Oscar Ibáñez mantuvo la mejor efectividad entre todos los estrategas de la Segunda 2016, pese a que Cienciano se quedó a un tris del ansiado retorno a la máxima categoría.

 

    Mario Azabache | @Mario_Azabache
    Columnista Editorial

Fueron 32 entrenadores y 2 duplas técnicas los que tuvieron la chance de dirigir a lo largo del año a los 16 clubes participantes de la división de plata. Un torneo que este 2016 vivió una de las ediciones más atrapantes de su historia, presentándose atractiva desde el principio e infartante en las fechas finales. Todo ello pese a que, como en 2015, un equipo (Unión Tarapoto) fue retirado en pleno campeonato por temas administrativos.

Fuera de ello, el mensaje de competitividad se entendió entre la mayoría de directivas, pues hasta 5 elencos apostaron por un técnico desde la jornada inaugural hasta el cierre de la campaña. Otro dato llamativo fue que apenas cinco extranjeros figuraron entre los estrategas empleados: dos argentinos, dos colombianos y un paraguayo. Un saldo favorable para quienes valoran la promoción del talento nacional en los banquillos.

Dame esos cinco

Carlos Silvestri (Cantolao) fue el abanderado del pelotón de entrenadores que gozaron del respaldo dirigencial de principio a fin. Con una efectividad de 57.47%, el DT del 'Delfín' halló premio a su regularidad con la consagración en aquel duelo extra frente a Sport Áncash en Matute.

Silvestri tuvo un respaldo dirigencial a prueba de todo. Ello dio su fruto con el título y el ascenso. (Foto. Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Los otros técnicos que tuvieron el privilegio de conducir a sus equipos en todas las fechas fueron Mifflin Bermúdez en Alianza Universidad, (48.28% de efectividad), Marcial Salazar en Los Caimanes (44.83%), José Soto en Alfredo Salinas (44.05%) y Juan Vidales en Sport Victoria (33.33%).

Entre el casi y el descalabro

Pero si hablamos de efectividad hay un estratega que se llevó las palmas: Oscar Ibáñez. Con un 62.67%, el exarquero logró meter a Cienciano en la lucha por el título de la Segunda, quedando a un solo punto del campeón Cantolao. Algo muy meritorio pues cuando asumió las riendas del 'Papá', su equipo aparecía entre los últimos lugares-

También se tiene otro lote de entrenadores con una efectividad llamativa, pese a que disputaron menos de la mitad de partidos del calendario (14 cotejos o menos). Ese fue el caso de Orlando Maltese en Sport Áncash (73.33%), Sergio Ibarra en Coopsol (61.90%) y Ricardo Ronceros en Cultural Santa Rosa (66.67%).

Pese a no ascender, Óscar Ibáñez fue el técnico más efectivo del campeonato. (Foto: César Condori / DeChalaca.com) 

Lo peor mancha que puede existir para el currículum de un DT es el hecho de no haber obtenido victoria alguna dirigiendo a un equipo. Y ese fue el caso de tres entrenadores que no pudieron ganar ni siquiera un partido en su aventura por la Segunda 2016: Mauro Reyes con Unión Tarapoto (9.52% de efectividad), Paul Cominges con Cienciano (16.67%) y Juan Pajuelo con Torino (25.00%).

Balance final

Que 5 clubes de un total de 16 participantes hayan optado por mantener a sus técnicos durante todo el certamen da un mensaje alentador. Esto debido a que los proyectos y procesos a largo plazo necesitan proliferar en nuestro balompié, en especial en un torneo de ascenso que pretende promover a jóvenes valores con sus reglas implantadas (como la obligatoriedad de usar jugadores sub-24 o la bolsa de minutos para sub-20).

Otro detalle fue que solo cinco equipos cambiaron más de una vez de DT en la campaña 2016. Entre ellos estuvieron los descendidos Torino y Unión Tarapoto, que emplearon hasta 3 entrenadores diferentes en el certamen. Similar fue el caso de Serrato y Huaral, aunque lo de Áncash rebasó todo tipo de trabajo sostenido: usó a 5 técnicos distintos en una temporada donde casi logra el ascenso a Primera División.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Foto: César Condori y Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy