Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comRacing de Huamachuco corrió el telón de la jornada inaugural de la Finalísima con un triunfo que lo situó como líder: derrotó por 1-0 a un Binacional que careció de efectividad pese a haber jugado con un hombre más gran parte del segundo tiempo.

 

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

¿Bastó el estreno de la Finalísima para dar con el futuro campeón de la Copa Perú 2016? A la luz de los hechos, se podría suponer que sí, aunque no se debe perder de vista que esto es el afamado "fútbol macho". Por tanto, no basta guiarse con el reflejo de la fecha 1, que premió a un Racing de Huamachuco que sobre la base de un mejor fútbol hizo padecer y evidenciar la carencia de ideas de un Binacional que decepcionó en el estadio Nacional.

Para avalar tal premisa, resulta suficiente observar la actuación de dos de los tres hombres que terminaron siendo los pilares del triunfo huamachuquino: Jack Durán y Roy Jáuregui. El primero de los listados desbordó a su antojo en casi todas las ocasiones que tuvo el balón en los pies y, a punta de su portentosa velocidad, generó varias situaciones de gol que se quedaron a un tris de liquidar el pórtico de Jean Paul Torres. En el caso del '11' liberteño, una aparición fantasmal, a los 13', determinó el tanto que a la postre generó los primeros tres puntos de los dirigidos por Eusebio Salazar.

¿Y por el lado de Binacional? El rol que trascendió, pero no resultó determinante, fue el que cumplió Walter Portugal, acaso el más fino en función de ataque: se puso el overol y se convirtió en nexo -solo eso- de Diego Escuza y Hristo Paredes, quienes no estuvieron en su noche y le dieron dolores de cabeza a Mario Flores. Es más, ya en la etapa complementaria, el partido tuvo un giro que tranquilamente debió girar el trámite: la expulsión por doble amonestación de Mayk Inglesie, la cual descompensó a Racing a la hora de recuperar balones y, por la misma razón, cedió la tenencia del esférico al equipo arequipeño.

Roy Jáuregui celebró el único tanto del partido, ese que le dio a Racing los tres puntos sobre Binacional. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

De hecho, en ese último detalle habría que detenerse. Si bien a Binacional se le abrieron los espacios mediante su superioridad numérica, la función permitió el lucimiento personal de quien, de lejos, fue el mejor de la cancha en el césped del estadio Nacional: Pedro Díaz, arquero de 18 años que se convirtió en la pesadilla y principal candado del equipo arequipeño. Esto último porque evitó gran parte de las ocasiones de gol que generó el ataque rival, sobre todo las que provinieron de los pies de Adhemir Villavicencio, la principal carta ofensiva del 'Ropero' Flores en la banca y quien, por culpa y mérito del joven portero natural de Chicama, se quedó con las ganas de celebrar una conquista.

>>>Chalacas de Perfil: Pedro Díaz, la figura de Racing

Al margen de la discutida actuación de Ramón Blanco, Racing de Huamachuco, para el deleite de su afición que se apostó en un rincón de la tribuna Oriente del Nacional, fue el único que sumó de a tres en la jornada inaugural de la Finalísima y, como primer golpe de vista, parte como el principal candidato para alzar la Copa Perú el próximo sábado. Eso sí, nunca se debe perder la noción de que esto es el "fútbol macho" y no siempre los favoritos son los que terminan sonriendo al final de la historia.

>>>Chalacas de Vista: La polémica actuación de Ramón Blanco

Las Fotos

El Gol

Fotos: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Binacional 0 - Racing 1

CALETAS: Por tercera vez, un equipo de La Libertad se impuso a uno de Arequipa por 1-0 en Copa Perú

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy