Edgardo Bauza, extécnico de Cristal, ha transformado su apuesta de juego en los distintos equipos que ha dirigido. Desde Cristal hasta la selección argentina, el 'Patón' se ha acoplado a lo que tuvo para enfrentar los distintos retos de su carrera, aunque con rasgos similares en todas sus oncenas.
Jair Villanueva | @Jair_Villanueva
Editor

La carrera de Edgardo Bauza empezó tarde para los estándares de hoy. A los 40 años, tomó al club que lo vio nacer, crecer y consolidarse como futbolista: Rosario Central. En el cuadro canalla fue dirigido en sus primeros años por Alfio Basile y Carlos Timoteo Griguol, dos técnicos opuestos en términos de estilos de juego. Esa primera impresión de dos mundos futbolísticos opuestos se trasladó al campo: el 'Patón' fue un defensor de juego fuerte, pero también ofensivo.

Entre los defensores centrales, según la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS), es el cuarto goleador en la historia con 108 goles en 499 partidos entre 1977 y 1992. Bauza, pues, fue desde un inicio la combinación de dos maneras de sentir el fútbol; pero sobre, todo un jugador agresivo -que no significa violento- para defender y atacar.

En su larga trayectoria como entrenador desde 1998, Edgardo Bauza dirigió ocho equipos antes de tomar las riendas de la selección argentina. En dieciocho años, no obstante, ha conseguido cinco títulos solo con dos equipos: Liga de Quito y San Lorenzo, clubes que lo llevaron a la élite de técnicos en el fútbol sudamericano. El 'Patón' dejó también su huella en el fútbol peruano, con un subtítulo en Sporting Cristal. Estos tres clubes, sumados a lo hecho en dos partidos con la selección argentina, pueden acercarnos a lo que es hoy en día la filosofía Bauza.

Sí quiero verte 'Canalla'

Bauza empezó su carrera en Rosario Central con un subcampeonato en la Copa Conmebol 1998, en cuya final cayó ante Santos de Brasil en partidos de ida y vuelta. El único gol de aquella llave lo marcó Claudiomiro, en Vila Belmiro. Luego, el 'Patón' no tuvo buenas temporadas hasta el Apertura 1999, cuando quedó en segundo lugar detrás del River Plate de Ramón Díaz, Javier Saviola y Pablo Aimar. Este colchón de puntos le sirvió para, luego, participar de la Libertadores 2001, torneo en que ofreció su mejor participación. Aquel equipo de la Libertadores jugó con un 4-rombo-2 tradicional en Sudamérica por aquel entonces, sobre todo en Argentina, donde equipos como River y Boca -con Aimar y Riquelme, respectivamente- habían marcado la pauta

Aquel 'Canalla' -cuya actuación más contundente en el certamen continental fue una goleada 6-0 sobre Universitario en el Gigante de Arroyito- tuvo como base un once con Laureano Tombolini en el arco; Darío Rubén Marra jugó de lateral derecho y Matías Lequi era el izquierdo. En la zaga central se ubicaban Gabriel Loeschbor y Daniel 'Cata' Díaz. En la volante, tuvo a dos interiores y un volante anclado detrás: los dos primeros fueron Iván Moreno y Fabianesi, por derecha, y Maximiliano Cuberas, por izquierda, mientras que como único volante de contención estuvo Diego Erroz.

El ataque de Rosario Central combinó juventud, actualidad y jerarquía. El '10' era Ezequiel González, quien a sus 21 años tomó la responsabilidad de ser el enlace en un fútbol que lo aún lo tenía como protagonsita desde esa posición. Delante del 'Equi' se encontraban Rafael Maceratesi y Juan Antonio Pizzi: dos delanteros de área, aunque el 'Rafa' con mayor movimiento alrededor del actual técnico de la selección de Chile. Además, Moreno y Fabianesi solía romper líneas para ser socio de González y pasar casi a un 4-trapecio-2. Movimientos regulares en esa época del fútbol argentino.

Patón a fondo

En el receso del torneo local por la Copa América 2004 en Perú, Sporting Cristal se quedó sin técnico debido a la salida de Wilmar Valencia. Su reemplazo llegó desde Colón de Santa Fe: el 'Patón' Edgardo Bauza tuvo, de esta manera, su primera experiencia internacional. En Cristal encontró un 4-2-3-1 dejado por Wilmar Valencia y heredado desde René Weber en 2003.

Aquel equipo se conoció de memoria. Primero Bauza probó mantener a sus dos atacantes, con Luis Alberto Bonnet y Carlos Orejuela, para ubicar detrás un cuadrado con Juan Cominges, Jorge Soto, Henry Quinteros y Rainer Torres. Luego, sin embargo, tuvo que quedarse con el 4-2-3-1: las lesiones constantes del 'Flaco' terminaron por dejar a Bonnet como único delantero. Además, la utilidad del 'Camello' Soto detrás del '7' como un volante libre marcaba más diferencias con su posición por una banda.

La gran incertidumbre para el 'Patón' fue completar una de las bandas. Juan Cominges se convirtió en la temporada 2004 en un especialista por la izquierda. Sus regates dese la línea hacia las zonas interiores doblegaron fácilmente al rival de turno; además, José Moisela se ubicó detrás, y el buen pie izquierdo de la 'Bala' permitió que se ubicara en la línea de volantes de primera línea. Pero por la derecha, Bauza tuvo que conformarse con Henry Quinteros y empoderar a Amilton Prado -lateral derecho- con sus proyecciones, para poder compensar su ofensiva. Esta fue una de las ediciones más agresivas en ataque en la carrera del 'Patón'.

Le liga en Quito

Bauza fue transformando su propuesta de juego y también flexibilizó los sistemas que utilizó. Su llegada a Ecuador se dio tras un mal paso en Colón de Santa Fe, donde dirigió a Juan Manuel Vargas y Juan Cominges. El 'Patón' llegó a la Liga en 2006; allí ganó el título de la temporada 2007 y clasificó a la Libertadores 2008, en la que dispondría su 3-4-2-1 para conseguir la primera Copa Libertadores para un equipo ecuatoriano.

En el arco estuvo el experimentado portero Juan Francisco Cevallos; delante del '1' estuvieron Jairo Campos, Norberto Araujo y Renán Calle, quienes formaron una línea de tres. Por las bandas, entretanto, se ubicaron Joffré Guerrón, por derecha, y Paul Ambrosi, por izquierda; ambos resultaron claves con sus proyecciones, que incluso culminaban en zonas interiores. Eran dos carrileros con mucha llegada al área rival.

Para poder lograr lo último, Bauza tuvo a dos volantes con un recorrido muy inteligente. El primero, en espacios cortos: Patricio Urrutia, quien manejaba desde la primera línea la posesión. Las transiciones solían tener peso por los recorridos de Ambrosi y Guerrero; por ello, quien ocupaba sus posiciones era el paraguayo Enrique Vera, un jugador veloz y funcional tanto a la defensa como al ataque. Finalmente, el tridente ofensivo tenía a dos '10': Damián Manso y Luis Bolaños, así como a un delantero, Claudio Bieler, quien solo se ocupó del área.

Cría 'Cuervos'

Tras un segundo paso por la Liga de Quito en que consiguió la Recopa Sudamericana 2010 y una nueva Serie A obtenida en ese mismo año, el 'Patón' llegó en la temporada 2013/14 a San Lorenzo de Almagro. Reemplazó a Juan Antonio Pizzi, campeón del Torneo Inicial 2013 con el 'Cuervo' y exdirigido de Bauza. En su primer semestre con el equipo del barrio de Boedo, el 'Patón' puso su sello con el regreso al 4-rombo-2 que lo acompañó en Rosario Central.

El arquero titular -y una de las figuras- fue Sebastián Torrico. En la zaga central tuvo a Fabricio Fontanini y Santiago Gentiletti. En las bandas contrastaron las apariciones de Julio Buffarini -por derecha- y Emmanuel Mas -por izquierda-: el primero destacó por fungir casi como un carrilero, en ocasiones ocupando la posición de interior derecho; el segundo fue un marcador de su zona, que ante la salida de 'Bufa' podía armar una línea de tres. Era una estructura de movimientos parecida a la de Sporting Cristal.

En el mediocampo, el nexo entre los centrales y los interiores fue Juan Mercier: un número '5' clásico. A su lado jugaron Héctor Villalba y Néstor Ortigoza, ambos con muy buen pie en salida; el 'Gordo' de manera más posicional y Villalba con mayor libertad para romper líneas, en una figura parecida a la del Rosario Central 2001. Finalmente, como enlace quedó Leandro Romagnoli, aunque con mucha colaboración de Ignacio Piatti; el 'Pipi' compartió el rol de organizador con Ortigoza, pero también supo asociarse con 'Nacho' Piatti, quien fue un segundo delantero prolijo detrás del único '9', Mauro Matos. Esta última dupla era parecida a la de Maceratesi y Pizzi, por características en el esquema de Bauza.

Ágil y celeste

Luego de que se vocearon nombres desde Marcelo Bielsa hasta Miguel Ángel Russo, la AFA definió al técnico de la selección argentina en lo que resta de las Eliminatorias. Edgardo Bauza fue el elegido luego de un breve paso por Sao Paulo. El debut del 'Patón' fue el 1 de septiembre frente a Uruguay, en la fecha 7 de las Eliminatorias Rusia 2018, cuando alineó un 4-2-3-1 con Sergio Romero en el arco; una línea de cuatro con Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi, Rogelio Funes Mori y Emmanuel Mas. En la zona medular formó un doble pivote con Javier Mascherano y Lucas Biglia, mientras que en segunda línea ubicó a Lionel Messi en la banda derecha y Ángel di María en la izquierda. Como único '9' estuvo Lucas Pratto, quien fue acompañado por Paulo Dybala como mediapunta.

La convocatoria de Bauza para aquella fecha doble, además, no tuvo sorpresas más allá de los llamados a Lucas Pratto, Lucas Alario y Emmanuel Mas. El jugador de Atlético Mineiro reemplazó a Gonzalo Higuaín tanto en Buenos Aires como en Mérida, cuando Argentina enfrentó a Venezuela. En este último encuentro, el 'Patón' tuvo que prescindir de Lionel Messi y Paulo Dybala, por lesión y suspensión, respectivamente. Ante estas ausencias, puso a Erik Lamela en la posición de 'La Pulga' y a Éver Banega en el lugar de 'La Joya'.

Bauza, con estos cambios, mantuvo un frente ofensivo ágil en lo posicional. Las diagonales de Erik Lamela le abrieron el campo necesario a Pablo Zabaleta por la banda derecha. Mientras tanto, en la franja izquierda, Ángel Di María se ocupó de darle profundidad -Marcos Rojo sostuvo defensivamente esa banda-. Entre los jugadores de Tottenham y PSG, flotó Banega como un organizador de juego, siempre cerca de Javier Mascherano y Lucas Biglia. Esa formación y propuesta puede ser la misma que utilice el 'Patón' Bauza ante Perú, salvo por un cambio que parece seguro: Gonzalo Higuaín por Pratto.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy