El punto conseguido por ‘Bolo’ ante Flamengo podría considerado cualquier cosa menos un resultado netamente negativo. Luego del partido entre tacneños y cariocas, vale la pena hacer el análisis de lo que puede ofrecer el último campeón del Clausura para la temporada 2008.

 

Sobre el campo, lo primero que queda claro es que el estilo Reynoso está muy marcado en el equipo tacneño: muy ordenado atrás y basándose en las proyecciones de sus laterales para generar peligro. Sin embargo, también recurre al pelotazo como arma para llegar al gol. En el arco, Diego Penny es su carta de mayor seguridad y ha demostrado esta noche -acaso acicateado por la llegada del mexicano Alexandro Álvarez- que es capaz de cargarse el equipo tacneño al hombro.

 

Adán Balbín, quien en los inicios de su carrera jugara como '10' en Unión Huaral, se ha redefinido como un eficiente zaguero central (Foto: EFE)El fondo del equipo rojo, a pesar de algunos desaciertos vistos ante Flamengo, es una de las zonas más importantes del equipo ya que en su solvencia se basa en la regularidad. Ostersen y Balbín demostraron  -sobre todo el último- que no le temen a las copas internacionales y cumplieron un buen papel en el centro de la defensa. Revoredo y Álvarez, este último improvisado como lateral izquierdo, cumplieron a medias su papel, ya que si bien defendieron de manera aceptable no lograron proyectarse de la forma deseada por Juan Reynoso.

 

El mediocampo tacneño debe ser, de todas maneras, el que mayores dolores de cabeza le depara al Juan Reynoso. Tanto ‘Lalo’ Uribe como ‘Cachito’ Ramírez aprobaron el examen. Los dos se encargaron de generar el juego del conjunto heroico y, en particular, Uribe cumplió muy bien su tarea de recuperar balones. Pero a Jaime Linares le quedó grande el uniforme escarlata y no fue el compañero que 'Lalo' necesitaba. Y Johan Vásquez -como le ocurrió la semana pasada con la selección ante Bolivia- estuvo desaparecido y no llevó peligro al arco carioca.

 

Ya en el ataque Junior Ross y Juan Diego Gonzales Vigil aprobaron raspando. El ‘Lobo’ tuvo pocas oportunidades de mostrarse pero por lo menos se lo vio luchador y encarador. Ross, por otro lado, no encontró los espacios para desequilibrar y ofreció muy poco de su juego al conjunto de Reynoso. ¿Tendrá el ataque del 'Coronel' que esperar la mejor versión del recuperado Mostto?

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy