Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPese a haber armado un plantel sumamente competitivo en materia de individualidades, lo del equipo crema en 2017 fue muy irregular. El desorden dirigencial también estuvo presente en un equipo que si bien pudo pelear los torneos cortos, tendrá que contentarse con el cuarto cupo a la Copa Libertadores.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Luis Tejada (18 goles)

- El mejor resultado: Universitario 3 - Alianza Lima 0 (Torneo de Verano, fecha 9), Universitario 3 - Comerciantes Unidos 0 (Torneo de Verano, fecha 14)

- El peor resultado: Comerciantes Unidos 3 - Universitario 0 (Torneo de Verano, fecha 7)

- Cantidad de jugadores empleados: 33

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 8

- Técnicos: 3 (Roberto Chale, fechas 1 y 2 del Torneo de Verano; José Carranza, fechas 3 a 8 del torneo de Verano; Pedro Troglio, fecha 9 del Torneo de Verano a fecha 15 del Clausura)

La pizarra

Cuando Roberto Chale y José Luis Carranza estuvieron al mando del equipo, hubo mucha variedad en el sistema de juego empleado. Universitario alineó en ocasiones con cuatro defensores y un delantero central, en otras con dos atacantes referenciales o incluso con tres defensores. Desde la llegada de Pedro Troglio, sin embargo, se utilizó un inconfundible 4-3-3, con un volante defensivo, dos mediocampistas mixtos y dos extremos que acompañaban en la delantera a un único atacante neto. Las excepciones son contadas y una de ellas fue el partido jugado ante Real Garcilaso en Cusco por el Clausura, para el que se utilizó un 5-3-1-1 con Roberto Siucho en el ataque.

En el arco, si lo de Carlos Cáceda en 2016 fue una revelación, este año resultó sin duda su consolidación. El portero de la selección peruana estuvo presente siempre que pudo y sólo le cedió su lugar a Raúl Fernández cuando se encontraba lesionado o convocado en los entrenamientos del equipo nacional. La zaga central fue, por el contrario, una zona de pruebas y rotaciones. Horacio Benincasa fue quien más jugó, y pese a que Alberto Rodríguez demostró toda su calidad cuando alineó, las lesiones y convocatorias no le permitieron consolidarse como titular. Ya en el Clausura, cuando el ‘Mudo’ se recuperó del todo, Juan Vargas, el jugador más polifuncional del equipo, lo acompañó en la defensa. Otra opción frecuentemente utilizada sobre todo por Troglio fue la de Werner Schüler, mientras que algo más relegados quedaron John Galliquio y Adán Balbín; este último casi no participó esta temporada.

Los laterales constituyeron puntos fuertes del equipo en 2017. Esto no causó sorpresa alguna, ya que se contrató a la pareja de Deportivo Municipal que había destacado el año pasado. Por un lado, Aldo Corzo fue indiscutible como titular en la derecha y su ausencia se debió también a que debía entrenar con la selección. En esos casos lo reemplazó Josué Estrada, quien sin embargo no estuvo a la altura. Por la banda izquierda el equipo crema tuvo diversas opciones, ya que por ejemplo no se utilizó mucho a Vargas ni a Edwuin Gómez en esa posición, pese a que ambos han jugado mucho tiempo allí. Jersson Vásquez fue titular y, al igual que Corzo, fue muy pocas veces reemplazado. Cuando no estuvo alinearon Joaquín Aguirre y, sobre el final del año, el propio Benincasa.

En la primera línea de volantes, Arquímedes Figuera fue, pese a haberse perdido varios duelos por suspensiones, quien más jugó y a quien más se tuvo en consideración para ocupar el puesto de volante defensivo. Quienes más participación tuvieron a su lado fueron Emmanuel Páucar y Ángel Romero, pero sobre el final fue más importante lo de Gómez en esa posición, que fue además en la que mejor rindió. Javier Núñez también acumuló buena cantidad de minutos, sobre todo si se la compara con lo poco que jugó Giordano Mendoza o las escasas ocasiones en las que Vargas alineó como volante mixto. Cuando el equipo necesitaba atacar, se sacrificaba a uno de estos y se hacía ingresar a un enganche. En esta posición estuvieron los Diegos: por un lado Guastavino, que no pudo sostener un buen nivel ni marcar mayores diferencias, y Manicero, quien afrontó una dura lesión que lo marginó casi todo el año.

En la zona de ataque, tirado hacia el lado derecho fue recurrente Alberto Quintero, quien jugó en realidad a partir de la llegada de Troglio al equipo. César Huamantica fue requerido en ocasiones, pero no pudo competir contra el rendimiento parejo del panameño. Otra opción en ese puesto fue Raúl Tito, quien se marchó a Real Garcilaso. El delantero central principal fue Luis Tejada, quien tuvo un gran año. En la primera parte de la temporada compitió por el puesto con Hernán Rengifo y Adrián Ugarriza, pero ninguno de ellos destacó y acabaron marchándose del equipo para el segundo semestre. Por izquierda se consolidó sobre el final Roberto Siucho, quien se vio beneficiado por el cambio posicional de Gómez y a partir de eso no perdió más el puesto.  

El capo / La mejor contratación: Alberto Quintero (13.93)

Quintero (Foto: prensa Universitario)El atacante panameño registró el mejor promedio del plantel y compitió por la distinción de El capo para DeChalaca con Edwuin Gómez. Contó con participación a partir de la llegada de Pedro Troglio y conforme pasaron los partidos demostró por qué es un futbolista de selección. Un despliegue notable y la capacidad para profundizar fueron las principales características del jugador que, si no sucede nada extraño, estará presente en la Copa del Mundo representando a su país.

La revelación: Javier Núñez (12.05)

Núñez (Foto: prensa Universitario)El volante mixto ya había tenido participación con Deportivo Municipal la temporada anterior, pero esta vez estuvo presente en más del doble de partidos y también de minutos. Lo de Núñez será clave la próxima temporada, ya que al haber nacido en 1997, aún sumara en la Bolsa y estará probablemente presente de manera regular.

La decepción: Daniel Chávez (11.11)

Daniel Chávez (Foto: prensa Universitario)El delantero provenía de Melgar, y si bien no había destacado en el cuadro arequipeño, su pasado en la Universidad César Vallejo era su carta de presentación. Llegó a mediados de año para cubrir las partidas de Ugarriza y de Rengifo, pero lució falto de ritmo y falló un gol ante Sporting Cristal que habría podido ser decisivo en la lucha por el Clausura.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy