Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUn refrán muy conocido, una vez más se hizo verdad en la fecha final de la Copa Perú: "en la puerta del horno se quema el pan". Eso le ocurrió a Hualgayoc, que no pudo hacer pesar una chance inmejorable y terminó perdiendo el ascenso a Primera.

    Iván Carpio | @carpio_ivan
    Editor Regional

Preguntas, causas, razones, explicaciones, aún cuando han transcurrido casi tres días de la última finalísima, todavía en Cajamarca -y sobre todo Bambamarca- se discute sobre por qué Deportivo Hualgayoc no ganó la Copa Perú teniendo la primera opción. La respuesta es simple: perdió el partido que no debía, ante el colero y eliminado Binacional.

Desenlaces como el del sábado, de equipos que teniendo la chance más clara de levantar la Copa Perú tuvieron que ver cómo otro equipo daba la vuelta, hay muchos en la historia del fútbol macho. Y es que el formato de Finalísima favorece este tipo de circunstancias.

Se hablará de incentivos hacia Binacional, por parte de quienes aguardaban la caída del equipo cajamarquino. Podrán darse incluso algunos otros argumentos que lindan con el morbo de las suposiciones. Sin embargo, todo ello apenas es parte del contexto, pues, en el fondo, era Hualgayoc el único responsable de una suerte que no supo manejar.

Hualgayoc no tuvo la experiencia para afrontar esta clase de encuentros. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Existen varios factores. De hecho, el lado humano es el más importante. La capacidad de concentración del plantel del 'Charapa' Torres no estuvo presente ese día. Ante Binacional, tuvo momentos de dominio territorial, pero la angustia de no conseguir el gol del triunfo jugó en contra. Así, el equipo arequipeño contragolpeó con mucho peligro, y si bien el gol tuvo algo de fortuito, se produjo precisamente por una distracción a falta de poco para el final.

Pero no se puede dejar de mencionar el haber llegado a la Etapa Nacional con un plantel corto. Una plantilla de 18 jugadores estaba en riesgo de sentir la exigencia en algún momento de esta etapa. Con un once que prácticamente Erick Torres lo sabía de memoria, no había margen de error. Y precisamente, ante Binacional hubo también algo de ello, pues, ante la necesidad del resultado y con el tiempo en contra, no encontró alternativas para cambiar la historia.

Definitivamente, los tropiezos y caídas enseñan. Y ahora que a Hualgayoc se le abren las puertas de la Segunda, tendrá la chance de corregir esos detalles que impidieron el ascenso a Primera. No es el fin del mundo, más sí, un paso más a consolidar un proceso que, de caminar con responsabilidad y seriedad, derivará en el ansiado ingreso a la máxima división

Fotos: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La crónica del Hualgayoc 0 - Binacional 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy