Foto: elcomercio.com

Liga de Quito jugó un primer tiempo brillante y el partido pintaba para una goleada abultada que sellaría de antemano su primer título continental. Sin embargo, el segundo tiempo fue distinto y el ‘Flu’ revivió. Con un 4-2 contundente pero no definitivo, la final de la Copa Libertadores de América se dilucidará en el ‘Maracaná’ la próxima semana.

Foto: elcomercio.com

Esta final de la Copa Santander Libertadores tuvo dos episodios bien marcados. El primero: uno en que Liga presentó un fútbol rápido, dinámico, vertical y efectivo. Jugó los primeros 45’ como campeón. Parecía que el Fluminense iba a recibir unas clases de samba en el estadio Casa Blanca de Quito.

Manso se jugó un partidazo. Acá enfrenta la marca de Ygor (Foto: elcomercio.com)La segunda mitad fue totalmente distinta. Dos cosas podían pasar: o se consumaba una goleada histórica o el cuadro brasileño reaccionaba. Pasó lo último y todavía nada está resuelto. Aunque los goles de visita no cuentan en esta instancia, el resultado es remontable. Las expectativas para el partido de la próxima semana son altísimas después de esta excelente final de ida.

LIGA DE ENSUEÑO

El ‘Patón’ Bauza había dicho qué era lo que su equipo necesitaba: un gol de camarín. A los tres minutos, el ex equipo de Juan Carlos Oblitas y el ‘Chorri’ Palacios ya ganaba 1-0 con gol del argentino Claudio Bieler. Liga, que había salido con todo desde el principio, encontró en ese gol tempranero le dio la confianza que necesitaba. Tras gran maniobra personal de Joffre David Guerrón, este lanzó un centro que el ariete argentino anticipó para marcar el primero de la noche. Sin embargo, Fluminense reacciono y tras un soberbio tiro libre el argentino Conca logró el transitorio empate. Solo habían transcurrido 11 minutos.

De ahí para adelante fue todo de Liga. La clave estuvo en el medio campo con los volantes Guerrón y Bolaños por las bandas, Ambrossi y el gladiador Urrutia controlando la medular y el argentino Damián Manso, cuando despertó, manejando el partido. Bieler anotó así el primer tanto de la noche (Foto: elcomercio.com)Ese mediocampo es, hoy por hoy, el mejor de Sudamérica. Por algo el equipo ecuatoriano no ha perdido partido alguno de local en la Libertadores y está cerca de lograr el titulo continental. El cuadro carioca iba a experimentar quizá el mejor fútbol que ha mostrado dicha volante, y el equipo quiteño en general, en esta edición copera.

Antes de acabar el primer tiempo llegaron tres goles más de los blancos. Apareció Guerrón para poner el 2-1 tras un rebote a los 28 minutos. Luego de un cabezazo de Jairo Campos a los 33’, Liga ponía el tercero. La ilusión en la ‘Casa Blanca’ era enorme y lo sería más aún luego del gol del capitán Urrutia tras otro córner muy parecido al tercer gol. Se empezaban a oír olés en las tribunas y la gente en Quito ya estaba dando la vuelta por adelantado. Se olvidaron de que todavía faltaba la otra mitad del partido.
 

DURO DE MATAR

Muchos ya lo daban por muerto. Otros hablaban de la goleada histórica en ciernes. Pero otra fue la charla que tuvo Renato Gaúcho con sus dirigidos en el medio tiempo. ‘Flu’ salió el segundo tiempo sabiendo que un gol lo ponía de vuelta en la pelea. Su equipo lo escuchó y le hizo caso.

Por momentos, 'Flu' apeló al juego fuerte ante la movilidad de los hombres de Liga, como hace acá Luiz Alberto (Foto: elcomercio.com)Por otro lado, LDU parecía perdido y cansado, como si hubieran sido sus mismos jugadores los afectados por la altura. Quizá el equipo de Bauza se desgastó demasiado en el primer tiempo, porque jugar a ese ritmo es casi imposible. El mediocampo tan aplaudido anteriormente se hizo añicos en el segundo tiempo y dejaba a Conca y Thiago Neves jugar con más libertad. Liga no pudo matar; o, mejor dicho, Fluminense no se dejó matar y consiguió el segundo gol que le devuelve la vida en el minuto 51. Thiago Neves metió un cabezazo perfecto, como dicta el manual: cruzado, fuerte y abajo.

A partir de entonces el partido se hizo más equilibrado. A Liga le faltó ambición y por eso va a tener que ir a definir al ‘Maracaná’ la próxima semana en lo que promete ser un partidazo. Los hinchas ecuatorianos se han quedado con cierto pese al gran resultado. Antes del partido Bauza dijo que tenían que ganar, como sea, sin importar la diferencia; pero por cómo se dio el partido, este dejó la sensación de que Liga se pudo ir con la Copa ganada a Río. Sucede que a este Fluminense no lo puedes matar tan rápido.

 
Leer más..

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy