Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLos locales tuvieron algo de fortuna en el sorteo y se medirán a Arabia Saudita, Egipto y Uruguay. El encuentro de Rusia contra los charrúas debería jugarse con ambos ya clasificados.

Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

El grupo será....

DESEQUILIBRADO. Si bien Egipto es un rival para respetar, lo cierto es que no tiene el nivel del plantel que fue campeón de África la década pasada. Con ello, Rusia y Uruguay no deberían tener problemas para imponerse ante los faraones y una habitualmente discreta Arabia Saudita.

El que ganó el sorteo: Uruguay

Por los rivales que le podía tocar, terminar en el grupo del anfitrión es un buen negocio para la Celeste. Se ha convertido automáticamente en la favorita para ganar el grupo y el sorteo le da la ventaja de evitar a Rusia hasta la última fecha. Sin dudas, el local también tuvo fortuna al evitar una selección más fuerte del bombo 2 y el presente de Uruguay no lo hace un rival muy superior.

El que perdió con el sorteo: Arabia Saudita

Aunque en casi cualquier escenario iba a resultar perdedor, el cuadro árabe es probablemente la selección más débil del Mundial. Aunque revisando los grupos, quizá el hecho el no tener la presión de jugar contra el local le habría caído mejor, así como jugar contra un equipo menos fuerte del bombo 2.

El partido clave: Uruguay - Rusia (Samara, 25 de junio)

Será el último partido del grupo y debería definir a su ganador. Esto será clave, dado que del otro lado estarán Portugal y España esperando en octavos, siendo favoritos los de Julen Lopetegui. Ganar el grupo, pues, se antoja clave para las aspiraciones de rusos y uruguayos para llegar lo más lejos en el torneo. Se da por descontado que ante Arabia Saudita y Egipto, los euroasiáticos y los sudamericanos son más que favoritos y deberían imponerse.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy