Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comComo ya se haca costumbre en el conjunto de Santa Anita, los resultados que obtiene en sus partidos no concuerdan con el trámite ofrecido ni con la propuesta de juego presentada. Por ello, pese a contar con uno de los máximos artilleros del año -Succar-, estuvo comprometido con la baja durante varias fechas, aun cuando la salvación llegó con varias fechas de anticipación y sin angustia.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Alexander Succar (15 goles)

- El mejor resultado: Universidad San Martín 4 - Juan Aurich 1 (Apertura, fecha 10), Universidad San Martín 4 - Alianza Atlético 1 (Clausura, fecha 9)

- El peor resultado: Universidad San Martín 1 - Deportivo Municipal 4 (Clausura, fecha 11)

- Cantidad de jugadores empleados: 30

- Cantidad de jugadores Sub-20 utilizados: 8

- Técnico: 1 (Orlando Lavalle)

La pizarra

Nuevamente el sistema más utilizado en el elenco santo fue el 4-2-3-1 que impuso José del Solar en su etapa como DT de la San Martín y que heredó Orlando Lavalle. En algunas etapas del año, el popular 'Onur' cambió el sistema a un 4-línea-2 o a un 4-3-2-1. Lo curioso es que fue en el arco donde se dio, tal vez, la disputa más grande por un puesto: Ricardo Farro se puso los guantes en 25 ocasiones, mientras que Alejandro Duarte hizo lo propio en 20 partidos.

En la línea defensiva de cuatro hombres, el dueño de la banda derecha fue Saúl Salas. En la zaga central, Luis Enrique Álvarez y Ramiro Ríos fueron quienes mayor participación registraron; igual, con mucha frecuencia alternaron Brayan Arana -procedente de Ayacucho- y el panameño Édgar Góndola. Por la izquierda Álvaro Ampuero se mantuvo como titular en la mayoría de partidos y cedió su lugar en muy pocas ocasiones. Con estos nombres la premisa de Lavalle fue clara de segu‏ir: un buen trato de balón para lograr una salida clara con la pelota al ras del suelo, cualidad que ya se hizo una característica del cuadro albo.

Delante de los defensas se ubicaron Wilder Cartagena, capitán del equipo, y Juan Tuesta. Estos hombres tuvieron la misión quizá más sacrificada en la temporada en un equipo al que no le sobraba mucho: destruir las jugadas ofensivas rivales e iniciar las propias. Más adelantados, Jairo Vélez, Jesús Chávez y Gary Correa formaron un tridente en el que constantemente intercambiaban de posiciones buscando desorientar a los defensores rivales -Ramiro Cáseres también tuvo amplia participación como lanzador por derecha-. Con ellos, San Martín buscaba generar paredes y combinaciones para el pase final al delantero de turno o, sobre todo, ensayar diagonales para someter a los rivales. Además, los albos aprovecharon muy bien desde esta zona recursos como el disparo de larga distancia.

Arriba, como único hombre en punta quedó Alexander Succar. En un cuadro en el que la falta de gol era uno de los principales problemas, un artillero como el ex Cristal fue casi un lujo. Y aunque en principio el argentino Alexis Domínguez era su principal relevo, en la práctica este rol acabó siendo cumplido por Hideyoshi Arakaki, de bullidor desempeño y quien acabó sumando cinco goles en el año.

El capo: Alexander Succar (13.18)

Succar (Foto: prensa San Martín)Los goles anotados con el equipo santo durante la temporada pasada hacían presagiar que ratificaría una excelente temporada en el ataque albo, y vaya que lo fue. El delantero formado en Sporting Cristal pagó con crecer la confianza que le fue depositada por la dirigencia santa para renovar su cesión. Anotó 15 tantos y fue de lejos el máximo artillero de su escuadra.

La revelación: Alejandro Duarte (13.10)

Duarte (Foto: prensa Municipal)El joven portero nacido en Alemania se paró bajo los palos del arco santo en 20 oportunidades y no desatinó. Pese a empezar la temporada como suplente, con dedicación y trabajo pudo afianzarse como guardameta titular. Recibió 31 goles, lo que equivalió a un promedio de goles recibidos de 1.55, menor al logrado por Ricardo Farro (1.72). Agilidad, reflejos y buena ubicación caracterizan a un portero con futuro seleccionable.

La mejor contratación: Jairo Vélez (13.10)

Vélez (Foto: prensa San Martín)El ecuatoriano llegó procedente de Vélez Sarsfield en búsqueda de continuidad y vaya que la consiguió: fue el segundo jugador con más minutos en el año en el plantel albo. El menudo volante norteño supo afianzarse en el mediocampo de los de Santa Anita y aportó velocidad y creatividad, además de bastante cabeza fría para la distribución de balón y el disparo desde lejos.

La decepción: Alexis Domínguez (11.22)

Domínguez (Foto: prensa San Martín)Había tenido un 2016 interesante en filas albas, cuando llegó como refuerzo a mitad de año y con habilidad y capacidad de desborde demostró cosas bastante interesantes. Pero en esta temporada estuvo lejos de encontrar su mejor forma y, entre la regularidad de Succar y la emergencia de Arakaki, quedó por lo general relegado al banco y solo pudo marcar un gol en todo el año.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: prensa San Martín, prensa Municipal


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy