Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl 27 de abril de 1952 Valeriano López debutó con Huracán de Argentina, club al que defendió durante dos temporadas. El goleador de Casma afrontó así su segunda experiencia en el extranjero, y aunque tuvo una aceptable campaña, no pudo redondear un gran final con el ‘Globito’.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

A Valeriano López le tocó brillar siempre que jugó por un equipo de fútbol. Lo hizo con Sport Boys al debutar en 1946 y tras campeonar como máximo goleador en 1951; también con Deportivo Cali cuando se marchó a ‘El Dorado’ en 1949; y con la selección de Perú tuvo su gran momento en los Panamericanos de Fútbol que organizó Chile en 1952, torneo en el que se consagró a nivel internacional al liderar la tabla de anotadores con siete tantos.

El éxito, pues, siguió la carrera del ‘Tanque de Casma’ a donde fue, pero siete días después de regresar de Santiago con la delegación peruana, tuvo que volver a partir hacia el sur para tomar el camino que conducía hasta Argentina, donde puso a prueba la fama que lo precedía.

Con fuerza y sin voluntad

La situación contractual de Valeriano López cambió por completo en poco tiempo y sin que el mismo jugador tuviera conocimiento de ello, pues la directiva de Sport Boys -club dueño de su carta pase-, negoció con Huracán de Buenos Aires para traspasar a su mejor futbolista al club de Parque Patricios mientras éste se encontraba en Santiago con la selección.

Los tres peruanos que jugaron por Huracán en 1952: Carlos Lazón, Alberto Loret de Mola y Valeriano López (Foto: Sucedio Deportivo) 

En el acuerdo intercedió el técnico argentino Ángel Fernández Roca, quien por entonces dirigía a Mariscal Sucre y que también recomendó a Carlos Lazón -jugador de su equipo- al cuadro que presidia el Coronel Tomás Ducó. Por entonces al ‘Globito’ ya pertenecía el peruano Alberto Loret de Mola, por lo que Valeriano tuvo la compañía necesaria para adaptar su juego lo más rápido posible al nuevo entorno.

Esa temporada Huracán rearmó su línea de ataque sumando también los refuerzos de Alberto de Zorzi, Manuel Ameal y Eduardo Ricagni, pues del anterior plantel solo se mantenían el centro delantero Héctor López y el puntero izquierdo Ricardo Quiñones. Cuando el nueve peruano llegó a su nuevo club, éste compartía la punta del torneo con Banfield luego de tres jornadas coronadas con tres victorias.

El debut de Valeriano fue en la fecha 4 jugando de visita con Rosario Central, ante el que empataron 1-1 y con el ‘Tanque’ ofreciendo una actuación irregular. Su presencia en el campo se vio afectada por el poco tiempo de descanso tras el viaje, pues jugó solo dos días después de llegar a Buenos Aires. Fue entonces que el comando técnico decidió no volver a incluirlo en el once titular hasta verlo físicamente adaptado, por lo que reapareció recién el 25 de mayo frente a Chacarita Juniors.

Valeriano López observa desde el campo cómo su cabezazo vence la resistencia de Amadeo Carrizo el día que marcó sus dos primeros goles en Argentina (Recorte: diario La Crónica) 

Sueños a flote

A Valeriano le tocó jugar otros dos partidos sin cumplir con los goles que prometía su fichaje, pero todo cambió el 29 de junio al enfrentar a River Plate en el Monumental por la fecha 13. Aquel día, pese a que Huracán perdió 3-2, el casmeño pudo marcar un doblete en el arco que defendía Amadeo Carrizo, ambos de cabeza. Tres jornadas después celebró otra vez al ganar 0-2 en su visita a Atlanta, y en la siguiente semana repitió el plato contra San Lorenzo, aunque no evitó que perdieran 2-3.

Recién en la fecha 19 a Valeriano se le vio compartir por primera vez la línea de ataque junto a Loret de Mola y Lazón. Fue cuando le ganaron 3-1 a Rosario Central el 28 de setiembre, aunque tal situación solo se repitió durante otros tres encuentros durante el campeonato. El ‘Tanque’, en cambio, pudo convertir otros cuatro tantos hacia el final del torneo: uno a Platense en la fecha 21 al golear 5-2; otro a Chacarita al vencer 3-0 en la fecha 23; mientras que un doblete a Vélez Sarsfield en la fecha 30 sirvió para cerrar un categórico 5-0.

Aquel final de campeonato (en el que Huracán se ubicó cuarto y con Ricagni como el máximo anotador con 28 tantos), dejó entrever un buen futuro para el ‘Globito’ en la siguiente temporada. La historia, sin embargo, se encargó de cambiar aquel optimismo, pues en las primeras cuatro jornadas apenas si rescataron un triunfo sobre Boca Juniors.

Valeriano ensayando un remate hacia el arco de Boca Juniors (Recorte: diario La Crónica) 

La presencia del goleador peruano se hizo esperar hasta la fecha 5 en la que recibieron a Estudiantes de La Plata. El choque se jugó el 3 de mayo, día en el que Valeriano volvió a jugar anotando un doblete para ganar 3-1. Pero aquel buen momento para el ‘Tanque’ se disipó de inmediato, ya que no volvió a jugar sino hasta la fecha 11 al empatar 2-2 con Chacarita Juniors. Luego alternó también en la fecha 13 con Gimnasia y Esgrima de La Plata y en la 25 ante River Plate, perdiendo ambos compromisos.

Y así se despidió Valeriano López de Argentina, pues no volvió a ser considerado en Huracán y el siguiente año ya estaba de vuelta en Perú para enrolarse a Alianza Lima. En total, su presencia en Parque Patricios dejó un saldo de 19 partidos jugados y 10 goles, una cifra que en promedio resultó distante de la que se le conocía y que dejó en claro que lo mejor de su producción ya era cosa del pasado.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Foto: revista Sucedio Deportivo; Recortes: diario La Crónica

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy