un punto de partida histórico en el famoso Alemania - Austria del Mundial España 1982, ganado por los teutones 1-0, único resultado que, habiéndose conocido la victoria 3-2 de Argelia sobre Chile en el otro partido que cerraba el Grupo B, permitía que alemanes y austriacos clasificaran en detrimento de los argelinos. Como se recuerda, desde que Horst Hrubesch anotó a los 10 minutos de juego, el resto del partido fue un monótono pasar del balón mientras el reloj seguía corriendo hasta que el pitazo final del escocés Robert Valentine acabara dando a ambos equipos el pase a la segunda ronda.

Alemanes y austriacos cambiando camisetas en Gijón luego de consumada la vergüenza de 1982. Fue el padre de los partidos simultáneos. (Foto: AP)Desde entonces, la FIFA recomendó que cada vez que en una jornada decisiva hubiera influencia del resultado de un partido sobre otro, dichos cotejos se jugaran de manera simultánea. Así comenzó a aplicarlo en sus competiciones y así comenzó a ser imitado por las distintas confederaciones, aunque con cierto rezago. En el Perú, en realidad, los formatos de los torneos ochenteros -los benditos Regionales-, por lo general culminados en Liguillas disputadas en un solo estadio-, por lo general bloqueaban la intención de disputar jornadas simultáneas, aunque estas sí tenían lugar en los torneos de cada zona que clasificaban a las Preliguillas o Liguillas.

Sin embargo, tal programación tenía una imperfección: se reservaba a la última jornada, y no preveía que en la penúltima, por los avatares de la tabla, se pudiera ya estar definiendo algo. Esto felizmente cambió en 1992, junto con el regreso de los Descentralizados, pero no fue gratuito: hubo un conejillo de Indias que se fue al descenso para que se enmendara ese reglamento. O un Pelícano de Indias, mejor dicho.

La última deshora

Miércoles 13 de noviembre de 1991, vigesimoprimera y penúltima fecha del II Regional Metropolitano. En el marco del proceso de reducción de equipos, cuatro de los 12 participantes del torneo deben perder la categoría según el puntaje acumulado del II Regional Metropolitano con el I Regional Metropolitano disputado en la primera parte del año. Matemáticamente, ya tres clubes han sentenciado su descenso: Octavio Espinosa de Ica (12 puntos), Deportivo AELU (16) e Internazionale de San Borja (17). El cuarto descendido debe salir de dos clubes: Unión Huaral, que cuenta con 26 puntos, e Hijos de Yurimaguas, que tras haber tenido un lamentable inicio de año se ha recuperado de manera espectacular hasta sumar 29 puntos. Es decir, diferencia de tres unidades entre ambos con cuatro puntos por disputarse (recordar que en la época se otorgaban solo dos puntos por victoria y no tres, como actualmente).

Buen público llegó a Matute, pese a ser miércoles, para ver el partido que acabaría sellando el descenso de Huaral en 1991. (Recorte: diario Expreso)En la penúltima fecha, como era costumbre en el enrevesado torneo de 1991, los seis partidos por disputarse son programados en dos tripletes: tres partidos en el estadio Nacional y tres en el Alejandro Villanueva de Alianza Lima. A José Díaz iban los siguientes: a las 11:30, AELU versus Espinosa; a las 13:30, Defensor Lima contra Internazionale; y a las 15:30, Yurimaguas frente a Universitario. Y en Matute se programó así: a las 11:30, Sporting Cristal versus Huaral; a las 13:30, Sport Boys ante Deportivo Municipal; y a las 15:30, Alianza Lima contra San Agustín.

¿Bizarro jugar un miércoles a las 11:30 am? No se espante: en aquel final de los Regionales ello fue moneda corriente, y ni siquiera los familiares iban a esos partidos. Pero eso no era lo que realmente espantaba, sino más bien que los partidos de Huaral y Yurimaguas no fueran en simultáneo. Algunos de los pocos medios de comunicación que se ocupaban del fútbol en la época alzaron la voz, pero en las bases no existía punto alguno que forzara la simultaneidad en la penúltima fecha, y más bien se señalaba que las programaciones en los tripletes debían ordenarse según la cantidad sumada de puntos que tuvieran los dos equipos protagonistas del partido en el torneo en cuestión. Por eso en el Nacional 'Yuri' y la 'U' iban de fondo y en Matute eran preliminaristas Cristal y Huaral. Y por eso se consumó el despropósito.

Naranja exprimida

En Matute jugaron, pues, Cristal y Huaral un partido muy intenso que acabó con un sufrido empate 2-2. Domingo Farfán puso arriba al 'Pelícano' con un cabezazo a los 7', pero Juvenal Briceño primero -en el que sería el último gol de su carrera profesional antes del accidente que lo sacó de las canchas semana y media más tarde- y el goleador de moda, Horacio Baldessari, voltearon el partido para los del Rímac. Huaral sacó fuerzas de flaqueza y, pese a la expulsión de Enrique León por juego brusco, pugnó por el empate hasta que a los 73', Eduardo Rey Muñoz aprovechó un mal rechazo de Claudio Pedraglio y logró sombrearle el balón al portero Carlos Castagneto para sellar la igualdad.

Rey Muñoz remata sobre el arco de Castagneto. Huaral luchó mucho aquella vez, pero no tenía el control de la variable horaria. (Recorte: diario Ojo, suplemento deportivo Crack)Tras el pitazo final del juez Leo Ramírez, los dirigidos por César Cubilla se abrazaron en el césped de Matute pensando que ese empate, en realidad, era un buen resultado, ya que Cristal era un rival bastante fuerte y la diferencia con Yurimaguas se reducía a solo 2 puntos. Los de Ventanilla debían jugar contra la 'U', que marchaba en primer lugar y apenas había perdido un partido en todo el II Regional Metropolitano (justamente ante Yurimaguas, en el Lolo Fernández), por lo cual era muy esperable que consiguiera un triunfo claro sobre los de Ventanilla. Encima, en la última jornada, Huaral debía recibir en el Julio Lores Colán al descendido AELU, así que el camino de la salvación era posible.

Pero nadie en tienda naranjera contaba con que en el Nacional se jugaría un partido de lo más extraño desde las 15:30. Para comenzar, Universitario saltó al campo con una oncena cuasi reservista, en la que solo figuraban dos titulares: el zaguero Pedro Requena y el delantero Jesús Torrealba. Había poquísima prensa en el estadio y mucho menos público que en Matute (solo 718 espectadores contra los 6,189 que llegaron a Matute), por lo que hubo pocos testigos de lo que ocurrió. Yurimaguas, con un equipo visiblemente agotado en lo físico, se dio abasto para poner contra las cuerdas a Universitario y acosar el arco del novel y nerviosísimo portero César Gambetta. Además, como recuerda la crónica del diario El Comercio, comenzaron a observarse jugadas extrañas en la zaga merengue: el 'Chany' Cáceda intentaba palomitas innecesarias y Willy Carazas salía con la pelota hasta el banderín del córner para botarla sin ton ni son.

Miguel Ángel Arrué cargado por el 'Tata' Reyes y Agapito Rodríguez consumada la salvación de Yurimaguas. Es de las pocas fotos disponibles de aquel triunfo extraño, por decir lo menos, de los de Ventanilla sobre Universitario. (Recorte: diario Ojo, suplemento deportivo Crack)El cántaro acabó rompiéndose. A los 34', el capitán Rodman Barbagelatta, lanzado al ataque, abrió la cuenta para 'Yuri'. Pero la 'U' respondió y tres minutos más tarde, el 'Torito' Oswaldo Araujo igualó de cabeza. Nadie imaginaba la escena que estaba por perpetrarse al final del primer tiempo, a los 45': en una jugada en salida de los cremas, Pedro Requena resolvió retroceder la pelota hacia Gambetta con un pase a media altura -todavía no estaba vigente la regla que impedía que el golero tomara el balón con la mano tras pase de un compañero-. El portero crema no tuvo mejor idea que salir con la intención de rechazar, primero, pifiar la pelota y luego acabar manoteándola hasta su propio arco. Quienes en la redacción de DeChalaca.com recordamos como si fuera ayer haber visto esa lamentable imagen en los noticieros de aquella noche daríamos bastante, con certeza, por tener aquel video probatorio para compartirlo con nuestros lectores. ¿Habrá tenido que ver que a inicios de aquella semana Requena hubiera sido "invitado" al retiro por algunos desatinados dirigentes de Universitario? Difícil, tanto como atribuir a la casualidad tanto error conjunto.

En el segundo tiempo el partido fue de monótono trámite y se acabó con el 2-1 que permitió a 'Yuri' sacarle 4 inalcanzables puntos a Huaral y que Miguel Ángel Arrué, entonces técnico de los de Ventanilla, fuera cargado en hombros una vez consumada la salvación y la consecuente clasificación de Yurimaguas al Descentralizado de 1992. Era una hazaña: 'Yuri' había terminado el I Regional Metropolitano deshauciado y en la segunda parte del año, con inesperadísimas victorias sobre la 'U', Alianza, Cristal y Defensor Lima, remontó la percepción de cenicienta que tenía para acabar mandando al descenso a Huaral. Sin embargo, lo había hecho de una manera visiblemente anormal y con complicidades, por decir lo menos, inesperadas, por lo que se deslucía el logro de un modesto equipo de barrio que le había comenzado a caer bien a la gente.

Nostalgias y consecuencias

Huaral celebró en Matute el 2-2 ante Cristal, como acá tras el gol de empate de Rey Muñoz. De nada serviría. (Foto: diario El Comercio)Dicen los memoriosos que Huaral pagó así la culpa de, tres años antes, haberse demorado en llegar a Ica para un partido contra Octavio Espinosa que acabó en un extraño 4-1 que clasificó a ambos a una Liguilla y dejó fuera a UTC, que en simultáneo vencía a Universitario. Dicen otros que no se puede olvidar que al año siguiente Yurimaguas fue "mantequilla" en el Descentralizado y consumó su descenso con muchas fechas de anticipación.

Puede que la historia siempre termine haciendo justicia, o que queramos creerlo así. El hecho es que a partir de lo que ocurrió ese 13 de noviembre de 1991, en el fútbol peruano se entendió que las penúltimas fechas también debían jugarse de manera simultánea. Y así se las ha programado, para tranquilidad de todos, desde entonces en adelante.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com 

Fotos y recortes: AP; diarios El Comercio, Expreso y Ojo

Comentarios (7)add
...
escrito por miky , noviembre 27, 2011
EXCELENTE NOTA/ANECDOTA. AHORA, ME PREGUNTO...SERA QUE LOS CLUBES RESPETEN ESTE PROTOCOLO AUN ASI LOS PARTIDOS SEAN PROGRAMADAS A LA MISMA HORA? PORQUE DE ENCONTRAR UNA MANERA DE ADULTERAR Y DISTORCIONAR EL SISTEMA,ELLOS LO HARAN, NO ME QUEDA LA MENOR DUDA DE ESO...ELLOS LOS CLUBES (JUGADORES,TECNICOS Y DIRIGENTES)SABEN QUE RESULTADO ES FAVORABLE Y CUAL NO PARA EL EQUIPO, A PESAR DE NO TENER CONTROL YA DE LOS OTROS RESULTADOS, ASI QUE NO IMPORTA QUE SE PROGRAME TODOS LOS PARTIDOS AL MISMO HORARIO, EL PROBLEMA EN EL DECENTRALIZADO PERUANO VIENE DESDE MUY FONDO.
...
escrito por Mario Alberto , noviembre 27, 2011
El recordado tributo de Kochoy a Oblitas celebrándole el gol de rodillas en la cara, en agradecimiento a haberlo desafectado de la U.

No tuvo nada de sorpresiva la alineación reservista de la U en dicha fecha. Lo mismo hizo la U en el primer torneo. En ambos casos lo relevante era quedar entre los 4 primeros, no había ninguna ventaja o distinción entre el 1ro y 4to. Igual entrabas en el bolillero y podías quedar en el cruce contra Pacífico, Melgar, Huayllaspanca o CNI. Brzic lo advirtió. Recuerdo que Micky Rospigliosi culpó a Brzic del descenso de Huaral, generando hacia él un odio y desprecio que duró algunos años.
...
escrito por Robert , noviembre 27, 2011
Y Pensar que El Huaral venia de jugar una Copa Libertadores Aceptable en 1990..con los Chilenos Colo Colo y U.. Catolica ...pero como se menciona Pago su Culpa ..porque en 1988.esa clasificacion del Octavio Espinosa..goleando 4-1..en el mismo Huaral...fue muy Sospechosa....sabiendo el Tremendo Equipo que tenia el Huaral en ese Entonces...
...
escrito por cachorro , noviembre 28, 2011
me parece q ahi hubo una mano negra.
...
escrito por 786 , noviembre 28, 2011
Había poquísima prensa en el estadio y mucho menos público que en Matute (solo 718 espectadores contra los 6,189 que llegaron a Matute)...
Queda claro que AL siempre llevo mas gente al estadio que la U, que se jactan de ser la mitad 1 pero ni la mitad de ese 1 va al estadio fecha a fecha sino que recien aparecen cuando hay algo que definir, como una moda yque aparece y desaparece...
...
escrito por EL TOLERANTE , noviembre 29, 2011
o sea que "echandia" es mas viejo que matusalen
...
escrito por pymo , diciembre 01, 2011
Buena nota gente de DeChalaca.com
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy