Michel Platini fue el principal gestor para que la final de la Champions se dispute un sábado (Foto: AFP)En todo el mundo existe un consenso de felicidad por el hecho de que la final de la Champions League haya sido fijada para este sábado 22 de mayo; las razones son diversas, pero la UEFA lo aplica por motivos claramente entendibles. Para empezar, cuando se designa la fecha de la gran final (previo al arranque de la competición), es imposible predecir que equipo la disputará; si es uno de Alemania, de Italia, de Inglaterra o de la misma España, por lo que debe estar expuesto a cualquier inconveniente.

Como se sabe, las ligas europeas acabaron recién los últimos fines de semana: la inglesa y la alemana el 9 de mayo; la española, la francesa y la italiana el 16 y, como es posible que se pueda definir el título en la última jornada, esta vez se anticipó bien y le dieron a los clubes que tengan el honor de llegar hasta la instancia decisiva un descanso mayor a 72 horas. 

A su vez, otro aspecto que llevó a tomar esta determinación es que el Mundial de Sudáfrica estará a 19 días de su inicio, y el lunes 24 es la fecha para la concentración de las selecciones; ergo, se permite prolongar el periodo de actividad en el reducido grupo de jugadores que estarán presentes en el Santiago Bernabeu y que luego tomarán parte del certamen más importante del planeta. Asimismo, por temas de mercadotecnia, conviene más que el sábado sea la fecha elegida, ya que la gente no suele trabajar el mismo día ni el posterior. Además, se disputará a las 20:45, hora de Madrid, y el sábado es un día que el fútbol ya se ha apoderado por contexto. Como no puede estar ajeno a ello, la audiencia televisiva también agradece este acomodamiento de fecha.

El Santiago Bernabeu luce impecable a escasas horas de la final de la Champions League, a disputarse en un día inusitado (Foto: AP)Según el mismo Michel Platini, presidente de la UEFA, también se fomenta la presencia de mujeres y niños en el estadio. De acuerdo a la versión del ex crack galo, el hecho de programar la final para un miércoles -como siempre se ha estilado-, por lo general ha mermado la presencia de dicho público que tiene ocupaciones al día siguiente, tales como clases o trabajo. El francés, así, intenta de alguna forma potenciar la cantera de aficionados de los clubes. El fútbol, en sí, es una expresión de entretenimiento y, tal como Madrid, pese a que ningún equipo español este presente, se ha volcado entero con la cita.

Para Real Madrid, que ganará unos 8 millones de euros netos por alquilar su estadio, llevar a cabo la organización de dicha final es mucho más fácil un sábado cuando no hay tanta gente por las calles que en un día laborable. Por temas de descanso, en territorio madrilista es una costumbre trabajar los sábados hasta la 1 de la tarde; bancos y diferentes establecimientos empiezan su receso desde esa hora. Por ello, todo estará reservado para vivir una fiebre de sábado por la noche, única y exclusivamente para la disputa del nuevo dueño de la ‘Orejona’.

Fotos: AFP, AP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy