Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSe ha hablado mucho de la posibilidad de que El Nacional pida los puntos (y la clasificación) por el arribo tardío de Atlético Tucumán a Quito para su partido de vuelta por la segunda fase de Libertadores. No obstante -a diferencia de lo que ocurre en el Descentralizado, por ejemplo- el reglamento del certamen continental no contempla esa posibilidad.
Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

Atlético Tucumán tuvo problemas para poder llegar a Quito a tiempo para disputar el partido de vuelta de la segunda fase ante El Nacional. Mucho se dijo tanto a nivel internacional como en el Perú acerca de qué podía suceder con el cuadro argentino. Entre especulaciones sobre presiones por parte de la propia Conmebol para que se dispute el partido sí o sí y las opciones que tiene el cuadro ecuatoriano, lo que corresponde es hacer una revisión del reglamento de la Copa Libertadores 2017.

En ese sentido, si bien el comportamiento de Tucumán va en contra de lo señalado en el artículo 29°, que pide que el club visitante garantice su presencia en la ciudad del partido al menos 24 horas antes del encuentro, el mismo artículo solo señala que la Confederación podrá aplicar las sanciones que correspondan. Esta pareciera ser una sanción económica, más no deportiva por lo que se ha visto en estas últimas horas.

A la peruana

Diferente es el caso de lo que sucede en el Perú. De hecho, se anunció esta semana que Comerciantes Unidos presentará un reclamo en contra de UTC dado que el cuadro cajamarquino alineó a algunos jugadores sin presentar sus carnés de cancha en el cotejo entre ambos en al primera fecha. Esto contraviene directamente el artículo 51° de las bases del torneo, que señala que en caso un jugador no esté inscrito y dispute un partido, su equipo perderá los puntos y el partido por 0-3.

El UTC - Comerciantes estuvo marcado por un reclamo de los cutervinos luego de su derrota en Cajamarca. (Foto: Arturo Casyop / DeChalaca.com) 

De hecho, el caso UTC - Comerciantes tiene un precedente idéntico en el Descentralizado 1993, y para increíble coincidencia correspondiente también a un partido por la fecha 1, aunque postergado. El 24 de marzo de ese año, FBC Melgar recibió a Sporting Cristal en Arequipa y el partido terminó con triunfo celeste 1-3 con goles de Flavio Maestri, Marquinho y Roberto Palacios, y descuento de Ricardo Kergaravat. Sin embargo, el duelo se jugó sin que los carnés de los rimenses hubieran sido entregados a la mesa de control, pues habían sido olvidado en Lima.

Aquella vez, luego del consecuente reclamo de Melgar y un largo entuerto que culminó en junio, la CJ-ADFP -en primera instancia- y luego la CJ-FPF -en segunda- decidieron darle el triunfo al cuadro rojinegro por 2-0. Ese resultado acabó siendo decisivo para que los celestes terminaran rezagados en la lucha por la punta del campeonato respecto de Universitario y Alianza Lima. Pero a diferencia del torneo local, ninguna sanción incluida en el reglamento de la Libertadores contempla la pérdida de puntos.

La letra que cambia

Si se lee con detenimiento el reglamento de la Libertadores se verá que el supuesto del El Nacional - Tucumán está contemplado en el artículo 14.8 literal c), que señala que en caso los jugadores comparecieran al terreno de juego más tarde de la hora prevista para el inicio del partido, el club responsable será sancionado con una advertencia en caso sea una primera infracción. Es obvio que este artículo está pensado en la demora de algún equipo en los camarines; pero por su redacción, puede ser aplicado también al caso mencionado.

A diferencia del caso UTC - Comerciantes, el encuentro entre El Nacional y Atlético Tucumán acabó en la cancha aparentemente. (Foto: Reuters) 

Se puede concluir que, a diferencia de las Bases del Descentralizado que contemplan la posibilidad de reclamar los puntos de un partido por determinadas faltas de un equipo, en el contexto de la Conmebol las sanciones son principalmente económicas y no deportivas. ¿Esto está bien? Dado el caso de Tucumán, claramente no. Pero hay intereses visibles -como los de la la televisión, que necesita que se juegue el partido- así como el consabido peso de determinadas Federaciones por encima de otras. Ahora, la novela apenas ha empezado y tomando en cuenta los precedentes que se tienen con la Conmebol, cualquier cosa puede pasar. Lo cierto es que, al fin y al cabo, la propia Confederación le tiene poco respeto a su reglamento.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Arturo Casyop / DeChalaca.com, Reuters


Leer más...

La crónica del El Nacional 0 - Atlético Tucumán 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy