Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCon una propuesta efectiva por parte de Pablo Bengoechea, el cuadro íntimo obtuvo su noveno título nacional y el primero luego de una larga sequía de once años. El uruguayo se apoyó en jugadores experimentados a los cuales ya conocía de su paso por la selección.

Manolo Núñez | @Manolonf
Editor

Las cifras

- El goleador del equipo: Luis Aguiar (15 goles)

- El mejor resultado: Alianza Lima 7 - Juan Aurich 2 (Torneo de Verano, fecha 8)

- El peor resultado: Real Garcilaso 4 - Alianza Lima 1 (Clausura, fecha 1)

- Cantidad de jugadores empleados: 28

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 7

- Técnico: 1 (Pablo Bengoechea)

La táctica

La opción táctica de Alianza Lima fue clara durante la mayor parte del campeonato. Bengoechea apostó en un inicio en rotar entre un 4-2-3-1 y un 4-3-2-1, aunque se terminó inclinando por la segunda opción para el Clausura. Sin dudas, la llegada de Carlos Ascues tuvo mucho que ver con esa decisión. De hecho, la opción de jugar con dos volantes centrales derivó en uno de sus peores partidos: la goleada por 3-0 sufrida en el Monumental ante Universitario por la fecha 9.

Hubo jugadores que se ganaron el puesto con relativa rapidez. Leao Butrón fue el dueño del arco casi toda la campaña, aunque Daniel Prieto apareció para los partidos en altura. La pareja de centrales terminó siendo conformada por Miguel Araujo y Gonzalo Godoy, aunque Hansell Riojas alternó con ambos hasta antes de su partida a Argentina. En donde más variantes hubo fue en los laterales: Paolo de la Haza y Alexis Cossío terminaron perdieron la preferencia del DT uruguayo para el Clausura en favor de Luis Garro y Francisco Duclós.

En la zona media, la volante en 'V' más reconocida fue la conformada por Ascues, Rinaldo Cruzado y Luis Aguiar. Hasta antes de la llegada del '6', Luis Ramírez era la opción predilecta para ese lugar. Pero no es que 'Cachito' haya dejado de ser importante: fue la pieza de mayor acomodo para Bengoechea, quien lo colocó más adelantado por bandas, así como delantero en alguna ocasión. También vale mencionar la aparición de Aldair Fuentes, quien comenzó el año como volante ancla y lo terminó como zaguero. Quizá haya sido la mayor aparición en tienda blanquiazul en los últimos años, ralos en materia de promociones exitosas desde las divisiones menores en Matute.

Los extremos fueron en su mayoría adueñados por Germán Pacheco y Alejandro Hohberg. Lionard Pajoy también comenzó a aparecer por la banda izquierda, aunque acabó siendo casi la única opción ofensiva que tuvo el DT uruguayo durante la temporada. La llegada de Gabriel Leyes para el final del campeonato terminó mandando al colombiano a la banda. En estas posiciones hubo mucha rotación, y Kevin Quevedo fue la principal carta de variante para destrabar partidos con su fortaleza en el uno contra uno.

El capo: Leao Butrón (13.97)

Butrón (Foto: Andina)Fue un año excepcional para el veterano portero íntimo. A sus 40 años, hizo atajadas destacadas en casi todos los partidos que jugó, siendo quizá la más emblemática ante Cristal en el Apertura. Su buen rendimiento lo llevó a la selección y durante buena parte del año fue el mayor responsable de que su equipo consiguera resultados positivos. Se podría decir que ha sido la mejor campaña de su carrera.

La mejor contratación: Luis Aguiar (13.00)

Aguiar (Foto: Andina)El uruguayo mostró desde el primer partido que su calidad estaba por encima del nivel del fútbol peruano. Es verdad que se lo notó falto de competencia durante el inicio del año, pero su visión y manejo de ambos perfiles lo volvieron el líder futbolístico de Alianza Lima -además de su goleador-. Vivió cierto bajón cerca a la mitad del Clausura, pero su gen competitivo contagió en varios momentos difíciles al cuadro blanquiazul. Mención especial merece Carlos Ascues (13.40) quien solo registró 10 partidos con el equipo -llegó para el Clausura- pero anotó cuatro goles; sus tantos ante Universitario y Melgar en Matute fueron claves para los triunfos íntimos.

La revelación: Aldair Fuentes (12.66)

Fuentes (Foto: Andina)El espigado volante central fue una de las primeras apuestas de Bengoechea para la temporada. Apareció como volante central y con buenas actuaciones -y goles- se ganó el reconocimiento. Fue perdiendo peso con el crecimiento de jugadores más experimentados como Cruzado o la llegada de Ascues, pero supo reubicarse como central y terminó el campeonato jugando en esa posición.

La decepción: Lionard Pajoy (11.94)

Pajoy (Foto: Andina)Es verdad que jugadores como Paolo de la Haza (11.79) y Alexis Cossío (11.56) registraron peores promedios en el año, pero a ciencia cierta poco se esperaba de dos jugadores que venían de malas temporadas. En el caso del colombiano, existía todavía alguna esperanza de que este fuera el año en que se destaparía como goleador. Eso estuvo lejos de darse: con apenas seis goles en 35 partidos, Pajoy estuvo peleado con el arco casi toda la temporada. Afortunadamente para su equipo, otros jugadores como Pacheco, Ramírez o Aguiar asumieron el rol de anotadores.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Andina


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy