• ILUSIÓN TARMEÑA. En los alrededores del Unión Tarma, los hinchas celestes aguardaban el encuentro de vuelta con la esperanza de acceder a la final del torneo. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • TODO VALE. Por la enorme expectativa que había generado este duelo en Tarma, algunos hinchas se las ingeniaron para observar el cotejo desde casas aledañas. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • A UN SOLO GRITO. Los aficionados locales abarrotaron las instalaciones del recinto tarmeño desde tempranas horas e hicieron sentir su permanente apoyo. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • A DONDE VAYAS. Un grupo de simpatizantes yunguyeños se hizo presente en la revancha y gozaron con la clasificación de su elenco a la final del certamen. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • ELOGIOS Y MÁS. Aunque ADT le dijo adiós a la competición esta tarde, se debe reconocer su notable campaña a lo largo de la presente edición copera. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • CUMPLIÓ SU OBJETIVO. Alianza Porvenir Unicachi llegó a Tarma con la firme convicción de sellar su pase la final y, tras 90' de juego intenso, logró su propósito. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • ALIMENTANDO EL SUEÑO. En la primera chance nítida para los dueños de casa, Javier Espejo vencía la resistencia del golero Ángel Venegas para poner el 1-0. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • MANOS ARRIBA. Con aquel tanto inaugural apenas al 1', los jugadores tarmeños tomaban mayor motivación para buscar remontar el marcador global. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • POCO Y NADA. En la toma, Omar Ramírez conduce el esférico ante la mirada atenta de Armando Gonzales. El '20' celeste se hizo expulsar muy pronto. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • MUY ESCONDIDO. Jonathan Casas traslada el balón e intenta generar zozobra en área yunguyeña. El delantero tarmeño anduvo lejos de su mejor tarde. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • OTRO DESAPARECIDO. En la imagen, Édgar Palma lucha en el juego aéreo con Luis Noriega. El embetunado atacante no aportó mucho en la ofensiva local. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • A LAS DUCHAS. Tras realizar una alevosa agresión sobre Armando Gonzales, Omar Ramírez veía la cartulina roja y dejaba en inferioridad numérica al 'Vendaval Celeste'. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • BASTANTE LUCHADO. Los tarmeños buscaban ampliar la diferencia, pero en frente tenían a un elenco puneño que trataba de mantener el orden en sus líneas. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • APLICANDO LA TAREA. Mario Gonzales intenta frenar un avance local por el flanco izquierdo. El cuadro altiplánico hizo su negocio y se llevó la clasificación de Tarma. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • PRIMEROS INCONVENIENTES. A poco del epílogo, los efectivos del orden ya registraban algunos roces con ciertos simpatizantes locales en medio de las gradas. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • NO ALCANZÓ. En la imagen, Juan Cahuas convierte su lanzamiento desde los doce pasos para establecer el 2-0. Sin embargo, aquel triunfo no le sirvió de nada al ADT. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • DEDICATORIA ESPECIAL. El pasaje para disputar la final de la Copa Perú 2010 fue celebrado por todo lo alto en tienda puneña. Y no era para menos, están muy cerca de llegar al balompié rentado. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • NO LLORES MÁS. Notoriamente acongojado por la caída de sus dirigidos, el técnico Mifflin Bermúdez lamentaba la eliminación celeste en su propio reducto. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • ALGO AFECTADO. En la imagen, el argentino Gustavo Buena (DT de Porvenir Unicachi) recibe la oportuna atención tras haber sido impactado por un proyectil. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)
  • REITERATIVO E INEXPLICABLE. A lo largo de la temporada, los hechos de violencia se volvieron una tónica habitual en la Copa Perú. Algo que debería desterrarse para siempre. (Foto: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma)

 

La frecuencia: Radio Luz de Tarma

Poco más de una hora duró la previa de este encuentro, el más importante en la historia reciente del fútbol tarmeño. La expectativa y entusiasmo del aficionado adetino, que colmó las gradas del estadio Unión desde mucho antes del inicio del partido, contagió al equipo de 'Sucesos Deportivos', conformado por Moisés Mayor en la narración y Maiko Araujo en los comentarios, quienes se mostraron optimistas por el accionar del cuadro de Mifflin Bermúdez, sobre todo tras el tempranero gol de Javier Espejo. De ahí en más, pese al trámite del encuentro, la transmisión se mostró buena, salvo algunas expresiones desmedidas de Mayor que denotaban la impotencia del pueblo tarmeño.

La pizarra: Pequeño Mifflin

Pese a que queda en la memoria de pocos aquel encuentro de la Copa Perú 2007 donde Sport Águila y Juan Aurich jugaron la final de ida, seguramente de la cabeza de Mifflin Bermúdez no se fue nunca. Esta tarde repitió marcador (2-0 como en el mencionado partido) y desaciertos. ¿El mayor? Incluir tras muchas lunas a Jonathan Casas en un encuentro vital para las aspiraciones adetinas. ¿Algunos otros? Dibujar un pizarrón donde Édgar Palma quedó lo suficientemente solo para ser contenido, sobrepoblar innecesariamente el mediocampo y quemar un cambio, debido a su experimento, apenas en el primer tiempo. ¿Un atenuante? Ramírez y Espejo terminaron por sentenciarlo con sus sendas expulsiones. En la otra orilla, Buena fue, sin alcanzar la brillantez, la muestra digna de la sobriedad. Le dio el mayor encargo a su línea de fondo y no se tocó de nervios tras el tanto adetino al primer minuto. Su mediocampo se dio abasto para desvariar los intentos locales y en ofensiva siempre tuvo un hombre inquietando, esta vez fue Carlo Tinoco.

Los cambiazos: Lo justo e innecesario

Lo justo lo puso Buena, quien calcó el eterno cambio de Jefferson Chang por Diego Zevallos y terminó por sellar con refresco una zona que hoy anduvo bastante bien. Ya sobre el final, Víctor Yllescas cumplió en la medida de sus posibilidades y hasta se dio el 'lujo' de marcar un gol... anulado, claro. En tanto, lo innecesario fue de Bermúdez, que terminó ahogado en su propia filosofía cuando mandó a los pericoteros Marlon Maza e Ysrael Guzmán, sin resultado alguno. Lo de Pedro Salguero en lugar de Jonathan Casas no puede ser considerado un cambio: fue una enmendadura en la alineación titular. Así quedaría mejor.

El capo: Martìn Gutiérrez

De lo mejorcito de ADT y del trabado encuentro. El capitán celeste mostró cordura incluso en los momentos más apremiantes para el local. En 96 minutos donde solo se pudo prestar atención al inicio y el final, momentos de mayor peligro y goles, 'Guti' fue de lo más regular. Con mayor mérito por pertenecer a este ADT que dice adiós, puede irse con la cabeza en alto del certamen.

El extraviado: Omar Ramírez

Si bien Jonathan Casas pudo copar este párrafo, su inocencia respecto a su inclusión y lo que hizo Omar Ramírez al minuto 28 lo indultan de antemano. Es cierto, el cuadro adetino veía como la media hora se acercaba y el 1-0 no se movía, pero que uno de sus hombres más importantes en creación convierta la exasperación por un toqueteo de nalgas de un rival en un codazo a vista y paciencia del árbitro es inaceptable. Con el adiós de Ramírez, ADT sabía inconcientemente que el partido ya estaba cerrado. Luego lo imitaría Javier Espejo, pero su expulsión se produjo cuando ya el encuentro era un mero trámite.

Jailaits

Espejito, Espejito: Fue Javier quien encendió -positivamente- al pueblo tarmeño con ese tanto cuando apenas corrían segundos de comenzado el partido. A partir de entonces, todos en el Unión Tarma se ilusionaron con una posibilidad que terminaría estrellada contra lo real.

¿Por qué no la emPalma? Édgar Palma tuvo en su testa la opción más clara para hacer realidad el sueño navideño de Tarma. Cuando más se necesitaba de su precisión, el moreno atacante la mandó desviada. Fue, a la postre, la jugada de mayor peligro para el local en el partido.

La ley del 'hubiera': ADT podría estar festejando ahora su clasificación. Tal vez la hubiera conseguido por penales si Pacheco cobraba una mano en el área unicachina poco antes del 2-0 que marcó Cahuas a los 95'+. Al final, aquella jugada registrada a los 90' quedó marcada en los enfurecidos hinchas adetinos y en la de los felices puneños, que tendrán que preparar las maletas: ante Unión Comercio podrían jugar en Moyobamba o Tarapoto el encuentro de ida. La vuelta también es una incertidumbre: Puno o Juliaca podrían convertise en sede de la algarabía yunguyeña.

Lo inaceptable: Tras el final de la brega, se produjeron un sinnúmero de sucesos extradeportivos. De acuerdo a la versión de nuestro enviado especial a Tarma, Abelardo Delgado, un sector del aficionado local no aceptó la derrota y despotricó su furia con lo primero que estaba a la mano -dentro y fuera del estadio-. Entre otras cosas, se lanzó un proyectil que lastimó en la cabeza a Gustavo Buena, se rompieron las paredes de una de las tribunas, algunos energúmenos portaban armas de fuego; en pocas palabras, se armó una batalla campal. Muchos colegas tuvieron que refugiarse en un túnel para no ser atacados y, es más, el árbitro de la contienda, Héctor Pacheco, tuvo que "disfrazarse" de serenazgo para abandonar el recinto. Cosas que habitualmente ocurren en el "fútbol macho", pero que lidian con lo absurdo e inconcebible.

Fotos: Abelardo Delgado / DeChalaca.com, enviado especial a Tarma

Leer más...

El bloc de notas

La ficha del partido

comments powered by Disqus