Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comBeto da Silva una vez más no fue convocado para un partido de Grémio. Es más: anoche también jugó la reserva y tampoco estuvo entre los que participaron de ese juego.

 

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Editor

Beto da Silva una vez más no fue convocado para un partido de Grémio. Es más: anoche también jugó la reserva y tampoco estuvo entre los que participaron de ese juego.

Hay opiniones diversas sobre el tema, pero parece estar claro que Da Silva se apresuró al dejar Holanda para cumplir el deseo de jugar en el equipo brasileño del que es hincha, y en el que de paso se formó durante un tiempo.

Lo importante hoy es que el exdelantero de Cristal tome una decisión sobre lo que quiere para el resto del año. En Gremio no tiene sitio y encima ha tenido muy mala suerte con las lesiones. Si continúa así corre el riesgo de quedarse casi en blanco lo que queda del 2017, o de sumar apenas 10 minutos cada 5 partidos.

 

La solución que podría tomar es la de una cesión. Dar un paso atrás para luego intentar dar dos hacia adelante. No importa el destino: lo que interesa es que pueda sumar una base de minutos que le permita volver a Gremio en 2018 listo para afrontar la pretemporada en igualdad de condiciones. Un eventual regreso al fútbol peruano, en ese sentido y contra algunos prejuicios, no siempre significa un retroceso.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy