Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl equipo oriundo de Belgrado cumple 70 años. Ofreció lo mejor de su historia con una extraordinaria campaña en la Copa de Europa de 1965/66, no obstante haber probado el sinsabor del subcampeonato al perder la final con Real Madrid.

 

Tras ganar la liga yugoslava en la temporada 1964/65, Partizán Belgrado -fundado el 4 de octubre de 1945-, además de lograr su sexto título doméstico, también clasificó a la Copa de Europa. En dicho plantel destacaban el guardameta Iván Curkovic, los defensores Ljubomir Mihajlovic y Branko Rasovic, y los atacantes Milan Galic, Vladica Kovacevic y Mustafa Hasanagic.

Con esa base, y bajo la dirección técnica de Abdulah Gegic, los blanquinegros se prepararon para afrontar el torneo europeo, en el cual llegó hasta la instancia final, en la que sucumbió ante el Real Madrid de Paco Gento y de Amancio Amaro.

Inicio del sueño

El formato de la Copa de Europa 1965/66 fue muy simple: desde la primera ronda, se desarrollaban duelos de ida y vuelta con eliminación directa hasta llegar a la final. De esta manera, el primer rival de Partizán fue el Nantes francés. En el duelo de ida, el elenco yugoslavo ganó 2-0 con goles de Milan Galic y Mustafa Hasanagic, mientras que en la vuelta, obtuvo un valioso 2-2 con anotaciones de Vladimir Kovacevic y del propio Galic. Con ello, en la siguiente ronda enfrentó al actual club de Claudio Pizarro: el Werder Bremen, al que venció como local 3-0 con goles de Fahrudin Jusufi, Hasanagic y Josip Pirmajer. Este resultado les dio tranquilidad, pues clasificaron a la tercera ronda a pesar de perder en Alemania por la mínima diferencia.

El mejor equipo en la historia del Partizan Belgrado, el de la temporada 1965/66 (Foto: sportal.de) 

Consolidando la hazaña

En cuartos de final, Partizán tuvo como rival al Sparta Praga en una llave que se había complicado más de la cuenta en la ida pero que resolvió con mucha autoridad en el cotejo de vuelta. En Praga, Partizán sufrió un duro revés por 4-1 con un triplete del volante rival Andrej Kvasnák y otro tanto de Vaclav Masek, mientras que Hasanagic había adelantado en el marcador a Partizán. Sin embargo, en el cotejo de vuelta golearon 5-0 con sendos dobletes de Kovasevic y Hasanagic y un gol de Velibor Vasovic. Con ello, en semifinales se enfrentó a Manchester United, equipo que había eliminado al Benfica, el último subcampeón del torneo.

En dicha instancia, Partizán logró una importante victoria 2-0 como local con goles de Hasanagic y Becejac, mientras que en el cotejo de vuelta, jugado en Old Trafford, los ‘Diablos Rojos’ alcanzar un triunfo por la mínima diferencia con autogol de Milutin Soskic, resultado que fue insuficiente para sus intereses y que le dio al elenco yugoslavo el pase a la final. En la otra llave, Real Madrid eliminó al último campeón -Inter de Milán- por un reñido 2-1 en el marcador agregado.

José Araquistáin, arquero del Madrid, observa cómo el peligro se cierne sobre su arco ante un ataque del Partizan (Foto: uefa.com) 

Tan cerca y tan lejos

El estadio de Heysel, en Bruselas, fue la sede de la final a partido único el 11 de mayo de 1966. Para dicho cotejo, Abdulah Gegic envió al campo de juego a Milutin Soskic; Fahrudin Jusufi, Ljubomir Mihajlovic, RadoslavBecejac, Branko Rasovic; Velibor Vasovic, Mane Bajic; Vladimir Kovacevic, Mustafa Hasanagic, Milan Galic y Josip Pirmajer. Por su parte, la alineación de Real Madrid estuvo conformada por José Araquistan; Enrique Pérez ‘Panchin’, Pedro de Felipe, Ignacio Zoco, Manuel Sanchís; José Martínez ‘Pirri’, Manuel Velázquez; Francisco Serena, Amancio Amaro, Ramón Grosso y el capitán Francisco Gento.

La primera etapa no tuvo mayores emociones y culminó con un empate sin goles. En el complemento, Partizán se puso en ventaja con un gol de Velibor Vasovic a los 55’, tanto con el cual el elenco yugoslavo se sintió más cerca que nunca de la gloria. Sin embargo, a los 70’, Grosso envió un pase certero hacia Amaro, quien marcó el empate tras eludir a tres defensores y al arquero Soskic. Finalmente, seis minutos después, Serena señaló el 2-1 con un furibundo remate que venció a Soskic. Con ello, el equipo madridista alzó su sexta copa europea e impidió que los de Europa del Este logren su primer título internacional.

 

Después de la gesta

Tras lograr el sucampeonato europeo, Partizán sufrió la partida de varias de sus figuras: Soskic se fue al Colonia, Galic al Standard de Lieja, Jusufi al Eintracht Frankfurt, Kovacevic al Nantes, y el capitán y autor del único gol en la final, Vasovic, partió al Ajax. Si bien estos jugadores estaban dispuestos a seguir en el equipo, aún percibiendo menos dinero del que recibían, los dirigentes del club optaron por desprenderse de ellos a pesar de no recibir grandes cantidades en dichas ventas.

Y fue así que dicha temporada resultó siendo la última de esa gran generación de futbolistas yugoslavos, de los que se esperaba pudieran marcar una época de oro para el ahora extinto país europeo, pero que por decisiones ajenas a ellos terminaron por desperdigar su talento en otras ligas.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: sportal.de, uefa.con; Video: Youtube / Usuario: Iggy Speed


Comentarios (1)add
...
escrito por Jose , octubre 04, 2015
Jusufi y Vasovic, 2 zagueros excelentes... Vasovic después llegó a ser capitán del Ajax de Cruyff
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy