Foto: APNápoli se hizo respetar en el San Paolo y sacó un 3-1 contundente -por el juego- ante el Chelsea que se mantiene con problemas. Un doblete de Lavezzi y un gol de Cavani encarrilan el pase a cuartos de los celestes. 

La figura: Claridad charrúa

Más allá del buen partido de Ezequel Lavezzi, lo del uruguayo Edinson Cavani fue clave para sacar una buena ventaja. Además de que tuvo a mal traer a los defensores ingleses, asistió al ‘Pocho’ en los dos goles y fue el responsable de voltear el partido al filo del descanso. Sin duda, está en un momento dulce el ‘7’ napolitano.

La clave: Mató Mata

Puede que por el juego y el resultado sea bastante cuestionable el señalar como clave el gol de Juan Mata, pero si algo demostró el Chelsea con ese gol es que tiene más experiencia en estas lides que el Nápoli. El 3-1 parece un resultado holgado, pero por las figuras del Chelsea un 2-0 no es descabellado. De darse el partido a favor de los blues en Londres, el gol del español valdrá una clasificación.

El golazo: Pocho, fuiste vos

Chelsea gana inmerecidamente hasta que se inspiró el argentino. Cavani manejó la pelota, jaló la marca y asistió al ‘22’ que se comenzó a perfilar hacia la media luna. Su gran disparo cruzado fue manoteado por Petr Cech, pero no fue suficiente. Fuerza y dirección en el remate de ‘Pocho’.

El tapadón: Unas de Petr

Terminó siendo clave el arquero hasta antes del primer gol de Lavezzi. En los primeros minutos el Nápoli probó de todas maneras al checo, que logró sacar todas. La más destacada fue un mano a mano ante Cavani.

El duelo: Salió golpeado

Didier Drogba no tendrá la potencia de antes, pero sigue siendo un delantero muy peleador. Chocó y chocó a Hugo Campagnaro y a Paolo Cannavaro, ganando en algunas ocasiones. El marfileño juega al desgaste y es poco probable que los defensas napolitanos hayan enfrentando a antes a un delantero así.

El cambiazo: Temprana salida   

Puede que no haya influenciado en el partido, pero dada la situación del Chelsea, la lesión de José Bosingwa puede terminar comprometiendo en demasía al técnico André Vilas Boas en las próximas fechas. Tuvo que ingresar Ashley Cole que regresó de una lesión pero que jugó bien, tratando de dar salida a su equipo por la banda izquierda.

La calamidad: No le va el apellido

Lo de Paolo Cannavaro fue bastante bajo. Tal vez no para liquidarlo en una teórica puntuación a su rendimiento, pero el error en el gol de Mata es imperdonable en Liga de Campeones. El capitán debe de haber abrazado con mucha gratitud a Cavani y Lavezzi por darle vuelta al marcador, pero por lo que señalamos en “La Clave”, ese error puede terminar siendo trascendental en el futuro de su equipo en esta competición.

Kazuki Ito: Con mano izquierda

Con las dudas que hay sobre el arbitraje español, lo de Carlos Velasco Carballo fue muy bueno en el San Paolo. Nunca se le fue el partido y amonestó a los que tenía que amonestar. Pasó desapercibido y lo más importante, no influyó en el resultado.

Foto: AP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy