Las variantes que realizó Juan Reynoso no dieron resultado en Montevideo y Bolognesi le puso la firma a una eliminación que ya estaba cantada. El 1-0 quedó corto ante un Nacional que fue muy superior al equipo visitante. Con ello, además, los tacneños no pudieron darle una mano a Cienciano. Quedó claro que los cusqueños tendrán que arreglárselas por sí mismos.

Foto: EFE


La ficha del partido

Chalacas de Vista: Luis Ramírez, ¿cachitos o cuernos?

Fotos: EFE

 

Si bien la situación de Cienciano no está como para andar limosneando resultados de otros, no le hubiera caído mal que Bolognesi pusiera algo más de tesón en Montevideo. Porque hoy, en el mítico Parque Central, el equipo de Reynoso sacrificó el partido a base de mucha desmotivación. Impreciso. Opaco. Cero fútbol y cero llegadas. Cienciano tendrá que ganarse la clasificación con su propio sudor.

FLOJOS AJUSTES

 

Gonzales Vigil poco pudo hacer en la casi inexistente ofensiva bolognesiana (Foto: EFE)Diego Penny, Renzo Revoredo, Miguel Ostersen, Johan Vásquez, Luis Ramírez, Junior Ross: con sus virtudes y errores, ellos son la base de un Bolognesi que hoy no tuvo columna. Si bien Reynoso tiene todo el derecho de priorizar el torneo casero (y ninguna obligación con Cienciano), sacrificar a tantos titulares pudo haber propiciado una debacle mayúscula que en nada hubiera aliviado el fogón que ya le ha prendido buena parte de la prensa, que quiere verlo fuera de Tacna antes de la fecha que él mismo se ha puesto como epílogo: junio. Nacional, tranquilamente, pudo haberse ido hoy con un 6-0 a su favor. Y no es exageración. Basta señalar que el delantero uruguayo Diego Vera, que apenas jugó los últimos 15 minutos de partido, tuvo hasta cuatro ocasiones claras que desperdició de forma increíble.

 

El arquero mexicano Alexandro Álvarez podría llevarse todos los comentarios: su actuación demostró cómo toda a irregularidad posible puede expresarse en apenas 90 minutos. Tuvo atajadas notables, sacó pelotas hasta con la pierna, pero también salidas espantosas, como aquella fatal en el minuto 32 que facilitó el gol de cabeza de Deyvis Barone.

 

De los otros sustitutos, apenas destacó Rafael Farfán, quien por derecha generó algunos avances al inicio del partido: una brisa que duró solo diez minutos para acabar diluyéndose en la nada. Novoa marca a Carlos Morales. Nacional dejó pasar varias ocasiones claras (Foto: EFE)Después, salvo un flojísimo remate de Gonzales-Vigil promediando el segundo tiempo (tan intrascendente que seguro usted ni lo recuerda), no hubo una sola llegada a favor de Bolo.

 

SIGUE SU MARCHA

 

Con su rápida eliminación, hoy ya sentenciada en números, Bolognesi ratificó ser el más ligerito de los tres equipos peruanos que disputa la Copa. Eso se sabía de antemano, por lo que no vale decir que el equipo de Reynoso borró en la Libertadores todo lo que había conseguido el año pasado; si esto se entiende como un proceso, 'Bolo', con su conocido pragmatismo, ya debería estar pensando en cómo llegar a la próxima.

 

Hoy pudo encarar el partido con más energías. Pero aún sigue siendo un equipo al que no le sobra nada. Por eso, por lo poco que aún tiene, no está para hacerle favores a nadie.

 

Leer más...

La ficha del partido

Chalacas de Vista: Luis Ramírez, ¿cachitos o cuernos?

¿Cuántas veces venció Nacional 1-0 a clubes peruanos?

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy