Este sábado 28 de mayo se volverán a encontrar en la final de la Champions League dos equipos que ya tuvieron el gusto -para los aficionados- de enfrentarse: Barcelona y Manchester United. La primera vez, el conjunto español resultó el vencedor con los recordados goles de Samuel Eto'o y Lionel Messi, lo que significó la tercera 'Orejona' para los blaugranas, que esa temporada vieron como su debutante técnico -Josep Guardiola- ganaba todo. Ahora, exactamente a dos años y un día de aquella final, los red devils tendrán la chance del desquite, nuevamente con Alex Ferguson a la cabeza de una escuadra que repite varios nombres que participaron de esa derrota como Edwin van der Sar, Ryan Giggs o Wayne Rooney.

Pero esta no es la primera ocasión en la extensa historia de la máxima competición europea donde una final se repite. Sucedió ya en cuatro oportunidades donde, salvo la primera vez que se dio, en las demás el equipo inicialmente perdedor terminó por cobrarse la revancha. Aquí un repaso a esas finales repetidas.

Milan - Benfica

1962-1963

Eusébio fue bicampeón de la Champions, pero no pudo superar al Milan de Gianni Rivera. (Foto: AFP)La década de los 60' empezó en el fútbol europeo con un recital en idioma portugués. Con Eusébio como su jugador estelar, el Benfica se proclamó bicampeón de la Copa de Europa y llegó en la temporada 62-63 a una nueva instancia final dispuesto a mantener su hegemonía. Enfrente estaba el Milan, que llegaba a la final de esa edición con el deseo de darse el desquite en este torneo, tras haber perdido el trofeo ante el Real Madrid cinco años antes. Los italianos tenían en ese momento un equipo en el que destacaban nombres como el goleador brasileño -nacionalizado italiano- José Altafini, Gianni Rivera, Giovanni Trapattoni, el también brasileño Dino Sani, Césare Maldini -padre de Paolo- y el peruano Víctor Benítez, todos bajo el mando de un técnico que pasó a la historia como el difusor del 'Catenaccio' en Italia: Nereo Rocco.

El 22 de mayo en Wembley, Benfica no perdió el tiempo y por medio de Eusébio se puso adelante en el marcador a los 18' con un gol en el que se sorprendió mal parada a toda la defensa milanista. Milan no pudo reaccionar en esa mitad, y debió esperar hasta el segundo tiempo para ver como su goleador, Altafini, aparecía por partida doble para darles la victoria. Primero a los 58', cuando los portugueses perdieron un balón en el mediocampo que se convirtió en un veloz contragolpe con Altafini como solitario definidor. Y luego a los 66', cuando nuevamente la defensa del Benfica perdió el esférico, esta vez en su propia área, aprovechado el error los italianos para darle vuelta al score. Aquella fue la primera conquista del fútbol italiano en la Copa de Europa, a la vez que la primera y única celebración de un jugador peruano en la máxima competencia de clubes de Europa.

1989-1990

José Altafini, autor de los dos goles que le dieron al Milan su primera Copa de Europa. (Foto: AFP)En esta temporada Milan y Benfica se volvieron a encontrar en la final europea, esta vez con los italianos como grandes favoritos tras haber ganado el torneo un año antes. Los rossoneri tenían en aquel momento un plantel en el que los holandeses Frank Rijkaard, Ruud Gullit y Marco van Basten formaban la columna vertebral del equipo dirigido por Arrigo Sacchi, además de una de las defensas más duras por aquel tiempo: Tassotti, Costacurta, Baresi y Maldini. En el equipo portugués destacaban los centrales brasileños Aldair y Ricardo Gomes, además de su compatriota Valdo junto a los suecos Mats Magnusson y Jonas Thern en el ataque. Ellos eran dirigidos por el también sueco Sven-Göran Eriksson.

Benfica llegaba a esta final con sed de revancha tras haberla perdido dos años antes frente al PSV Eindhoven neerlandés en tanda de penales, por lo que se cuidaron al máximo el 23 de mayo en el Praterstadion de Viena. Con un partido cerrado, el Milan debió apelar a sus individualidades para intentar generar peligro, algo que finalmente le dio resultados a los 68' cuando Costacurta, partiendo desde su campo, cedió el balón hacia la posición en la que se encontraba Van Basten, quien aprovechó el rápido desmarque de su compatriota Rijkaard para darle un pase que lo dejó mano a mano con el portero Silvino. El holandés cruzó el balón al segundo poste y anotó. Ese gol bastó para que el Milan renovara su credencial de campeón europeo, una situación que no se ha vuelto a repetir hasta ahora.

Milan - Ajax

1968-1969

Nuevamente Nereo Rocco llevó al Milan a la final europea esa temporada, manteniendo en sus filas a los icónicos Giovanni Trapattoni y Gianni Rivera, sumándoles el aporte del defensor alemán Karl-Heinz Schnellinger y el delantero italiano Pierino Prati. Su rival fue nada menos que el Ajax de Rinus Michels, equipo que fue el laboratorio donde el técnico neerlandés afinó lo que luego sería 'La Naranja Mecánica'. En su plantel ya destacaban dos jugadores que luego acompañaron a Michels en los mundiales: Wim Suurbier y Johan Cruyff.

El famoso Ajax de Rinus Michels logró coronarse tricampeón de Europa. (Foto: UEFA.com)El partido se jugó el 28 de mayo en el Santiago Bernabéu de Madrid, y rápidamente empezó a definirse con el gol que Prati anotó a los 7' para el Milan, al aprovechar un centro de Angelo Sormani desde la izquierda para cabecear con efecto el balón. Luego, a los 40', Prati estiró la diferencia con un derechazo desde fuera del área tras recibir un taco de Gianni Rivera. Así acabó el primer tiempo. En la etapa final, el Ajax logró descontar a los 60' con un penal bien cobrado tras una desesperada falta de Giovanni Lodetti sobre Piet Keizer. La ejecución corrió a cargo del yugoslavo Velibor Vasović, quien hizo inútil el adelantamiento del portero milanista Fabio Cudicini.

Con Ajax adelantando sus líneas en busca del empate, los espacios en su defensa fueron bien aprovechados por Sormani, que ante una pasiva marca se generó el espacio suficiente para marcar el tercero de su equipo a los 67' con un zurdazo desde el borde del área. Para finalizar la gran jornada italiana, Pierino Prati volvió a aparecer para cerrar el marcador a los 75' con un golpe de cabeza, tras recibir el centro de Rivera. Esta fue la segunda Copa de Europa para el Milan, en una final que además dejó a Prati enmarcado como el tercer y último jugador hasta ahora que ha logrado marcar tres goles en una final. Antes solo lo habían hecho Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskás con el Real Madrid, en la final de la temporada 1959-1960.

1994-1995

El desquite para el Ajax sucedió en Viena, el 24 de mayo en el Ernst Happel Stadium, en un partido donde chocaron ante un equipo de jugadores experimentados. Estos eran los rezagos de aquel Milan campeón de fines de los 80', ahora con Fabio Capello como técnico. Los holandeses tenían un equipo lleno de jovenes jugadores que con el tiempo se convirtieron en parte del firmamento futbolístico europeo. Así formaban parte de este equipo los hermanos De Boer -Frank y Ronald-, Edwin van der Sar, Clarence Seedorf, Edgar Davids y Marc Overmars. Dirigidos por Louis van Gaal, ese año el Ajax regresó a la final europea tras una ausencia de 22 años.

Ya en el partido, MPierino Prati ha sido el último jugador en marcar tres goles en una final de Liga de Campeones. (Foto: ACMilan.com)ilan contó con varias  situaciones de gol, pero el ataque conformado por los italianos Daniele Massaro y Marco Simone no estuvo acertado esa noche. Ajax tampoco anduvo claro en su ofensiva, por lo que se debió esperar hasta los 85' para que la final tuviera una resolución. La jugada que empezó con Overmars recibiendo el balón por izquierda, se trasladó hacia el centro donde apareció el ya veterano Frank Rijkaard -que ese año se retiró como futbolista- proyectándose para dar la sorpresa. Éste se apoyó en un joven Patrick Kluivert buscando la pared, pero este último no le devolvió el balón y encaró hacia el arco de Sebastiano Rossi para anotar el único tanto del partido con una esforzada definición. Ajax ganó el trofeo, se desquitó del Milan y empezó a disfrutar internacionalmente de esa generación que quedó grabada en la historia del fútbol.

Ajax - Juventus

1972-1973

Si el anterior duelo sirvió para recordar el regreso del Ajax al primer plano futbolístico, esta vez le toca el turno al Ajax que se despidió del mismo. El club de los Países Bajos era por entonces el claro dominador del fútbol europeo, ya sin la dirección de Rinus Michels, que había sido reemplazado por el rumano Stefan Kovacs dos años antes cuando partió para dirigir al Barcelona. Aún así, el cuadro de Ámsterdam contaba con jugadores maduros como Johan Cruyff, Arie Haan, Johnny Rep, Johan Neeskens o Ruud Krol. Enfrente estaba la Juventus, que por primera vez accedía a la final de la Copa de Europa y en la que destacaban los nombres de su arquero Dino Zoff, los volantes Fabio Capello, Franco Causio, además de la dulpa de atacantes conformada por Roberto Bettega y Pietro Anastasi.

El estadio del Estrella Roja de Belgrado recibió a ambos equipos el 30 de mayo, definiéndose el partido apenas a los 4' cuando Johnny Rep se descolgó por derecha para recibir el centro del alemán Horst Blankenburg, cabeceando por sobre la humanidad de Zoff para mandar el esférico hacia el segundo palo. El resto del partido fue prácticamente de un solo lado, con Ajax atacándo de múltiples formas pero errando las claras ocasiones que generaban, mientras que los italianos apenas si inquietaban a su rival coEl gran Ajax de los noventa consiguió la cuarta 'Orejona' del club con Edwin Van der Sar en el arco. (Foto: Uefa.com)n algún tibio contragolpe. Esa fue la tercera Copa de Europa consecutiva para el Ajax -lo que le valió quedarse con el trofeo original-, que de esa manera cerró un brillante ciclo ya que para la siguiente temporada su máxima estrella, Johan Cruyff, partió rumbo a España para unirse a su mentor en el Barcelona. 

1995-1996

Pasaron más de dos décadas para que Juventus y Ajax se reencontraran en la final, ahora en la llamada Champions League, en el estadio Olímpico de Roma el 22 de mayo. A ese partido el Ajax llegaba como el vigente campeón y con el grueso de jugadores que levantaron el trofeo un año antes ante el Milan. La Juventus en cambio tenía un plantel lleno de experimentados, de los que basta citar los nombres de Ciro Ferrara, Didier Deschamps y Gianluca Vialli para tener una idea de lo duro que era. A ellos se les sumaba un joven Alessandro del Piero, que por entonces era una de las promesas ofensivas de su país.

La Vecchia Signora fue quien tomó el protagonismo de las acciones cuando a los 12' marcó el primero del partido por intermedio de Juventus obtuvo su segunda Champions al derrotar al Ajax en penales en 1996. (Foto: sports.it)Fabrizio Ravanelli, que aprovechó un blooper defensivo del Ajax entre Van der Sar y Frank de Boer para marcar ante el arco vacío y con muy poco ángulo. El defensor neerlandés pudo tener su revancha a poco de culminar el primer tiempo, cuando a los 41' cobró un tiro libre en el que el portero italiano Angelo Peruzzi dejó un rebote que fue aprovechado por el finlandés Jari Litmanen para emparejar la cuenta. Luego de ello, el marcador no se volvió a mover ni siquiera en el tiempo suplementario a pesar de las numerosas ocasiones de los penínsulares, por lo que la final se debió definir mediante los penales. Esta ronda resultó fatídica para el Ajax, que arrancó con Edgar Davids viendo como su disparo era contenido por Peruzzi, y culminó con el lateral derecho Sonny Silooy haciendo lo mismo. En cambio Juventus sí pudo acertar todos sus disparos, desatando la celebración tras el penal ejecutado por el yugoslavo Vladimir Jugović, que le dio a su club su segundo título de Champions.

Liverpool - Milan

2004-2005

El estadio Olímpico de Estambul fue escenario de una de las finales más espectaculares de los últimos tiempos, donde Milan y Liverpool regalaron un partido lleno de emociones. Los ingleses no jugaban una final desde el año 1985 cuando, en la llamada 'Tragedia de Heyzel', cayeron derrotados por 1-0 ante la Juventus. Entretanto, el cuadro rossonero volvía a esta instancia tras haberla ganado dos años antes, precisamente ante la Vecchia Signora. El camino para ambos equipos resultó muy duro, lleno de partidos parejos ante otros grandes de Europa, por lo que llegado el momento cumbre de esa Champions los dos estaban más que preparados.

El partido se prendió de emoción en tan menos de 1' de iniciado, cuando Paolo Maldini empalmó de derecha el balón tras un tiro libre. Paolo Maldini sólo anotó un gol pese a jugar ocho finales de Champions. Eso sí, su gol es el más rápido anotado en un final. (Foto: Uefa.com)Este tanto resultó ser el único que el gran capitán anotó en las 8 finales de Champions que disputó a lo largo de su carrera. Luego, a los 39' hizo su aparición el argentino Hernán Crespo para -tal como pareció en ese momento- empezar a definir el partido al aprovechar la soledad en la que quedó tras recibir un pase de Andriy Shevchenko luego de un veloz contragolpe. Y cuando ambas oncenas se aprestaban para irse a los vestuarios, una rápida salida desde la defensa culminó con un balón en profundidad hacia el delantero argentino, quien marcó su segundo tanto personal con una precisa definición sobre la salida de Jerzy Dudek. Al regresar al campo, el equipo inglés dirigido por el español Rafael Benítez no se dio por vencido a pesar de estar siendo goleados. Y esta actitud se empezó a sentir en el campo a partir de los 54' con el descuento que su capitán Steven Gerrard logró con golpe de cabeza. Lo que siguió, quedó titulado por los hinchas del Liverpool como "El milagro de Estanbúl", porque en apenas seis minutos tras el gol de Gerrard, pudieron empatar el encuentro con sucesivas anotaciones del checo Vladimír Šmicer -con remate de larga distancia- y el español Xabi Alonso -en segunda jugada tras fallar un penal- a los 56' y 60', respectivamente.

Gerrard comenzó al remontada de la recordada final de Estambúl 2005. (Foto: Uefa.com)A pesar de los seis goles, estos no fueron suficientes para definir al campeón durante el tiempo oficial, por lo que los penales se encargaron de declarar al ganador. En esta etapa del partido los jugadores italianos se encontraban con los ánimos golpeados por haber sufrido tamaña desazón en el segundo tiempo, por lo que no sorprendió mucho ver como fallaban tres penales ante los tan recordados movimientos distractivos que realizó el portero polaco Jerzy Dudek. Estos movimientos quedaron como una de las imágenes de esa final que devolvió al Liverpool a lo más alto de Europa desde la última vez que lo logró en la temporada 1983-1984.

2006-2007

Pasaron apenas dos años para que el Milan pudiera intentar sacarse la espina de la final en Estambúl en un partido que se desarrolló nuevamente en un estadio Olímpico -esta vez el de Atenas- el 23 de mayo. Los equipos habían sufrido muy pocos cambios con respecto al primer partido, al menos los técnicos eran los mismos: Rafael Benítez en Liverpool y Carlo Ancelotti en los italianos. Las variantes más llamativas se habían producido en el ataque, donde los milanistas tenían a Filippo Inzaghi como único punta, y los ingleses al neerlandés Dirk Kuyt cumpliendo la misma función. Precisamente Inzaghi, fue quien apareció a los 45' con la suerte del goleador para abrir el marcador tras rozarle el balón en el cuerpo en un tiro libre ejecutado por Andrea Pirlo.

Tras el descanso, Milan demostró que la lección había sido Liverpool alzó su quinto título de Champions en Estambúl. Dos años más tarde caería ante su mismo rival en la final de Atenas. (Foto: Uefa.com)bien aprendida, manejando las acciones con cautela y sin precipitarse en busca de aumentar el marcador. Así fue que recién a los 85' Kaká encontró el camino despejado para dejarle un gran pase a Inzaghi, acción que fue bien agradecida por el italiano con una buena definición tras dejar en el camino al arquero español José Reina. Pero Liverpool no se dio por vencido, tal como dos años antes, y a los 89' ensombreció por unos minutos el panorama rossonero cuando Dirk Kuyt concretó de cabeza el descuento tras un tiro de esquina. Tras ello Milan aguantó el resultado, que no varió hasta el pitazo final, con lo que lograron levantar su séptimo trofeo en esta competición.

Fotos:  AFP, Uefa.com, ACMilan.com, Sports.it

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy