Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comBenfica capitalizó su localía y logró un 1-0 ante el Dortmund gracias a un inesperado gol del griego Kostas Mitroglou. Pierre-Emerick Aubameyang fue, en cierto modo, el responsable de que los dirigidos por Thomas Tuchel no sacaran un resultado auspicioso de Lisboa: erró dos ocasiones increíbles y un penal.
    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

La Champions estuvo de regreso y el Da Luz de Lisboa vio encontrarse a dos equipos con rendimientos disímiles en la fase de grupos. Por eso, Benfica salió con la necesidad de marcar la diferencia, acaso suponiendo que enfrente iba a tener a un Borussia Dortmund que no solo era superior por su cartel de favorito, sino también por ese toque de calidad que ya tiene sello propio, sobre todo en la zona medular.

Dicha consigna, para los dirigidos por Rui Vitória, tenía una principal misión: romper el armazón defensivo del Dortmund, que apeló -por momentos- a un 5-3-1-1 en el que era díficil romper los hilos. Esa fue la principal razón por la que un jugador de las carecterísticas de André Carrillo, con escasas posibilidades en la temporada 2016/17, esta noche tuvo su momento de oro al salir en el once estelar de las Águias.

Sin embargo, aquel 4-trapecio-2 del Benfica, en el que la labor del peruano debió influir por el extremo izquierdo, pasó desapercibido -y por eso la 'Culebra' solo jugó el primer tiempo-. El juego asociativo del local trascendió más por la otra franja, con una conexión constante entre el lateral Nelsinho y el 'Toto' Eduardo Salvio, quien no estuvo del todo fino en la definición y en el inicio del partido desechó una chance de oro para poner en ventaja a sus colores.

Dembelé fue el mejor de la cancha en el Benfica - Dortmund, más allá de la derrota de su equipo. (Foto: AFP) 

No obstante, si se trata de actuaciones horrorosas, qué mejor ejemplo para graficarlo que la de Pierre-Emerick Aubameyang. El delantero gabonés tuvo, seguro, su peor presentación con casaquilla del Dortmund. No solo por errar, de manera irrazonable, en dos ocasiones frente al arco del buen Ederson -de los mejores de la cancha en la presentación victoriosa de Benfica- sino por no concretar un tiro desde los doce pasos que posiblemente habría cambiado la historia de cara al duelo de revancha.

Pero así como Salvio y Aubameyang -en mayor escala- afrontaron situaciones infortunadas en uno y otro arco, el destino del partido también se resolvió por una situación impensada. Que lo diga el griego Kostas Mitroglou, quien para el inicio de la complementaria se topó con un balonazo en el área -su mayor mérito fue estar allí- y, acaso sin quererlo, terminó engañando al meta Roman Burki de modo de establecer cifras definitivas para los dueños de casa.

El 1-0, sin duda, es corto para el Benfica. A lo largo de los 90 minutos, fue el Dortmund el que, de a pocos, ejerció dominio hasta hacerse con la posesión definitiva. Los grandes responsables de que ello ocurriera fueron Marco Reus, Raphaël Guerreiro y sobre todo Ousmane Dembelé, el mejor de todos en la noche de infortunios en Lisboa. Con Aubameyang como extraviado, Mitroglou como afortunado y el Benfica como beneficiado, aunque para la resolución en el Signal Iduna Park del próximo 8 de marzo, la historia seguramente será distinta.

Los goles

Fotos: AFP


Leer más...

La ficha del Benfica 1 - Dortmund 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy