Foto: Diario La TerceraCon el impacto generado por Real Garcilaso en la Copa Perú, es necesario evocar a un elenco cusqueño que sobre finales de los ochenta logró participar en el fútbol profesional: Deportivo Tintaya de Yauli.



Este club fue fundado el 2 de mayo de 1972, gracias a la iniciativa de Edmundo Luna Escalante, Manuel Eguiluz Rodríguez y el ingeniero José Mejía, representando al centro cuprífero de la Mina de Tintaya. Tras una década de su fundación, en 1983, el cuadro minero participó en el Torneo Provincial de Espinar; sin embargo, recién en 1985, Deportivo Tintaya lograría acceder de manera constante a las instancias superiores de la Copa Perú.

Sus años mozos

En esa temporada, Tintaya logró derrotar al Tahuantinsuyo, asegurando su presencia en la instancia departamental en la que logró obtener el título tras dejar en el camino a ENACO de Quillabamba, Sais Marangoni de Sicuani y Universitario de Calca. Luego, en la Etapa Regional, el cuadro cuprífero eliminó a Deportivo Maldonado de Madre de Dios, Diablos Rojos, Bancos Unidos de Juliaca y al Social Deportivo Cámana.

En 1986, Tintaya llega a participar en la Finalísima de la Copa Perú, pero sin la suerte del caso y terminó ubicándose en la penúltima (quinta) casilla, superando solamente al 7 de Agosto de Moyobamba, al cual venció en su debut copero. En aquella edición, el campeón fue Deportivo Cañaña de Lambayeque. Tras esta experiencia, el cuadro de Yauli mantuvo su supremacía en la zona sur, logrando su ingreso al Regional Sur en la temporada 1988.

En su estreno en la máxima categoría, los mineros se ubicaron en la quinta casilla del Regional Sur, apenas sumando tres triunfos (ante Diablos Rojos de Juliaca, Atlético Huracán de Moquegua y Alianza Naval de Mollendo), cuatro empates y siete derrotas; por ello, terminó siendo relegado a disputar el Descentralizado 'B' en el que, tras ubicarse cuarto, logró mantenerse una temporada más en Primera División. En ese año, el plantel minero estuvo bajo la batuta del ex-ídolo de Sporting Cristal Eloy Campos y el plantel estuvo conformado por los arqueros Torres y Mamani; los defensas Héctor López, Ricardo Linares, Juan Rosas, Freddy Salas, Daniel Taya, Jorge Gallegos, los volantes César Salinas, Rodolfo Cadenillas, José Silva Paredes, Alfredo Sotelo, Benito del Mar, Eduardo Rodríguez, Santiago Ruiz, Víctor Muñoz y los delanteros Javier Valderrago, Raúl Ibarguren, Carlos Gonzales López, Néstor Sedano, Carlos Aspilcueta y Jorge Choy.

Hora del adiós

En 1989, tras una campaña irregular, el cuadro minero terminó siendo el colero absoluto del Regional Sur I, apenas sumando 9 puntos luego de obtener tres triunfos (Diablos Rojos de Juliaca, Atlético Huracán de Moquegua y un walk over ante Alfonso Ugarte de Puno), tres empates y ocho derrotas. En aquella temporada se disputó el Torneo Plácido Galindo durante los meses de mayo y junio, y compartió el Grupo II del Regional Sur junto a su coterráneo Cienciano, Alfonso Ugarte de Puno y Diablos Rojos de Juliaca.

En su primera presentación sucumbió en calidad de local por 1-4 ante Cienciano; luego en Puno, cayó de manera categórica ante Alfonso Ugarte por 4-0. En Juliaca, Tintaya, tras igualar a dos goles por lado ante Diablos Rojos, en tanda de penales venció por 14-13. En Cusco, Cienciano volvió a ser superior y derrotó a los mineros por 2-0, quienes terminaron cerrando su participación venciendo por la mínima diferencia al Alfonso Ugarte y, al no tener chances de clasificación, no llegó a disputar la última fecha ante Diablos Rojos. Finalmente, en el Regional Sur II, Tintaya volvió a ubicarse en la última casilla sumando apenas tres unidades, producto del triunfo ante Atlético Huracán de Moquegua y el empate ante Sportivo Huracán de Arequipa. De ahí en más cosechó once derrotas. 

Sin tinta para escribir su presente

En los últimos años, Deportivo Tintaya a nivel departamental ha tenido que vivir a la sombra del emblemático Deportivo Garcilaso, Humberto Luna y Estudiantes de Calca, Senati de Wanchaq y Cienciano Junior de Cusco, Municipal de Espinar o Municipal de Echaratí, equipos que relegaban a los mineros en instancias previas. Sin embargo, en 1999, logró el título departamental y su posterior pase a la Etapa Regional, en el que compartió grupo con Alfonso Ugarte de Puno y Deportivo Maldonado de Madre de Dios, instancia en la que el cuadro puneño terminó siendo el clasificado a la Etapa Nacional. 

En la temporada pasada, en 2010, Deportivo Tintaya logró acceder a la Etapa Departamental siendo encasillado en la Serie I del Grupo A, en el que el clasificado a la siguiente instancia fue el poderoso Real Atlético Garcilaso, dejando con los crespos hechos al cuadro minero, que terminó ubicándose apenas por detrás del cuadro celeste. Esta temporada, la suerte no estuvo de su lado y los representantes de Espinar a nivel departamental fueron Real Municipal de Coparaque y Municipal de Espinar, campeón y subcampeón, respectivamente. Por lo pronto, al cuadro de Yauli solo le queda preparar el camino para pelear por volver a las primeras planas del fútbol sureño como fue a fines de los ochenta. 

Recorte: diario La Tercera

comments powered by Disqus