Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comGoles: Karim Benzema 19', Toni Kroos 49', Casemiro 54' (MAD); Lorenzo Insigne 8' (NAP). Arbitró Damir Skomina (SVN).

El Capo: Casemiro

No fue el súper partido que muchos esperaron. Sin embargo, Casemiro destacó por la regularidad impuesta, sobre todo en el segundo tiempo, cuando Real Madrid sometió a Nápoli. Con salida limpia desde la mitad de cancha y un gol excepcional a los 54' para decretar el 3-1, el brasileño fue el más parejo en el Bernabéu.

La pizarra

Zinedine Zidane le dio la confianza a James Rodríguez para comenzar por derecha, y no lo hizo mal. De este modo, el 4-3-3 merengue ejerció el dominio del campo, apostando por el juego lateral -en contraste con los tibios desempeños de Luka Modric y Toni Kroos, este último más allá del gol-. Después del minuto 71 llegaron los cambios: Pepe por Sergio Ramos, Lucas Vázquez por James Rodríguez y Álvaro Morata por Karim Benzema. Basta leer los nombres para comprender que, con el 3-1 a favor, el francés no se arriesgó.

Lo del Nápoli de Maurizio Sarri también fue un 4-3-3, con José Callejón, Dries Mertens y Lorenzo Insigne desplegados de derecha a izquierda, y tres potenciales generadores de juego: Piotr Zielinski, Amadou Diawara y Marek Hamsik. Al margen del enorme gol de Insigne a los 8', fue poco lo hecho por el cuadro napolitano. ¿Acaso Jorginho pudo ser una buena alternativa para cambiar el panorama? No hay forma de saberlo.

Kazuki Ito: Damir Skomina

- Un codazo de Dani Carvajal a Fauozi Ghoulam sobre los 15' no sancionado fue la única mancha que tuvo el esloveno Skomina en el partido.

- Posteriormente, el juez transitó un camino tranquilo, aunque también es cierto que perdonó -hasta en dos ocasiones- una eventual segunda amarilla a Sergio Ramos.

La Ficha

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com