Foto: rpp.com.peEl fútbol femenino peruano -literalmente- no existe. ¿Existirá este 2009?. Las predicciones, para continuar la historia varonil, tal vez no sean tan optimistas.

 

No es netamente cuestión masculina nuestra vivencia de los mundiales por TV. No es un secreto que hace mucho el trabajo en el fútbol de menores en el Perú es una quimera, aunque el reconocido trabajo que iniciara la era exitosa de J.J. Oré y los ‘Jotitas’ pueda ocultar la tierra debajo del sillón.

Ni imaginar entonces lo que son las divisiones formativas en lo que a fútbol femenino se refiere. Más empirismo que preparación es una constante en gran parte del universo de jugadoras. Solamente el coraje y las ganas, como el caso de Lorena Bosmans, una de las mejores futbolistas peruanas de la corta historia de este deporte en la rama femenina, han sido argumentos que han superado a la preparación adecuada y a la planificación de los equipos nacionales. 
 
Campeonatos de bajo nivel, solo en Lima, y la sorprendente casi nula presencia de clubes de Primera División del fútbol nuestro son motivos suficientes para la poca difusión de la actividad. Ello se ve reflejado al momento de los Sudamericanos. Perú es desplazado casi siempre del pase a segunda fase y solamente se da abasto para superar a escuadras como la boliviana. ¿No se le hace familiar?
 
Sin embargo, las noticias no fueron totalmente negativas el año que acabó. La tacneña Fiorella Mendoza fichó en marzo por el cuadro español Euromat Unió Esportiva L’Estartit, de la Superliga española, aunque meses después se le perdió el rastro. En cambio, en agosto, la experimentada capitana de la selección, Adriana Dávila, fichó por el Orlandia 97 de la Serie B italiana. La delantera ha tenido una destacada participación en el cuadro que marcha cuarto en la tabla y está cerca del ascenso.
  
El último ránking de la FIFA no considera a la selección peruana, dada su inactividad internacional. Bueno, tampoco a Colombia, Chile, Venezuela y Bolivia, pero eso no es un consuelo. Son los mismos combinados que nunca van a Mundial alguno, pero que increíblemente nos ganan. 
 
“Nosotras las peruanas no tenemos nada que envidiar a las italianas. Estoy convencida que con un trabajo organizado y serio, seriamos muy competentes ya que tenemos mucha técnica y trabajo táctico, pero solo falta compromiso de todos: jugadoras, dirigentes, empresa privada y periodistas. Todos haríamos que el fútbol femenino crezca y deje de ser un deporte en decadencia”, dijo Adriana Dávila hace poco, como resistiéndose a la muerte del fútbol femenino.

En 2009 se disputará el Sudamericano Sub-17 en la ciudad chilena de Iquique. En la anterior edición del torneo, disputado también en Chile, quedamos al margen apenas en la fase de grupos al quedar terceros, con 6 puntos, en el grupo B. Los clasificados fueron los más fuertes, Brasil y Paraguay, y apenas pudimos superar a Uruguay y Venezuela. Sin embargo, la empresa tampoco es imposible, y esta selección cuenta con un factor que en nuestro país es curiosamente favorable: la indiferencia. Así, el equipo de Lisandro Barbarán tiene aún algunos meses hasta el inicio del torneo en abril.

Más allá de ello, el fútbol femenino podría tener como una salida efectiva el interés de los clubes del fútbol profesional. Que a sus divisiones de menores habituales -bueno, no tan habituales en algunos casos- se le sumen los equipos femeninos. Casos como el de los poderosos clubes europeos respaldan esta hipótesis. Este deporte necesita un respaldo mayor al del entusiasmo. Aunque en nuestro país, ello no sea más que un sueño.

Sin embargo, una solución aún es viable. Las hoy jugadoras y ex jugadoras del seleccionado pondrán fin a sus carreras en un tiempo no muy prolongado. Ellas son las más indicadas, por sus antecedentes, para manejar, administrar y gerenciar las selecciones, los clubes y el fútbol femenino en general en nuestro país. Por ser un deporte relativamente nuevo, nombres como los de Lorena Bosmans, Adriana Dávila u Olenka Salinas, se hacen necesarios para ocupar cargos dirigenciales más que deportivos.

Foto: rpp.com.pe

comments powered by Disqus