Foto: EFEEl sistema defensivo de Cristal fue desbaratado por los disparos desde lejos de Santa Fe, que desnudaron -a tono con los goles anotados- tres debilidades defensivas del equipo de José del Solar.

 

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Cristal ha sido crecientemente sólido en varios partidos del Descentralizado 2017. Pero los partidos que ha perdido los ha sufrido de manera escandalosa y con goles que han llegado, en ambos casos, por patrones comunes. Contra Cantolao, el cuadro rimense fue demolido vía contragolpes y encajó un 1-4 doloroso en casa; los nombres alternos empleados sirvieron como primera explicación para lo sucedido. Pero contra Santa Fe, ya con la armada completa, la goleada llegó más bien a través de tres disparos desde fuera el área que confirmaron tres debilidades puntuales del sistema defensivo cervecero.

1. EL PUNTO FLACO DE VIANA. El golero de Cristal es un muy buen atajador en el mano a mano y ante el boca de jarro. Valiente, decidido y de rápidos reflejos. Pero el costo de que juegue tan adelantado es que se vuelve vulnerable a los disparos desde lejos. Sport Rosario, hace algunas semanas, lo exigió a mansalva por esa vía en Huaraz. Ante Santa Fe, todos los goles llegaron desde fuera del área, aunque solo uno de ellos -el primero, obra de Johan Arango- llegó vía un remate por encima que aprovechó algunos pasos de más del meta chileno; hay que reconocer que el tiro, igual, fue soberbio y a un ángulo inatajable. Lo que queda claro es que a Mauricio Viana van a seguir probándole desde lejos y su equipo debe estar preparado para ello.

2. LA JERARQUÍA AUSENTE. Este Cristal ha tenido, a lo largo de la década, dos caudillos indiscutibles que resultan referentes no solo de todo el equipo sino, sobre todo, de la labor defensiva: Jorge Cazulo y Carlos Lobatón. Reconvertidos de dúo dinámico de la primera línea a back central y organizador, respectivamente, siguen mandando y contagiando, para bien o mal, al resto del equipo. Y en Bogotá, buena parte del descalabro tuvo que ver con sus malas noches. El 'Piqui' erró en salida para permitir el gol de Arango, y 'Loba' estuvo errático en pases y marcas que reflejan que en el nivel internacional le cuesta hacer la diferencia que su buen pie sí suple en el medio local. Siempre un balón parado podrá dar otra impresión; de hecho, Lobatón pudo haber hasta marcado un olímpico en 'El Campín'. Pero sí queda muy claro que cuando ambos yerran, Cristal también lo hace, porque nadie pesa en la fortaleza mental del equipo como ellos dos.

Santa Fe sacó una diferencia importante ante Cristal y lo dejó mal parado en el grupo copero (Foto: prensa Santa Fe)

3. CUANDO EL COMPLEMENTO FALLA. Además de Lobatón y Cazulo, el Cristal de los últimos tiempos ha ido enriqueciéndose en abundancia de jugadores con características de primera línea para hacer de esa zona del campo su fuerte. Y ya que los mencionados cumplen otras funciones, la labor neta de recuperación se encomienda a nombres como Pedro Aquino o Josepmir Ballón, que cargan con un peso principal del que a veces no parecen ser del todo conscientes. El primero, revelación de la temporada pasada, no ha empezado este 2017 con los mismos bríos y el descenso en su nivel es notorio; le cuesta mantener un ritmo parejo y eso incide en su rendimiento. Y Ballón estuvo flojo en Bogotá, con participación directa vía malos cierres para el segundo y el tercer goles de Santa Fe, vía esos remates rasos de Jonathan Gómez que salieron desde la zona que él debía cerrar con Aquino.

Así, de tener un cuadrado defensivo mágico, Cristal pasó a generarle en ese punto sensible del campo -el borde del área- una zona de confort al Santa Fe de Gustavo Costas, que agradeció por partida triple la cortesía. De los errores se aprende, y José del Solar tiene bastante por anotar en la retaguardia de su libreta a partir de los goles encajados en 'El Campín'.

Foto: EFE, prensa Santa Fe

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy