En Gálvez se temía que se fuera Arzuaga, pero el que acabó yéndose fue Noronha; lo reemplazó Medina y también celebró.

 

César Medina se despachó con un golazo ante Cobresol justo como para dejar bien claro que él también está para aportar en el equipo (Foto: Diario de Chimbote)La telenovela del último mes en Chimbote tuvo que ver con Martín Arzuaga: que si se iba o si se quedaba, o que si hacía más dentro del campo que fuera de él. Pero en cualquier caso, el capítulo decisivo se jugaba este fin de semana del 18 y 19 de agosto con el inicio de la etapa de Series, cuando se supiera a ciencia cierta si el 'Toro' continuaría vistiendo la franja.

Pues bien, Arzuaga no solo sigue en Gálvez sino que este domingo en el que se temía no estuviera más en el equipo acabó celebrando dos veces con Los Leales en la goleada sobre Cobresol. Más bien, el que no estuvo este fin de semana fue otro hombre clave de la primera etapa del Descentralizado: Osnar Noronha, quien volvió a Juan Aurich, el club dueño de su carta pase. En la semana cambió de colores y en Chimbote no hubo tiempo de lamentarse siquiera, por lo que su partida fue un golpe intempestivo para los de Arce.

Sin embargo, en la cancha tampoco hubo por qué extrañarlo. César Medina, el niño predilecto de la afición chimbotana, jugó de titular en vez del 'Paiche' y se despachó con un golazo para la apertura del marcador: una vistosa media vuelta desde el borde del área que batió a Sotillo. Faena redonda para Gálvez, que comenzó esta segunda parte del año con el mejor pie derecho posible: insinuando que tiene con qué no caerse.

Foto: Diario de Chimbote

comments powered by Disqus