De la mano de un inspirado Kristihan Gutiérrez y con gol decisivo de Neil Roca, Sport Rosario logró el hito más importante de sus 51 años de historia: levantó la Copa Perú y logró el acceso al Descentralizado 2017. El elenco huaracino demostró ser el más regular de la Finalísima tras el 2-1 ante un Racing de Huamachuco que se quedó con las manos vacías.

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

De la tragedia a la plenitud. Así se pueden resumir los últimos pasajes futbolísticos de Sport Rosario, con una ruta que parecía tener desenlace negativo y cuya recuperación, sin duda, iba a ser muy compleja. Desde los primeros meses de 2015, con la abrupta negativa de incorporarse a la Segunda División (de parte de la FPF) y, por ende, la nula opción de competir en dicha temporada. Peor aun, luego del fatídico 28 de abril del presente año, fecha en la que su presidente, Lombardo Mautino, perdió la vida en un accidente automovilístico. No obstante, el destino, en el momento más sensible de su historia a nivel institucional, le regaló la mayor alegría de su existencia. Pero eso sí, con todos los méritos del caso.

La historia del Sport Rosario, como se lee, bien podría ser de guión de película. Y básicamente porque sus pergaminos estaban condicionados con el mecenazgo de una persona que ya no se encontraba más al frente del plantel. Por eso, a su vez, se entiende que la fortaleza del grupo humano dirigido por Lizandro Barbarán, un todoterreno al mando de clubes del ascenso, era única, tal como se ha apreciado en las últimas semanas en sus charlas pre y postpartido. Que nadie lo dude: el equipo del barrio de Nicrupampa, del distrito de Independencia, en la provincia de Huaraz, la tuvo clara desde el inicio de su incursión en la presente Copa Perú.

Por esa razón es que sus números hablan por sí solos: apenas sucumbió en dos de los 41 encuentros que disputó en toda la temporada, en ese largo camino que arrancó desde su Liga Distrital (la de Huaraz) y que la inició con un triunfo ante Real Shancayán en el lejano 20 de marzo, hasta el histórico 10 de diciembre en el que derrotó al Racing de Huamachuco y se convirtió en el cuarto equipo de Áncash que sabe lo que es levantar el afamado trofeo del "fútbol macho", luego de los éxitos de José Gálvez en 1997 y 2005 y de Sport Áncash en 2004.

Luis Galliquio ante Jack Durán, un duelo constante que el hombre de Sport Rosario supo ganar. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Como se puede caer en cuenta, la meta que se trazó Sport Rosario, más allá de las complejidades por el extenso recorrido que hizo a lo largo del año en la Distrital, Provincial, Departamental y Nacional, siempre estuvo al alcance de las manos. Por ello, no queda ninguna duda de que es el equipo que llegó con mejor preparación física y mental a la Finalísima que albergó el estadio Nacional, y que las bajas que sufrió en el camino siempre fueron bien suplidas. Que lo diga Edson Chacaliaza, el llamado a ser una de las figuras de esta instancia final de la Copa Perú y que por diversos factores (primero por lesión y luego por expulsión) apenas estuvo presente en el segundo partido.

Pero ante las adversidades, Lizandro Barbarán siempre tuvo la fórmula. En el decisivo duelo ante Racing, en el que también echó de menos a su lateral derecho Omar Bravo y a su defensor Giancarlo Tataje por acumulación de amarillas, encontró en Óscar La Puente y Jesús Torres a sus sustitutos, además de fortalecer su mediocampo con el ingreso de Bremen Horna y, de cierto modo, compensar la recuperación ante el posible desbarajuste debido a la ausencia de Chacaliaza. Ello, sin embargo, no ocurrió porque tuvo inspirado a Kristihan Gutiérrez, tanto así que se encargó de abrir el camino del título con golpe de cabeza.

De allí en más, lo de Sport Rosario fue más eficiente línea por línea, destacando nítidamente el trabajo de Luis Galliquio, el mejor de este partido y tranquilamente el más regular de toda la Finalísima. Su labor de destrucción, que fue elemental para que el 4-3-2-1 de Barbarán funcione, desbarató en buena medida el plan diseñado por Eusebio Salazar en el once de Huamachuco, con un 4-trapecio-2 en el que el indiscutido y diferente era sin lugar a dudas Jack Durán. Eso sí, más allá de algunas gambetas e incursiones veloces que generó el '10' de Racing, siempre estuvo controlado y por ello el arco de Crhristian Jave no tuvo un susto real.

Neil Roca se encargó de sentenciar la historia en el estadio Nacional. El segundo gol rosarino aseguró el título para Huaraz. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Aquel control de las acciones fue clave, básicamente porque los de Huaraz comenzaron a llevar el partido a su ritmo, tanto así que a punta del contragolpe se siguió generando más ocasiones de gol, como ocurrió con aquella embestida de Fabio Rojas y que terminó con el disparo final del ingresado Neil Roca, que redondeó la faena del campeonato y, a su vez, liquidó las esperanzas del Racing de Huamachuco, que no se cansó de agotar esfuerzos, aunque apenas le alcanzó para descontar con el sutil remate de John Lara, que significó el último gol de la temporada del "fútbol macho" y, a la vez, el 2-1 que no se movió más en el coloso de José Díaz.

Sport Rosario, que antes del arranque de la fecha 3 de la Finalísima no traía consigo la primera opción de alzarse con el título de la Copa Perú, tuvo fortuna (amén de la derrota del Deportivo Hualgayoc) para que la noche del sábado se tiña de sus colores, ese que le rinde homenaje al Rosario Central, y se convierta en el quinto equipo de Áncash en llegar a la Primera División tras los periplos de José Gálvez, Deportivo Sipesa, Deportivo Pesquero y Sport Áncash. Por ahora, antes de diseñar lo que va a ser la campaña del 'Canalla del Huaylas' en el Descentralizado 2017, lo que le corresponde es celebrar. En todo el barrio de Nicrupampa, y se entiende que en el distrito de Independencia y por propio peso en la provincia de Huaraz.

Los hombres de Lizandro Barbarán van a ser el equipo 110 en la historia de los campeonatos nacionales y ello, sin duda, es el mejor tributo que le pueden rendir a su presidente emérito y artífice de esta campaña, Lombardo Mautino, el gran ausente de la fiesta por el ascenso pero que, por siempre, le va a dar una bendición eterna a su añorado Sport Rosario, ahora en las primeras planas del fútbol nacional.

Las Fotos


Los Goles

Fotos: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Sport Rosario 2 - Racing Club 1

CALETAS: Después de doce años, el Nacional volvió a ver la vuelta olímpica de un campeón de Copa Perú, y este nuevamente fue un cuadro huaracino

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy