Foto: FIFA.com / AFPEl Atlético Madrid no pudo pasar del empate a cero en el Do Dragão y se quedó fuera de la Champions League. Jugando mejor, el Porto hizo el trámite y consiguió volver a colarse entre los ocho mejores de Europa. ¿Será momento de que el cuadro luso saque chapa de "tapado", como en aquella recordada gesta de hace cinco temporadas con Mourinho?

 

LA DECEPCIÓN. Este fue, sin duda alguna, el peor partido de los octavos de final de la Champions League: sin goles, muy pasivo y sin mayor espectáculo. El 'Aleti', que venía confiado tras su empate ante el Real Madrid en la Liga española, se fue como su conciudadano: eliminado, pese a aguantarle el partido al Porto, que fue el que mas atacó. Helton, quien había tenido errores groseros el partido pasado, esta vez se reivindicó y no dio chance alguna a los delanteros colchoneros.

LA MURALLA. Las defensas de ambos clubes demostraron mucha solidez. Bruno Alves, Rolando; el rumano Cristian Sapunaru y el francés Aly Cissokho anularon por completo al ‘Kun’ y compañía, tanto así que Agüero estuvo totalmente despistado, igual que Sinama-Pongolle. En el segundo tiempo tampoco valió mucho el ingreso de ‘Cachavacha’ Forlán. Por el lado del Atlético anduvieron muy recios en la zaga el español Antonio López, el checo Tomás Ujfalusi y el colombiano Perea, que no dieron tregua al ‘Licha’ López, Lucho González, Hulk y compañía.

LO RESCATABLE. Dentro del opaco juego mostrado por ambas escuadras destacó el meta Leo Franco, quien faltando 20' para el final se consagró en figura del Atlético. Primero mandó al tiro de esquina un tiro libre del portugués Meireles que se colaba en  el ángulo; al siguiente minuto, le sacó un gol claro a Lucho González que de un potente remate de cabeza la quiso mandar a guardar. Pero ahí no quedaría todo: a 9’ del final llegó la ocasión mas clara de gol, cuando Lisandro López se lo sacó de encima. Tanta fortuna tuvo Franco hoy que el remate de su compatriota dio en el palo.

LA MALA PATA. De hecho, la suerte no estuvo hoy con los delanteros de ambas escuadras. Y es que el brasileño Hulk casi hace el gol de su vida, cuando de un remate de tiro de esquina casi marca un gol olímpico que se le pudo colar a Franco por el medio; finalmente, el balón se estrelló en el travesaño.

EL SUEÑO. El Porto vive hoy su sueño más grande, ya que desde la histórica final ganada en el 2004, nunca se ha metido en cuartos de final. Por cierto, aquel año, al igual que este, el cuadro luso era el equipo más endeble a priori de los ocho clasificados. La historia es conocida: de la mano de José Mourinho logró el histórico título para los ‘dragones’ ¿Hay licencia para soñar en Portugal?

Foto: FIFA.com / AFP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy