Foto: FIFA.com / ReutersEn un partido que ya tenía un ganador anticipado, el Bayern Munich quería volver a la vida y al menos saldar a favor el puntaje ante el Barça. Sin embargo, los azulgranas dejaron clara su superioridad con el 1-1 sellado por Seydou Keita y reconfirmaron el boleto a las semifinales.

 

LA FIGURA. Tratando de borrar la imagen que dejó seis días atrás, hoy Franck Ribery corrió, metió y marcó... aunque ello no alcanzó. El francés le puso muchas ganas al partido -el cual pugnó por ganar a toda costa- y empujó al Bayern en todo momento a una victoria que finalmente no pudo ser tal.

EL AUSENTE. No fue a un jugador en particular o al señor gol a quienes se les extrañó en el Allianz Arena, sino mas bien al público muniqués, que más que como un hincha se comportó como un espectador -desilusionado muy probablemente por el resultado de la ida-. El aficionado bávaro, contrariamente de lo que sugiere la foto que encabeza este artículo jamás metió la suficiente presión al rival para hacerlo sentir visitante; por el contrario, en muchos pasajes del encuentro aplaudió las finezas de los catalanes.

EL CAMOTITO. Tuvo lugar en la jugada que generó el gol azulgrana con la doble pared entre Eto’o e Iniesta -al mejor estilo de pichanguita de barrio-. Este último entregó el balón a Xavi, quien, sin opción al remate, prefirió servirlo a Keita. El malí, sin miramientos, enfiló la redonda hacia las redes de Butt para decretar el empate final.

EL SENTADO. Quien salió anunciado como inesperado titular en la nómina muniquesa para el partido en el Camp Nou hoy simplemente calentó el banco de los suplentes. El brasileño Breno tuvo que conformarse con ver el encuentro desde afuera para dejar su puesto a su verdadero dueño y capitán del equipo, su compatriota Lucio.

LOS SABORES OPUESTOS. “Vamos a jugar por el honor, al menos para ganar el partido” fueron las palabras de Jurgen Klinsmann antes del cotejo ante la realidad de una eliminatoria que estaba cuesta arriba. Sin embargo el gusto de la victoria no llegó. Por el contrario, el Barça, sin jugar un partido extraordinario, ratificó su favoritismo rumbo a Roma: el manejo de resultados favorables es un sello de cualquier once con pasta de campeón.

Foto: FIFA.com / Reuters

Comentarios (2)add
...
escrito por marco , abril 14, 2009
Keita es de Malí, país cuyo gentilicio es maliense o malí
...
escrito por DeChalaca.com , abril 16, 2009
Muy acertada precisión, Marco, gracias.

Corrección efectuada.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy