Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comAtlético Torino cumple 60 años y en DeChalaca lo recordamos evocando la carrera de ‘Popeye’ Marchán, insigne delantero del ‘Taladro’ durante su última aventura en la máxima categoría y que antes también destacó con Deportivo Pacífico de Zarumilla.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

- Nombre: Pedro Marchán Preciado.

- Lugar y fecha de nacimiento: Zarumilla, 1 de abril de 1970.

- Puesto: Delantero.

- Trayectoria en clubes: Deportivo Pacífico (1989-1992), Atlético Torino (1993-1998).

- Trayectoria en selección: Ninguna.

De brisa a ventarrón

La carrera de Pedro Marchán despegó junto al principal club de su ciudad: con Deportivo Pacífico logró el ascenso a Primera División en 1989 a través de la Copa Perú con un equipo que era dirigido por Víctor ‘Pitín’ Zegarra. Ya en el Torneo Regional, los de Zarumilla tuvieron un gran estreno, pues se consagraron campeones del I Regional tras vencer en partido extra a UTC. Luego visitaron a Sport Boys en Matute por el Octogonal y le sacaron un empate sin goles, aunque la definición quedó trunca al no presentarse a jugar el choque de vuelta.

Pedro Marchán -el penúltimo de los hincados desde la izquierda- con Deportivo Pacífico antes de enfrentar a Sport Boys en Matute (Recorte: diario La Crónica)

Siempre con ‘Popeye’ alternando en el ataque junto a Anselmo Soto -y antes con el ecuatoriano Eduardo Vilarete, quien se retiró y reemplazó a ‘Pitín’ como DT-, en el segundo semestre la historia resultó similar para el cuadro tumbesino, salvo que los de Cajamarca se cobraron la revancha y eliminaron a Pacífico en el cuadrangular que definió al campeón del norte. Antes, sin embargo, Marchán se dio un gusto particular, pues le marcó un doblete a Atlético Torino el 11 de noviembre para ganar 1-2 en el mismo estadio Campeonísimo.

En 1991 la situación cambió por completo, pues la meta para los diez equipos que formaban la Zona Norte era evitar el descenso, y tal cometido solo se podía lograr si se ocupaba uno de los tres primeros puestos. Esa temporada a la línea de ataque del ‘Ventarrón del Norte’ se sumaron el ‘Loco’ Manuel Dávila y Arturo Marchán, los que con Carlos Carbonell como técnico en el II Regional, forzaron un partido extra con Mannucci en Lima, el mismo que perdieron 3-0.

Pese a las serias deudas que comprometieron al plantel en 1992, ‘Popeye’ se mantuvo con Pacífico para disputar el Torneo Zonal, aunque no logró el ascenso pues quedaron terceros por detrás de Ovación Sipesa y Deportivo Cañaña.

El gol de 'Popeye' para que Atlético Torino le gane a José Gálvez en la Finalísima (Recorte: diario El Bocón)

La casa nueva

La siguiente etapa en la vida futbolística de Pedro Marchán se dio en Talara, donde Atlético Torino lo contrató para ser protagonista de su gran campaña en la Copa Perú de 1994. De aquel torneo se recuerdan su gol a José Gálvez para ganar 1-0, o su triplete a Deportivo Garcilaso en la última jornada de la Finalísima para vencer 5-2 y levantar el trofeo.

El regreso a Primera del ‘Taladro’ fue el 5 de marzo con un 2-2 frente a Alianza Atlético en el Campeones del 36, siendo ‘Popeye’ el autor de la primera conquista. Esa temporada de Torino quedó signada por el sufrimiento y una carrera contra el tiempo por evitar el descenso, pues tardó veinte partidos para ganar por primera vez. Ese encuentro fue en Chimbote con Deportivo Sipesa, que con un tanto de Marchán perdió 0-1 el 27 de agosto.

El delantero nacido en Zarumilla volvió a ser fundamental ese año con goles en otros dos encuentros: primero el 16 de setiembre contra Ciclista Lima, que perdió 0-1 en la cancha de Alianza Lima; y en la última fecha fue Municipal quien sufrió otro gol de ‘Popeye’, que así se consagró en el Campeonísimo, donde Torino -con Percy Maldonado en el banco- mantuvo la categoría.

El gol más recordado en la carrera de Pedro Marchán fue a Municipal para que Torino salve la categoría en 1995 (Recorte: diario El Bocón) 

El tope original

En 1996 a Torino le fue mejor en el Descentralizado con el paraguayo César Cubilla como técnico, pues el ‘Taladro’ ocupó el quinto lugar y avanzó hasta la Pre-Liguilla en la que Cienciano los eliminó. El rendimiento de Pedro Marchán también se elevó, pues luego de marcar el primer gol de su equipo a Sport Boys el 17 de marzo, se mantuvo como el goleador granate con nueve tantos al acabar el campeonato, destacando un triplete a Guardia Republicana el 28 de abril para vencer 1-4 en el estadio San Martín de Porres.

Su última conquista fue precisamente ante los cusqueños el 24 de noviembre para ganar 1-0 en Talara, gol que fue el último que logró con Torino en Primera. El siguiente año, la directiva no lo consideró en el plantel sino hasta después de la sexta fecha del Torneo Apertura, cuando se lo contrató como un refuerzo para mejorar el rendimiento del equipo que entonces dirigía el brasileño Antonio Vieira.

La competencia, sin embargo, fue seria para Marchán, pues tuvo que luchar por un puesto en el ataque con Rogger Paredes, Rodolfo Miñán y Wilmer Abad, además de con los brasileños Luisinho y Ronaldo. Al final, su papel fue de la mano con el del equipo talareño, que descendió tras ganar 2-1 a Deportivo Pesquero y con ‘Popeye’ sin poder marcar un solo gol en todo el certamen.

Gol de penal de 'Popeye' Marchán el día que le marcó tres goles a Republicana (Recorte: diario El Comercio) 

El cierre de su carrera transcurrió en la Copa Perú junto a Torino, y ya como entrenador, en las últimas temporadas dirigió al Comercial Aguas Verdes de Tumbes, mientras que desde 2017 tomó las riendas del Deportivo Pacífico de Zarumilla, cuadro al que regresó para devolverle una parte del protagonismo que en su momento le permitió surgir.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diarios La Crónica, El Bocón y El Comercio

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy