Foto: Jorge Codina VásquezHuacho supo tener un gran campeón de Copa Perú. Fue el Juventud La Palma, que llegó a lo más alto en 1978 y luego cayó tanto que descendió hasta la Tercera División distrital, la categoría inferior del fútbol peruano. Hoy, con un equipo juvenil, comienza a recuperarse.

 

El conjunto del norte chico del país, fundado el 7 de setiembre de 1950, se ganó un nombre a nivel nacional con la obtención de la Copa Perú de 1978. Los celestes se coronaron campeones luego de ubicarse por encima de Pesca Perú de Mollendo, Universidad Técnica de Cajamarca, Asociación Deportiva Tarma, José Carlos Mariátegui de Ica y Deportivo Aviación de Iquitos. En esa temporada, el cuadro huachano estuvo bajo la batuta de Mario 'Foca' Gonzales, y tuvo entre sus principales figuras a Walter Minetto, Alfonso Pando, Gustavo Pimentel, Enrique Bravo, Jaime Herbozo, Freddy Pacherres, Luis Farromeque, Enrique Quintana, William Vidarte, Gustavo Durán y William Huapaya.

Primera aventura

La vuelta olímpica del gran equipo campeón de 1978, luego de igualar en el partido definitivo con José Carlos Mariátegui de Ica (Recorte: revista Ovación)En el 1979, en su primera incursión en la máxima categoría los resultados no fueron los esperados y terminó salvando la categoría en la etapa final del torneo. En la primera parte del torneo, se ubicó en la penúltima casilla por encima de FBC Melgar. Esto derivó en que tuviera que jugar en el Grupo por el Descenso, donde se ubicó en la última casilla igualado con León de Huánuco y Colegio Nacional de Iquitos. Estos tres equipos jugaron un triangular, donde el cuadro celeste sucumbió ante CNI pero venció a León; ese triunfo le permitió mantenerse en la categoría. Al año siguiente, las cosas no cambiarían en materia de resultados y La Palma se vería inmerso en las últimas posiciones del torneo. En la primera parte del torneo y en el Grupo por el Descenso se ubicó en la última posición y se vio relegado a perder la categoría.

En 1984, La Palma, junto a otros equipos del interior del país, recibió una invitación para integrarse a Primera División, en el arranque de los tristemente recordados Regionales. En la primera etapa del torneo formó parte de la Etapa Regional Metropolitana, donde se ubicó penúltimo por delante de Octavio Espinosa. Al no haber clasificado al Descentralizado, jugó el Torneo Intermedia, en el cual se enfrentó a los clubes que habían quedado en los primeros lugares de los torneos de Segunda División (en la Zona Metropolitana) o ligas provinciales (en las demás zonas) durante el tramo inicial del año. Lo mismo le ocurrió en 1985.

En la temporada 1986, con el empresario de ropa deportiva Guillermo Calvo como presidente, La Palma conformó un buen plantel. Había nombres de experiencia: Jorge 'Coco' Ramírez, Darío 'Chacal' Herrera, Wilson Ramírez, Martín Duffooó, Pedro 'Viroco' Meza, Rodulfo Manzo, Héctor La Torre, Javier Lovera y José 'Caté' Carranza. Para el recuerdo: los campeones de 1978 (Recorte: fulldeport.blogspot.com)Este plantel realizó una buena campaña en la Etapa Regional Metropolitana y logró su clasificación al Descentralizado. Pero al año siguiente los resultados no lo acompañaron y La Palma, nuevamente desde la Intermedia, fue sentenciado a jugar en la Segunda División.

Pugnando por volver

En Segunda División, La Palma se convirtió en un constante animador siempre bregando por el retorno a Primera, pero vio relegadas sus intenciones por Defensor Lima (1988) y Sport Boys (1989). En 1990, Hijos de Yurimaguas obtuvo el ascenso y La Palma se consagró subcampeón; eso le dio la posibilidad de disputar un partido de repechaje ante San Agustín, pero la suerte le fue esquiva en definición por penales.

En 1991, La Palma perdió la categoría y volvió a su Liga, pero retornó para 1993. Tras una campaña aceptable (quinto lugar), en 1994 volvería a descender tras quedar colero, con solo 12 unidades en 22 presentaciones. Y nunca volvería a la categoría de plata. 

Su mejor campaña en Primera fue en 1986. Acá, jugando ante la 'U' a casa llena en el Segundo Aranda Torres (Recorte: revista Ovación)Desde aquel momento, La Palma retornó a la Copa Perú, a jugar a la Liga de Huacho. Fue perdiendo el brillo y descendió hasta niveles insospechados: la Tercera División distrital, la categoría inferior del fútbol peruano. Hasta que sobre finales del año pasado, por el torneo de Tercera División Amateur de Huacho, La Palma venció 4-2 a Defensor Huacho y compartió el primer lugar del grupo A con Juventud Cono Sur. Con ello, el conjunto celeste logró el ascenso a la Segunda División distrital.

Este año, con un equipo plagado de juveniles, La Palma no logró cumplir una buena presentación en Segunda distrital y logró ubicarse en la quinta casilla del grupo B. Aunque por lo menos, ya dio el primer paso para que algún día, el Segundo Aranda Torres vuelva a ser testigo del accionar de la crema y nata del fútbol peruano.

Fotos y recortes: Jorge Codina Vásquez; revista Ovación

comments powered by Disqus