Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comYurimaguas celebra sus bodas de oro y el momento es propicio para evocar el momento más glorioso de su historia: cuando contra todo pronóstico derrotó de visita a Cristal, Alianza y Universitario en el II Regional Metropolitano 1991, todo en casi un mes.

 

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

En la historia del fútbol peruano hay equipos chicos a los que les fue muy bien (por ejemplo, Defensor Lima 1973 o San Agustín 1986), otros a los que les fue muy mal (Unión Pesquero 1974 o IMI 1999), otros que protagonizaron salvaciones memorables (San Martín 2004) y otros que se quedaron a un tris de lograr lo impensado (Estudiantes de Medicina 2001). Pero casi ningún club puede presumir haber pasado por todos esos estadíos en una misma temporada.

Así fue el 1991 que significó la primera temporada de Hijos de Yurimaguas en Primera División: una experiencia intensa, vertiginosa e inolvidable. Que empezó muy mal y de manera improvisada, pues Miguel Ángel Arrué, quien había sido el DT campeón de Segunda División con el club en 1990, no pudo reasumir el cargo por falta de arreglo con la directiva sino hasta la tercera jornada del I Regional Metropolitano. Pero ni el concurso del chileno pudo corregir el rumbo de una campaña floja: en las once jornadas del primer torneo del año, Yurimaguas ganó solo dos partidos (a AELU y Municipal), empató cuatro y perdió cinco.

En un campeonato en que descendían cuatro equipos de doce participantes en la Región Metropolitana por efectos de la reducción masiva de cupos en la categoría, esas cifras volvían al cuadro de Ventanilla principal candidato a volver al ascenso. Pero el II Regional Metropolitano, que a diferencia del primer certamen de la temporada se disputaba en dos ruedas, trajo consigo no solo una salvación inusitada de los dirigidos por Arrué, sino una extraordinaria racha de triunfos al hilo sobre los rivales más encumbrados del medio. Y que incluyó dos visitas épicas a Matute y una al Lolo Fernández saldadas con victorias para la memoria.

Hito 1: Golpe al campeón

La defensa de Yurimagaus frena un avance de la 'Pepa' Horacio Baldessari (Recorte: diario Expreso)

Yurimaguas no cambió nombres de cara al segundo torneo del año. La base del equipo siguió siendo la misma: Agapito Rodríguez ocupaba el arco; Víctor Hugo Melgar, Rodman Barbagelatta, Antonio Landauri y Luis Molina jugaban en defensa; Demetrio Mazzo, Alfonso Dulanto, César Moreano y Javier Carmen formaban el mediocampo, y arriba quedaban el chileno Héctor Vega y Carlos Dolorier. Además alternaban, entre otros, Juan Carlos Ormeño, Marcos Arrazábal, Pedro Sosa, Aldo Dueñas y el chileno Gerardo Hernández -su compatriota Claudio Saglié, el tercero de los sureños llegado junto a 'Caldillo' Vega y de la mano de Arrué, dejó el club al cabo del primer semestre-. De hecho, para el II Regional Metropolitano solo se sumaron dos refuerzos: Alberto Akasutka como portero suplente y el 'Tata' Jorge Reyes, promovido como recambio en la zaga.

El certamen empezó el domingo 1 de setiembre para 'Yuri' con una categórica derrota por 3-0 ante San Agustín. Por tanto, la expectativa ventanillense para el partido de la segunda jornada, en el que tocaba visitar a Sporting Cristal el miércoles 4 en el estelar del doblete pactado en Matute, era de resignación ante la derrota. Los celestes venían de consagrarse campeones del I Regional solo una semana antes ante Sport Boys, por lo que el encuentro era en teoría de trámite.

Sin embargo, los 215 espectadores -cifras típicas del caos de la época- que se dieron cita al coso victoriano asistieron a la sorpresa del año apenas desde los 3 minutos de juego, cuando Vega disparó en primera para fusilar a Miguel Miranda. Julio César Uribe puso la paridad a los 25', pero en el complemento Dolorier y nuevamente Vega rubricaron un 1-3 que zamaqueó las estructuras del torneo. Y que se constituyó en el resultado bisagra para todo lo que luego ocurriría.

Hito 2: Misil directo a Matute

Carlos Basombrío se le escapa a la última línea de Yurimaguas (Recorte: diario Ojo) 

La recuperación de Yurimaguas fue viento en popa. El equipo de Arrué empató con AELU y después venció al hilo a Internazionale y -por sorprendente goleada- al duro Defensor Lima de Roberto Chale. Sin embargo, en la sexta fecha cayó 2-1 ante Octavio Espinosa en Ica y luego derrotó 1-0 a Huaral, por lo que volvía con cierta incertidumbre a Matute para enfrentar a Alianza Lima en la jornada 8, el 28 de setiembre. Los íntimos, dirigidos de modo interino por Rafael Castillo Huapaya, venían urgidos de levantar cabeza y la presión permitió que Arrué sacara provecho con una estrategia inteligente que lo presentó en sociedad ante el club que luego cobijaría sus mejores momentos en el fútbol peruano.

Alianza, tocado emocionalmente por el trágico fallecimiento de su exjugador Roberto Rojas la tarde anterior, lució muy nervioso. A los 36' se produjo una acción curiosa: Víctor Reyes trabó a Carmen de manera fuerte, lo que provocó que Arrué reaccionara de modo temperamental y fuera expulsado por el árbitro Fernando Chappell. Terminada la discusión, el propio Carmen cobró el tiro libre y generó un rebote que permitió que Vega, de un puntazo y aprovechando una desconcentración de la zaga blanquiazul, batiera a Jesús Purizaga.

Los victorianos lograron empatar vía Rosinaldo Lopes a los 62', pero luego sobrevendría lo inevitable y con nombre y apellido propios: Carlos Dolorier. El 'Misil' se echó a jugar y a los 77' forzó un nuevo error de la zaga íntima: su movilidad desesperó a Purizaga, quien olvidó que la reglamentación había sido modificada ese año por FIFA e impedía que los porteros volvieran a tocar el balón cuando ya se habían desprendido de él. Así, se cobró un tiro libre dentro del área íntima que Mazzo capitalizó en el segundo tanto. Y la obra de arte llegaría a los 85': Dolorier escapó por la punta izquierda, amagó hacia el borde del área grande y, con un giro sobre su propio eje y sobre la marca de Carlos 'Mágico' Gonzales, sacó un derechazo que sombreó a Purizaga. Golazo de proporciones que selló un histórico 1-3 y que acabó siendo considerado por el programa Goles en Acción como el mejor tanto del año 1991.

Hito 3: Barba para la crema

Rodman Barbagelatta revienta la pelota para salvar su arco ante Uniiversitario (Recorte: diario El Comercio) 

El triunfo sobre Alianza hizo que Yurimaguas pasara a ser considerado un rival temible. Por eso, solo ocho días después (el 6 de octubre), cuando por la décima jornada los de Ventanilla debían constituirse en el Lolo Fernández para visitar a Universitario, la expectativa era ya muy alta, aun cuando a mitad de semana 'Yuri' hubiera caído ante Sport Boys. El estadio de Breña recibió a 3,064 espectadores, y la 'U' de Iván Brzic salió con lo mejor de su vidriera para afrontar el cotejo. Pero se topó con una de las mejores estrategias que se recuerde haya planteado Arrué en su carrera.

El DT chileno optó por neutralizar a los merengues con un sistema basado en desplazamientos por los costados; para eso, alineó como tercer delantero a Jorge Jaramillo, y más bien cerró el centro de la zaga con Dulanto casi como tercer back. Sin replegarse a ultranza, Yurimaguas esperó a la 'U' y se dedicó a lanzarse al contragolpe con efectividad: en la última jugada del primer tiempo, un error de Pedro Requeña permitió a Barbagelatta descolgarse y marcar de cabeza el primer tanto. Y en el complemento, cuando Jaramillo se había ido a las duchas y el empate parecía inminente, nuevamente Barbagelatta se robó el show a los 85' con un disparo sensacional desde casi 40 metros que colgó a a Carlos Marrou. El descuento de Andrés 'Balán' Gonzales fue solo para decorar guarismos: el 1-2 era igualmente histórico y completaba un brillante ramillete de victorias sobre los grandes.

Después de tres hitos así, la salvación era una obligación para Yurimaguas. Se materializó una rueda después, en circunstancias polémicas, a costa de Huaral y con un nuevo y cuestionado triunfo sobre la 'U' que ha sido ya desarrollado por DeChalaca. Pero nada de eso podría opacar el inmenso mérito de un club modesto y sin mayores figuras que en apenas 32 días consiguió tres victorias que cualquier equipo del medio querría lucir en su palmarés.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diarios Expreso, La Crónica y Ojo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy