Composición fotográfica: Aldo Ramírez /
DeChalaca.comBotafogo sacó ventaja de su llave ante Olimpia gracias a un golazo de chalaca de Rodrigo Pimpao. Gracias a ese tanto, el Fogão dio un paso importante en su pugna por meterse a la fase de grupos de la Libertadores.

No hubo grandes diferencias en el Nilton Santos de Río de Janeiro. Botafogo y Olimpia protagonizaron un primer choque, en la ida de la Fase 3 de la Copa Libertadores, en el que se apreció una paridad en ambas áreas. El partido, pues, estuvo para cualquiera, aunque el dueño de casa supo sacar ventaja, una mínima ventaja, gracias a un golazo fuera de contexto.

A los 38', luego de una acción que se inició por derecha, el balón llegó dándole botes a Rodrigo Pimpao, un atacante de 29 años que hizo gran parte de su carrera en el fútbol asiático y en el Medio Oriente. Tras quedarle servida a la altura del pecho, simplemente hizo la acrobacia de la noche: una espectacular chalaca que dejó sin reacción a sus marcadores, Hernán Pellerano y César Benítez, y por supuesto al arquero Librado Ascona.

Aquella acción significó el 1-0 para Botafogo. Marcador que no se movió más, pero quien podría significar el tanto de la clasificación a la fase de grupos de la Libertadores. Una instancia copera en la que el Fogão espera trascender y sacarse la espina de la edición 2014, en la que quedó último en la clasificación.

Esta es la quinta ocasión en la que Botafogo toma parte de este certamen continental (en las ediciones 1963 y 1973 fue semifinalista, en 1996 llegó hasta octavos, y en 2014, omo ya se mencionó, quedó último en su grupo). Qué mejor estreno que con un golazo de otro calibre.

Fotos: cortesía Ovación Digital


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy