Foto: FIFA.com / AFPPerdonó y le puede costar caro. El Arsenal se mostró muy superior a la Roma y no liquidó la eliminatoria en el Emirates Stadium. La vuelta será una nueva oportunidad para los de Luciano Spalletti, que buscarán voltear el 1-0 conseguido por Van Persie desde los doce pasos.

 

LO CONCRETO. Era una de las eliminatorias con más incertidumbre. Sin embargo, el Arsenal sacó una gran ventaja en el campo, aunque ella no se tradujo en el marcado. No extrañó a su plaga de lesionados e inhabilitados (Cesc, Adebayor, Arshavin) y dominó completamente el encuentro. Solo le faltó un detalle -pequeño, chiquitito-: la efectividad fue poco digna de un equipo de Champions.

EL MEJOR. El holandés Robin van Persie fue el único que pudo superar la valla de Doni. Él mismo armó la jugada y obligó al francés Mexés a derribarlo. Pelota a la derecha, el golero brasileño a la izquierda y así entró el solitario gol del partido. Robin nunca tuvo un acompañante tan efectivo como él; ni Bendtner ni Vela pudieron llegar a ser una especie de caballeros de la noche.

EL PEOR. Simone Loria, el central derecho romano, fue el autentico fiasco del encuentro. Dos errores infantiles pudieron significar la despedida de los giallorossi de la competición. Las lesiones que han afectado a la zaga romanista han obligado la inclusión forzada del ex Cagliari. Una buena resondrona tendrá que escuchar si quiere alinear en la vuelta.

LO CURIOSO. No fueron los extraños peinados de Gallas ni de Sagna, sino la falta de observación del árbitro danés Clau Bo Larsen al inicio del segundo tiempo. Ni Gallas ni Touré parecen ser muy queridos por sus compañeros, pues al comienzo del complemento nadie notó su ausencia y se empezó el partido de modo normal. Pocos segundos después salieron del vestuario a toda prisa, y solo el marfileño recibió amarilla. Felizmente para el que escribe, pues Gallas estaba titular en su equipo de la Fantasy. Vale.

LA INTERROGANTE. Apenas 1-0 de local. Se puede decir que el resultado es muy corto, y es verdad si se ve la cantidad de ocasiones falladas por los gunners. Pero la labor de Almunia de no encajar un gol fue mucho más importante. Dándose el caso que los londinenses marquen un tanto en Roma, los italianos tendrán que marcar hasta tres tantos para clasificar. La balanza se inclina para los de Wenger, y más aún dado que De Rossi no podrá estar presente al acumular otra tarjeta amarilla. No obstante, viéndolo del otro lado, podrían verse penalizados por no haber capitalizado las opciones de las que dispusieron en este juego de ida.

Foto: FIFA.com / AFP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy