Foto: AFPEn un gran partido de Robben, el Bayern se impuso 0-2 sobre el Marsella en Francia y casi selló su pasaje a su segunda semifinal en los últimos tres años. Los bávaros supieron golpear cortesía de su goleador Mario Gómez y el '10' holandés.

 

El capo: La frescura del tulipán

Es un lujo tener el material individual en ataque de Jupp Heynckes. Si resaltamos a cada uno, perderíamos el tiempo en elogios, no obstante, este partido tuvo a Arjen Robben -parte de ese cuadrado o quinteto letal, dependiendo de las circunstancias- como el más eficaz. Un pase de gol y un gol -puntuación valorable en el Fantasy- y fundamento para confirmar que Bayern está casi seguro en semifinales.

La clave: En la balanza

La diferencia potencial de planteles. Si los pronósticos favorecían al Bayern, era por algo; era cuestión de tiempo para que los dirigidos por Heynckes la rompieran, demostraran su superioridad y sellaran la llave en la ida. También fue crucial en el trámite la cantidad de goles que falló Marsella en los primeros 30' -que en realidad fue de ida y vuelta, aunque la necesidad obligaba al local-, considerando que al frente tenía a un equipo que con 'Súper Mario' te podía liquidar. Como era de esperarse, el gol de Gómez rediseño el formato del partido.

La frecuencia: El corazoncillo tiene su lugar

Mientras la expectativa estaba plasmada en lo que sucedía en San Siro, Fox Sports + llevaba el partido entre Bayern y OM, a cargó de Ariel Helueni en la locución y Damián Trillini en los comentarios. Desde la primera parte, la dupla demostraba su inquietud por el desempeño de Andrade, arquero que sustituía a Mandanda, el cual terminó por quemarse en el gol de Gómez. El trámite hubiese sido de lo más encantador, si no es que algún momento pusieran como tema de "interés regional" el gol de 'Carlitos' Tévez en la reserva del Manchester City.

La joyita: Con pared de victoria

Como jugada de Pro Evolution Soccer o FIFA, corrían los 69' cuando Robben trianguló con Müller, y tras una pared magnífica en el borde derecho del área, finalmente fue el holandés quien definió con remate cruzado al segundo palo del ofrendado Andrade.

El tapadón: Suf(Remy)ento

El partido estaba en su mejor momento, con atrevidos ida y vuelta, y con un Marseille que debió aprovechar las oportunidades. Sobre los 29', un desborde por izquierda del imparable -en velocidad- Loic Remy, terminó en su remate afortunadamente contenido por Neuer, tras estirar su pie derecho.

El duelo: Feo cruce

En este duelo no hubo viudas. Franck Ribery regresaba al Velódromo, lugar donde dejó huella tras su paso por Marseille, aunque parece que el público en general se olvidó de sus faenas y se la pasó pifiándolo. Ribery tuvo como rival de sector a César Azpilicueta, con quien sostuvo uno de los cruces más parejos -así como el de N'Koulou y Gómez-, en la que el español salió ligeramente airoso.

La frase: No dejó una buena cara

"Es una victoria importante para nosotros. El Marsella pasa por un momento complicado, pero el 0-2 es un buen resultado. Aunque llevo casi cinco años en el Bayern, el Marsella es como mi familia." - Franck Ribery, volante del Bayern.

El estreno: Elinton y eliminación

¿Alguien conoce a Elinton Andrade? Pues, nadie lo tenía en los planes bajo los tres palos del Marsella, porque el inmediato alternativo a Steve Mandanda era Gennaro Bracigliano. Haciendo algo de memoria, uno lo puede recordar en la temporada 2008/09 con Rapid Bucarest, sin embargo, era su primera vez en la UEFA Champions League. Y como la primera vez siempre duele, tuvo alguna responsabilidad en el marcador. 

Kazuki Ito: El general...

Carlos Velasco Carballo es un incomprendido de aquellos. En los primeros minutos, no tuvo problema alguno ya que el juego se desarrollaba con total fluidez, aunque, las infracciones llegaron sobre los 30' y la marejada de tarjetas. Dejó jugar gratis a Lahm y a M'Bia, sin embargo, hasta en los errores mantuvo la justicia.

Foto: AFP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy