Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comHoy se cumplen 25 años de la disolución de la Unión Soviética. Vale aprovechar la fecha para recordar el éxito que tuvo el Dynamo Kiev en la liga nacional soviética durante los años del comunismo, erigiéndose como emblema del fútbol ucraniano.
Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

El fútbol se expandió por Europa durante los primeros años del Siglo XX, y su zona oriental no fue la excepción. Tanto en Rusia como otros países como Yugoslavia, Rumanía, Albania y Bulgaria recibieron al deporte británico, el cual rápidamente se popularizó y mantuvo ese estatus incluso luego de la Segunda Guerra Mundial.

De hecho, el desarrollo del deporte en las capitales de estos países fue muy fuerte, apareciendo clubes importantes como el Estrella Roja de Belgrado, el Steau Bucharest, CSKA Sofía, el Partizan, CSKA Moscú, Spartak Moscú, entre otros. Pero en una zona -que en ese momento formaba parte de la Unión Soviética- existía un club que se hizo fuerte y fue parte de la resistencia de su nación al yugo soviético: el Dynamo Kiev.

Lento inicio

Si bien el Dynamo Kiev fue uno de los clubes fundadores de la liga soviética en 1936, su crecimiento se dio recién luego de concluída la Segunda Guerra Mundial. El club de lo que hoy es la capital ucraniana era el único rival que significaba un verdadero peligro a los dominantes clubes moscovitas y obtuvo su primer título en en 1961, luego de haber logrado una serie de subcampeonatos en años anteriores.

Plante de Dynamo Kiev que logró el título local en 1961. (Fc-dynamo.ru) 

Pero los mayores éxitos del Dynamo Kiev llegaron en la década de los setenta, cuando Valery Lobanovsky se hizo cargo del club. Él había sido jugador durante la década de los cincuenta del club y otros equipos ucranianos. Pero su llegada al banquillo del Dynamo significó un cambio radical en el club. Se mantuvo en el cargo durante 15 años, aunque se tomó un breve lapso de tiempo para dirigir a la Unión Soviética entre 1982 y 1983.

Fue un revolucionario en lo que se refiere al estilo de dirección técnica de la época, apostando casi siempre a la tecnología disponible para mejorar los entrenamientos de su equipo. Con él, el Dynamo Kiev ganó siete ligas soviéticas, además de seis copas soviéticas. El Dynamo además se volvió en el primer club soviético en obtener un título europeo: la Recopa de Europa de 1975. Título que volvió a ganar en 1986.

Recelo capitalino

Los éxitos del cuadro de Kiev -que enaltecían el dominio ucraniano en el fútbol- despertaron recelos en la cúpula del gobierno central soviético. De hecho, Lobanovsky fue llamado a ser DT de la selección soviética en más ocasiones -selección que estaba conformada en su mayoría por jugadores del Dynamo-. Otros equipos fuera de los moscovitas comenzaron a obtener títulos, como fue el caso del Dinamo Tbilisi de Georgia y el Ararat Yerevan de Armenia.

Dynamo Kiev se acostumbró al rótulo de ganador. (Foto: fcdynamo.kiev.ua) 

Pero el mayor rival se mantuvo siendo el Dynamo Kiev, quien durante la década de los ochenta formó una gran rivalidad con el Spartak Moscú, siendo ese el clásico del fútbol soviético durante los últimos años. El mayor logro de la selección soviética de los últimos años lo consiguió bajo el mando de Lobanovsky: el subcampeonato de la Eurocopa de 1988.

El Dynamo había sido manejado durante todos sus años por la SSR ucraniana, lo que explica su desarrollo y éxitos nacionales e internacionales. La identificación de la nación ucraniana con el club fue aprovechado durante los últimos años del comunismo para introducir en la población la idea de la independencia ucraniana. Para 1989, el club se disoció del gobierno y pasó a ser una empresa privada.

Con el nacimiento de Ucrania, el Dynamo -y otros equipos importantes como el Shakhtar, Chernomorets y el Dnipro- pasaron a formar parte de la liga ucraniana. Liga que dominó el Dynamo durante los noventa. Pero lo cierto es que el club de Kiev fue el único que pudo rivalizar con los grandes clubes moscovitas, demostrando la fortaleza de su fútbol en esa zona de Europa. Terminó siendo el máximo ganador de la liga soviética con 13 títulos -uno más que el Spartak Moscú- y mantuvo su condición de club top de Europa del Este hasta entrado el Siglo XXI. Sin dudas, el fútbol ucraniano fue el gran referente del fútbol soviético.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: fcdynamo.kiev.ua, Fc-dynamo.ru

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy