Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras una correcta temporada en Melgar, Alexander Sánchez atraviesa su segunda travesía por el exterior: arribó al Águilas Doradas de Colombia. ¿Será la recta final de su carrera la mejor etapa de 'Wally'?
{autor_jaime_escribens}

Alexander Sánchez se sumó este 2017 a la lista de futbolistas profesionales peruanos que juegan en torneos de Primera División en el exterior. Con 32 años de edad, el mediapunta intentará escribir una buena historia en el Rionegro Águilas Doradas, club de la Primera A colombiana. En 2016 mostró un justo desempeño en FBC Melgar, con el que jugó 31 partidos y anotó 2 goles, con 12.65 de promedio para DeChalaca en la campaña del subtítulo rojinegro, lo que le bastó para generar interés en tierras cafeteras.

La principal competición de fútbol en Colombia forma parte de la élite futbolística americana. En 2015, según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS), fue la decimoprimera mejor liga del mundo, por encima de torneos como el holandés, el turco, el croata o el suizo -en Sudamérica solo se ve superada en el citado ranking por la Serie A de Brasil y la Primera División de Argentina-. En dicho certamen, el 'Equipo Joven' de Antioquia, como se conoce al nuevo club de Sánchez, no clasificó el año pasado a los cuartos de final del Torneo Finalización, pero cerró una campaña a la altura de un cupo para la Copa Sudamericana 2017, en la que enfrentará en primera fase a Racing Club de Avellaneda.

Ha pasado nueve años desde que la familia Salazar Olano fundó el club. Se hicieron del cupo perteneciente al Bajo Cauca, que jugaba la Segunda División, y compitieron en la categoría de plata colombiana hasta el 2010, año en el que lograron el ascenso enrumbados por Álvaro de Jesús Gómez, recordado en el Perú por dirigir a Unión Minas. Desde su creación, y contando la de este año, los dorados tienen cuatro participaciones en la Copa Sudamericana. Su mejor participación en la detallada competición fue en 2013, cuando -con la denominación Itagüí Ditaires- llegaron hasta cuartos de final tras haber vencido en partidos de ida y vuelta de primera fase a Juan Aurich, por coincidencia en ese momento club de Alexander Sánchez.

¿Y para cuándo el arroz?

Alexander Sánchez y uno de sus primeros entrenamientos con su nuevo equipo. (Foto: prensa Rionegro Águilas Doradas) 

Sánchez aún no ha tenido minutos de manera oficial en el equipo oriundo del municipio de Itagüí. El 12 de febrero el club completó su tercer partido de la temporada y su comienzo es malo: dos empates y una derrota, por goleada 3-0 ante Atlético Nacional. 'Arrocito' figuró en el banco de suplentes en el último encuentro; sin embargo, el entrenador Néstor Otero no se animó por darle rodaje.

Tanto como volante o delantero, el peruano tiene competencia para considerar. En la primera posición destaca la presencia de Luis Mosquera (27 años), quien afronta su segunda temporada en el club y ha sido titular en todos los encuentros desde el inicio de la temporada. También figura Juan Ortiz (29): militante del Dallas FC estadounidense en 2016, es pieza clave para Otero.

En el ataque, los principales obstáculos de Sánchez se llaman Luis Páez  y John Varela. En el caso del primero, 21 goles en la temporada pasada con el club hacen casi imposible su salida del equipo titular. Y en el caso de Varela, a pesar de haber tenido una muy discreta temporada 2016 con Deportivo Pasto (apenas 7 partidos jugados en todo el año, sin goles) ha sabido compenetrarse en el equipo, con presencia en las tres presentaciones del equipo. El paraguayo Roque Caballero también se asoma como una complicación en las oportunidades de Sánchez: dos partidos completos reflejan la confianza que se le tiene.

El equipo de Alexander Sánchez no ha tenido un buen inicio de temporada. (Foto: prensa Rionegro Águilas) 

Si algo se debe sacar a flote eso es que hasta hoy Águilas Doradas no ha convertido gol alguno. En tres fechas, dicha estadística refleja un mal primer paso en la ofensiva del club. Ante esta situación, Sánchez –en su condición de extranjero- debería presentarse como una parcial solución o, al menos, como una alternativa de consideración. Hasta hoy dichos casos hipotéticos no se han dado y el peruano sigue a la espera de una oportunidad. No es un secreto que el traspaso fue sorpresivo para propios y extraños, ya que la Primera División colombiana tiene alto nivel; Águilas Doradas también y las divisiones en tierras cafeteras suelen emanar buenos jugadores. Fuera de toda suposición y estadística, 'Arrocito' requerirá algo más que suerte para cocinar del mejor modo posible este periplo.

Fotos: prensa Rionegro Águilas Doradas, Juan Cardona


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy