•  RÁPIDO Y FURIOSO. Julian Draxler entra de esta violenta manera a Darren Gibson en el primer tiempo. Draxler no fue amonestado en el partido. (Foto: AP)
  •  SON DEMASIADOS. A los 25' Darren Gibson abría el marcador en el Old Trafford y ponía la clasificación en el bolsillo de los 'Diablos Rojos'. (Foto: AP)
  •  EL ESPÍA. Josep Guardiola estuvo en el Old Trafford viendo a su rival en la final en Wembley. (Foto: AP)
  •  POR VERGÜENZA. A pesar del gol, Schalke no bajó los brazos. Remontar el marcador era utópico, pero Raúl sabe de hazañas. (Foto: AP)
  •  AL SUELO. Juan Manuel Jurado recibe una falta del lateral brasileño, Rafael. El volante español intentó poner el balón al ras. (Foto: AP)
  •  UN TREN. Antonio Valencia pasa como si nada al lateral español, Sergio Escudero. El ecuatoriano anotaría el segundo gol para el Manchester. (Foto: AP)
  •  EL ÁNGEL. Raúl lucha el esférico con Chris Smalling. El 'Ángel de Madrid' dejó todo en el campo en lo que pudo ser su última Champions League. (Foto: AP)
  •  EL DE HONOR. Jurado ponía el descuento tras un remate con derecha, como para evitar un marcador de escándalo en Inglaterra y en el global. (Foto: AP)
  •  NO FUE SALVACIÓN. Esta vez, Manuel Neuer no pudo evitar la caída de su valla tan rápido. El arquero, sin embargo, tuvo buenas atajadas. (Foto: AP)
  •  IMPARABLE. El brasileño Anderson anota con izquierda el tercero para Manchester. A los 72', todo apuntaba para aumentar el marcador. (Foto: AP)
  •  DESFOCADOS. Jefferson Farfán y Alexander Baumjohann lucen desconsolados, uno más que otro, tras el tercer gol de Manchester. Ninguno de ellos pudo anotar en la llave. (Foto: AP)
  •  DESTINO: WEMBLEY. Anderson celebra el segundo tanto en su cuenta personal y el cuarto del partido. El brasileño será pieza importante en el equipo de Ferguson en la final. (Foto: AP)

UEFA Champions League - Semifinales (vuelta)

Resultados - miércoles 04/05

Manchester United 4 (Valencia 26', Gibson 31', Anderson 72' y 76') - Schalke 04 1 (Jurado 35') 

El análisis

La frecuencia: Fox Sports

Con relatos de Sebastián 'El Pollo' Vignolo y comentarios de Fernando Niembro llegó el partido desde Old Trafford vía Fox sports. El narrador, ecuánime como siempre, se contagió a ratos del ritmo de un partido definido quizá antes de que los equipos saltaran al campo. Niembro, en tanto, refirió -saludablemente- menos anécdotas que de costumbre y, con el resultado ya labrado, se centró en vislumbrar cómo podría ser la final del 28 de mayo en Wembley.

El galáctico: Darron Gibson

Sir Alex Ferguson le dio la oportunidad de lucirse hoy junto a varios habituales suplentes en los 'Red Devils', y el irlandés cumplió con creces. Habilitó con lucidez a Valencia para el primero y puso el segundo con bastante serenidad -y complicidad de Neuer-. En el complemento manejó los tiempos y se juntó con Anderson para consolidar la goleada. No es Gibbs, pero se le parece algo no solo en lo fonético.

El estrellado: Sergio Escudero

Lo del Schalke en el fondo fue complicado, tanto que al final Rangnick sacó a un central -Howedes- para sumar más volumen ofensivo con el ingreso de Huntelaar. Pero el lado del español Escudero, el carril izquierdo, fue el que mayor acecho y problemas presentó. El ex Murcia sufrió los arrebatos de Valencia y hasta se ganó la amarilla por una falta a Scholes. Sin ser nada del otro jueves, al ghanés Hans Sarpei se lo extrañó esta noche europea.

Sorbos coperos

Para no perder tiempo: Con solo dos titulares en el partido de ida en campo (Van der Sar y Valencia), Manchester United liquidó la serie sin resquemores. El ecuatoriano Valencia, en magnífico momento, definió en contra y lo propio hizo 5 minutos luego Gibson, a la carrera y volviendo a Neuer -quien bajó los brazos sin poder atenazar el esférico- una marioneta de la muralla invencible que había sido en la ida en Gelsenkirchen. Allí mismo descontó Jurado -el más parejo del Schalke, y no solo hoy, sino en todo este tramo de Champions- con un elegante tiro seco, pero la respuesta fue un mortífero nuevo contragolpe en el que Valencia estuvo a punto de poner su doblete personal de no haber Howedes despejado su disparo en la misma raya de gol. Había un equipo claramente superior y por eso ya estaba en ese momento en la final.

Al son de Anderson: En el complemento se liquidó todo con dos disparos de Anderson. El brasileño había estado encendido y Neuer ya le había sacado un remate que llevaba etiqueta de gol. Se la cobró a los 72' cuando remató primero con magnífica precisión al ras, tras pararse desde el suelo con coraje, un balón que había quedado dividido. Cuatro minutos después completaría la faena con un nuevo tanto . Si Anderson tenía deudas por pagar en Old Trafford desde que llegó, hoy amortizó bastante.

Una meta: Para el Manchester, llegar a Wembley no es solo una opción de revancha ante el Barcelona respecto de dos años atrás; es también la misión histórica de hacer que la 'Catedral del Fútbol' no sea profanada en su primera final de Champions luego de su remodelación. El deber de los de Ferguson, que hoy jugaron pensando más en el Chelsea y la definición de la Premier que en el propio Schalke, está claro y definido; y lo cierto es que si alguien puede hacerle el pare a los blaugranas en el mundo quizá sea este equipo de color rojo endemoniado que sabe a lo que juega tanto con titulares como con suplentes -si así se los puede llamar-.

Un adiós:
Raúl jugó el que seguramente será su último partido de Champions League, torneo en el que ha hecho historia como máximo anotador y en el que se lo recordará eternamente. Ironías del fútbol, el pitazo final lo sorprendió con el control de la pelota. La reventó a la tribuna casi desde el mediocampo con furia, violencia, acaso rabia; un grande que no necesitaba ganarle a nadie más pero que sabe sentir esta especie de golpazos como el más neófito de los juveniles ilusionados.

La Caleta

La final Barcelona - Manchester United es la quinta que se repetirá en la historia de la Champions League. Antes ocurrió con Milan - Benfica (1962/1963 y 1989/1990), Milan - Ajax (1968/1969 y 1994/1995), Ajax - Juventus (1972/1973 y 1995/1996) y Liverpool - Milan (2004/2005 y 2006/2007). Salvo en el primer caso, en el que Milan ganó ambas finales, en todos los demás hubo revancha para el equipo que perdió en la ida. ¿Logrará el Manchester United prolongar la tendencia o repetirá la situación del Benfica?

Fotos: AFP, Reuters

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy