Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa versión tacneña de Esther Grande de Bentín estuvo de moda en el 2016. El campeón de Alto de la Alianza fue avanzando de a pocos y sorprendiendo hasta llegar a cuartos de final, en que finalmente cayó ante Hualgayoc.
José Carlos Álvarez | @jotita145
Redactor

El Balance

¿Cómo fue avanzando?

- Campeón de la Liga Distrital de Alto de la Alianza

- Subcampeón de la Etapa Provincial de Tacna

- Subcampeón de la Etapa Departamental de Tacna

Cifras en la Etapa Nacional

- Ubicación en la Tabla Única: 10

- Partidos ganados: 4

- Partidos empatados: 1

- Partidos perdidos: 1

- Goles a favor: 11

- Goles en contra: 9

¿Superó sus expectativas?

SÍ. Un equipo fundado hace dos años que, como lo dijo reiteradas veces su vicepresidente, no cuenta con los medios económicos para las exigencias de una Etapa Nacional, tuvo una destacada actuación, muy por encima de las expectativas de propios y extraños. Tras quedar detrás de Coronel Bolognesi en la Etapa Provincial y luego en la Departamental, EGB tuvo un magnífico desempeño en la Etapa Nacional quedando en décimo lugar con trece puntos, muy cerca de acceder directamente a Octavos de Final. En el repechaje dio cuenta de nada menos que Unión Fuerza Minera y en Octavos de Final de Comercial Aguas Verdes, para caer finalmente ante Hualgayoc empatando en Tacna y perdiendo en Cajamarca.

El Capo: Giancarlo Arfinengo

Para que EGB pueda haber llegado a instancias finales y recibido pocos goles, fue fundamental el experimentado defensor, quien pasara su fútbol por José María Arguedas, Binacional, Diablos Rojos y Unión Fuerza Minera. Su aporte fue significativo por el liderazgo táctico en la zaga, así como la fuerza con la que peleaba con éxito cada balón por lo alto y barriéndose en la tierra o en el césped.

El Momento Top

El 4 de septiembre EGB debutó en la Etapa Nacional jugando contra el complicado equipo de El Pedregal, La Colina. A pesar que los arequipeños intentaron hacer prevalecer su juego e imponer su ritmo, nunca estuvieron cómodos con la propuesta tacneña y el partido fue muy luchado. En el minuto 95, el mejor de ese encuentro, Enzo Dávila, sacó un latigazo con pierna derecha que enmudeció el estadio Almirante Miguel Grau, rompiendo el empate y colocando el final 2-3. Aquel momento significó el inicio del sueño, el impulso necesario para creer que fuera de tierras tacneñas el equipo también podía tener éxito. La alegría en el gol y al acabar el partido fue indescriptible.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy