Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa Finalísima rompió fuegos en el Nacional. Los encargados de despertar la fiesta fueron Rosario y Hualgayoc, aunque con el correr de los minutos se encargaron de adormecerla con el juego desplegado. Jesús Torres y Johan Martínez determinaron un 1-1 que, aparentemente, dejó tranquilos a ambos.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

¿Es posible programar un evento deportivo en el Perú sin que aparezca alguien, tipo Onagi, y lo frustre? Sí, sí se puede. Frase trillada de las hinchadas que no se escuchó en la Copa Perú, pero que alienta una certeza: se puede jugar fútbol en el Perú. El sábado en la tarde noche era para la Finalísima, que desde muy temprano tuvo un ambiente interesante con las colas en el Nacional. La primera postal: Sport Rosario y Deportivo Hualgayoc buscando hacer historia.

Un poco de presión huaracina parecía inquietar el fondo hualgayoquino, que sufrió con los desbordes de Jesús Torres por izquierda. Sin embargo, si se trata de efectividad, los números de Hualgayoc eran ineludibles: 31 goles en 10 partidos. No fue Jorge Vílchez el encargado de romper el cero, sino Johan Martínez, quien emprendió carrera desde la derecha y venció con remate cruzado a Christian Jave. ¿Sorpresa? Por la diferencia de plantillas, sí. El 0-1 obligó la reacción desordenada de Rosario, que encontró la paridad a los 36' con un zurdazo de Jesús Torres en el área.

Más allá de los goles y el buen trato de balón, las emociones estuvieron guardadas. El ingreso de Kristhian Gutiérrez por Bremen Horna en el entretiempo generó un movimiento táctico de Lizandro Barbarán. Del 4-3-2-1, el elenco listado pasó al 4-trapecio-2 con mayor participación de Fabio Rojas, pero la falta de precisión fue el sello en el inicio de la Finalísima. Había que sumar el cansancio para saber que, al margen de un Rosario instalado en campo de Hualgayoc, el 1-1 no se movería.

Jorge Vílchez tuvo pocas oportunidades para inquietar el arco huaracino. Lo propio Joyce Conde. Rosario y Hualgayoc protagonizaron un partido cerrado. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Un remate de Medina a los 80' y otro a los 86' de Éder Martínez fueron las únicas chances que tuvo Hualgayoc para inquietar el arco de Jave. La salida de Jorge Vílchez por Carlos Aliaga por agotamiento, la ausencia de Hoover Crespo por suspensión y tener solo cinco suplentes (entre ellos dos arqueros) determinaron que el 'Charapa' Torres cierre el kiosco y asuma como negocio el empate. En contubernio psíquico, Lizandro Barbarán le dio la mano hasta que Micke Palomino pitó el final.

>>>Chalacas Curiosas: Dos arqueros suplentes de Hualgayoc

Fue el estreno de ambos equipos en una Finalísima. Guantes blancos y buen humor para un espectáculo que estuvo más interesante en las tribunas que en el césped. El miércoles será turno de Rosario enfrentándose a Binacional, mientras que Hualgayoc debe hacer sus deberes -esperando el regreso de Crespo y que nadie se lesione- ante Racing. Siempre en el célebre estadio Nacional.

>>>Chalacas de Vista: ¿Qué tanto cambiará con los regresos de Hoover Crespo y Edson Chacaliaza?

Las Fotos

Los Goles

Fotos: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Rosario 1 - Hualgayoc 1

CALETAS: El primer doblete jugado en el estadio Nacional en doce años

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy