El último 12 de febrero, Toluca festejó sus cien años de fundación. Y una semana después, el 19, se conmemoran cincuenta años de su primer título liguero, que dio pie a un bicampeonato con la cerebral conducción en la volante de un peruano: Claudio Lostaunau.

 

    Jorge Frisancho | @wolfs_venom15
    Redactor

Deportivo Toluca -equipo conocido como los ‘Diablos Rojos’ o los ‘Choriceros’- celebró su centenario el domingo 12 de febrero. Se mantiene en la Primera División desde 1953, año en el que campeonó en el torneo de ascenso mexicano. Un hecho peculiar de este equipo es que, en plenas bodas de oro, logró su primer título liguero y el de la Supercopa, gesta que replicó en la temporada siguiente.

En total, en todo su periplo en la Primera División, Toluca ha logrado diez títulos ligueros (el último fue el Bicentenario 2010), seis subcampeonatos, dos Copas de México y cuatro Supercopas (llamadas Campeón de Campeones). Asimismo, ha obtenido dos Copas de Campeones de la Concacaf (1968 y 2003) y dos subcampeonatos (1998 y 2006).

Para el fútbol peruano, en los últimos tiempos el equipo ha resonado por la presencia en sus filas de Christian Cueva, aunque en el principio de aquel exitoso bienio entre 1966 y 1968, otro talentoso volante nacional dejó su huella en el césped de 'La Bombonera' mexicana. El repaso de esa campaña explica por qué.

Bodas de oro del primer sorbo

Equipo campeón de 1967 con Claudio Lostaunau. (Foto: anotandofutbol.com) 

Para la temporada 1966/67, Toluca decidió invertir en buenos refuerzos. De esta manera, llegaron al club Emmanuel Cerda Canela -padre de Emmanuel Cerda Martínez, campeón en el Perú en 2009 con Universitario-, Carlos ‘Nene’ Piña, José González, Carlos ‘El Charro’ Lara, Guillermo Vázquez y el chileno Cristian González.

A los citados, se les acoplaron Amaury Epaminondas -delantero que terminó como goleador de dicho torneo con 21 goles en 30 encuentros- Juan Dosal, José Vantolra, Albino Morales, Pedro ‘Bucky’ Romero, Vicente Pereda, el arquero español Florentino López y el peruano que dejó mayor huella en este club: Claudio ‘El Maestro’ Lostaunau.

La primera rueda de este torneo no fue muy auspiciosa para los choriceros, pues luego de las quince primeras fechas acumularon solo 16 puntos (seis partidos ganados, cuatro empates y cinco derrotas). Lo único rescatable hasta ese momento fue el triunfo resonante ante América en la duodécima jornada, y las dudas se cernían sobre 'La Bombonera'.

Ignacio 'Nacho' Trelles junto al 'Diablo' Vicente Pereda. (Foto: Diablo Rojo)  

Por esa razón, se produjo un cambio de timón imprevisto. José Moncebáez le dejó su puesto a Ignacio ‘Nacho’ Trelles, con quien el equipo supo reaccionar y recuperar puestos en la tabla de posiciones. La decisión sería clave para darle una vuelta de tuerca a la historia.

Al cierre de la vigesimosexta jornada, Toluca y América se encontraban empatados en el primer lugar con 34 puntos; en la fecha siguiente, empataron sin goles, por lo que no se sacaron ventaja alguna. Pero en la antepenúltima fecha, América igualó 1-1 con León y Toluca venció por la mínima diferencia a Oro. Con ello, tras ganar tanto Toluca como América en la vigesimonovena jornada, en la fecha final, los ‘Diablos Rojos’ llegaron con un punto de ventaja sobre las ‘Águilas’.

Así, mientras en dicha jornada definitoria América empató 1-1 con Nuevo León, Toluca venció 2-0 a Necaxa con doblete de Dosal y se consagró como campeón con 41 unidades, dos más que su cercano perseguidor. Para cerrar por todo lo alto sus bodas de oro, el 26 de febrero de 1967, Toluca –como campeón de la Liga- derrotó al León –campeón de la Copa mexicana- por la mínima diferencia con un gol de Cerda Canela, con lo cual obtuvo el título Campeón de Campeones.

En la repetición está el gusto

Toluca con el trofeo de campeón de 1967/68, su segundo título al hilo. (Foto: leyendaescarlata.com) 

Para la temporada siguiente, Toluca mantuvo al mismo comando técnico; sin embargo, sufrió las bajas de Carlos Lara y del peruano Lostaunau, aunque contrató a Felipe Ruvalcaba y a Tomás ‘Fumanchú’ Reynoso. Al término de la primera rueda sumó veintidós puntos, por lo que se perfilaba para volver a ser el mejor club de la liga.

La segunda parte del torneo no pudo empezar mejor: Toluca derrotó a Veracruz (0-2) y a Atlante (5-1). En la fecha siguiente, igualó a un gol ante Necaxa y, luego, venció 2-0 a Nuevo León. Tras perder en condición de visitante ante Monterrey por 3-2, los ‘Diablos Rojos’ volvieron a la senda del triunfo ante Morelia (2-0) y Guadalajara (0-1). En la vigesimotercera fecha, empataron sin goles con Atlas en el Nemesio Diez, y en las tres jornadas siguientes obtuvieron categóricos triunfos de visita: Cruz Azul (0-1), Irapuato (1-2) y León (0-4).

Así, en la vigesimosétima jornada Toluca aseguró el título del torneo al golear 3-0 a Pumas de la UNAM en el Nemesio Diez. Vicente Pereda, con vistosa palomita a pase de Ruvalcaba, abrió el camino de la vuelta olímpica. Luego, Juan Dosal volvió a hacerse presente con un gol de campeonato, y un autogol de José ‘Calaca’ González cerró la fiesta en 'La Bombonera'.

Toluca campeón de campeones en partido contra Atlas. (Foto: leyendaescarlata.com) 

Luego de ello, en las tres últimas jornadas, los choriceros se relajaron y solo obtuvieron dos empates: ante América y Oro por 1-1 en ambos casos. Sin embargo, el cierre fue con nueva celebración pues, de manera similar a la campaña anterior, Toluca se adjudicó el título de Campeón de Campeones al superar por un global de 3-2 al Atlas.

Choriceros de marca nacional

Como dato adicional, cabe señalar que además de Claudio Lostaunau y Christian Cueva, otros cinco peruanos vistieron las sedas de Toluca a lo largo de sus cien años. Los primeros en llegar fueron el defensa Guillermo Andrade y el mediocampista Guillermo del Valle, quienes ficharon por los ‘Diablos Rojos’ para la temporada 1953/54, justo en su campaña de debut en la Primera División. En la temporada siguiente, llegó el arquero Eugenio ‘Mono’ Arenaza, quien se quedó solo ese torneo. Y diez años después, el atacante Carlos García Carrasco y el extremo Alejandro ‘Memín’ Zevallos llegaron a Toluca, pero no tuvieron la trascendencia esperada.

Como se observa, solo Lostaunau y Cueva destacaron en sus respectivos momentos en el elenco rojo. Pero principalmente el 'Maestro', quien fue una de las piezas clave para la obtención del primer título choricero en la Primera División. Cueva, en cambio, solo estuvo un año en el que demostró lo útil que podría serle al equipo -incluso destacó en aquella Copa Libertadores 2016-; no obstante, una propuesta irrechazable del Sao Paulo provocó que la estancia de ‘Aladino’ en tierras mexicanas fuera efímera.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: anotandofutbol.com, leyendaescarlata.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy